Te vas ángel mío

Daniel RodríguezDANIEL RODRÍGUEZ / Casa de cartas / San Luis Potosí, S.L.P.

Conforme se acerca el 2015, en San Luis se van calentando los ánimos políticos, empiezan las jugadas y las estrategias, alguno comprenden que sus bonos no alcanzan para llegar a sus pretensiones, otros no lo quieren ver y se aferran, sin embargo cada vez mas hay una mayor definición en los tomadores de decisión.

Tal es el caso del PRI, que por medio del CEN hizo un cambio en la dirigencia estatal del partido, dejando fuera a Ángel Castillo que se había desempeñado como presidente del partido y, también hubo cambio, en la secretaría general que estaba a cargo de Rosa María Huerta; ambos personajes corresponden al priismo que se tiene buena, o por lo menos regular, relación con el gobernador del estado.

El gobernador no es completamente bien visto por la cúpula priista, recuérdese que no apoyó del todo la campaña de Peña Nieto, eso hace que no sea alguien en quien puedan confiar. Recordemos el desdén que Toranzo hizo a la Presidencia en la ceremonia de presentación de la pomposamente llamada Gendarmería Nacional.

El no tener un primer priista confiable, el ser un estado en foco rojos y atender intereses diferentes a los del partido se deben de tomar medidas extremas para retomar el cause; cambios drásticos y reforzar grupos que ya se creían casi extintos.

Para entender los hechos, es necesario hacer un breve recuento, el gobernador del estado, por una suerte de malas declaraciones obliga a Fernando Pérez Espinosa (mejor conocido como “calolo”)  a renunciar a la presidencia del PRI en el estado, acto seguido se impone a Ángel Castillo.

Se impugna la designación de Castillo pero se resuelve a favor de Palacio de Gobierno; al finalizar el tiempo de Ángel Castillo se hace una prorroga del encargo que realiza, pero antes de que termine el plazo, tanto Castillo como Rosa María Huerta presentan ante el CEN las renuncias a sus cargos dentro del partido político.

Las renuncias son aceptadas de manera inmediata y, con la misma prontitud se designa a un nuevo presidente de partido, el jonguitudista Joel Ramírez, que va de la mano con la diputada federal Rebeca Terán, la nueva secretaria general del PRI.

También se prevé el cambio del delegado del CEN en San Luis Potosí, para lo cual, se alista el nombramiento del exgobernador de Veracruz Fidel Herrera Beltrán; ¿pero qué tiene de especial Herrera Beltrán?; para empezar dentro del priismo es una de las figuras emblemáticas, políticamente hablando puede estar a la par de Manlio Fabio Beltrones.

Como delegado para San Luis Potosí, es similar a la infantería pesada del PRI, en el 2010 el entonces gobernador Peña Nieto declaró que Fidel era su mejor amigo; por lo tanto, dando seguimiento a una política de Estado, y teniendo focos rojos en San Luis Potosí, lo mas racional es encomendar a alguien de la confianza del presidente para reparar el daño que se ha causado por falta de una política local.

La nueva dirigencia priista en el estado viene con la fuerza de la federación, con la encomienda no sólo de recomponer la política local, sino de fortalecer al partido para elegir a un candidato que cumpla con los requisitos indispensables para ganar y mantener al PRI en el palacio de gobierno.

Con los recientes cambios, se deja de lado y fuera de toda decisión a Toranzo y sus operadores; por lo cual se pueden descartar varios candidatos. Esto impulsa los intereses de la federación para San Luis Potosí; donde se prepara el terreno para que Peña Nieto sume un triunfo más, por lo cual, se deben de preparar para hacer un buen papel los pilotos y policías, quizá el estado vaya a volar o tal vez llegue con sirenas y torretas.

Full de tres ases y dos reyes.

Twitter: @LDanielRV

http://www.rocagestioncomunicativa.com

Si desea suscribirse a nuestro canal de Telegram, sólo de click aquí!

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.