Desborda Lila Downs sentimientos y pasiones en homenaje a Villahermosa (Galería)

290614 Lila Downs en Concierto de Clausura (146)Una ofrenda de música y tradición, “por los pecados de nuestra vida” y en homenaje al “450 Aniversario de la Fundación de Villahermosa ¡Nuestra identidad!”, fue el que protagonizó la cantante internacional Lila Downs, ante un auditorio de más de seis mil personas reunidas en la Plaza de la Revolución.

“Con orgullo y mucho corazón vengo a cantarle a Tabasco, hermosa tierra de ancestros”, dijo emocionada la artista quien consideró un regalo del pueblo choco la invitación a presentar aquí parte de su tour “Pecados y milagros”, para enseguida hacer vibrar al auditorio con su voz, desbordando pasiones y sentimientos con su peculiar estilo interpretativo.

Este magno concierto de Lila Downs, inició con el tema “Mezcalito”, para dar paso a canciones como “Tu cárcel”, “La iguana”, “El tren del cielo” (dedicada a los migrantes que pasan por nuestro país y a los mexicanos que van a Estados Unidos), y “La Martiniana”, poema zapoteco de Andrés Henestrosa dedicado a Carlos Pellicer, según explicó durante la interpretación de este tan variado repertorio.

“Que viva Villahermosa”

Además de dialogar con el público a través de su música, la internacional oaxaqueña oriunda del municipio de Tlaxiaco se dio tiempo para charlar con los asistentes, para expresar un emocionado “Que viva Villahermosa”, y para comentar su pasión no sólo por nuestra cultura mexicana, sino también por las raíces africanas, indígenas y españolas, “que debemos celebrar con orgullo y amor”.

En la presentación de “la Downs”, como se le conoce en el mundo, hubo momentos de voluptuosidad, añoranza, romanticismo y alegría entre el público, que se deleitó con canciones como “La Madrugada”, “Fallaste corazón”, “Patria Madrina”, “Cruz de olvido”, “Piensa en mí”, “Vámonos”, “Cucurrucucú paloma”, “Son de difuntos” (pieza de su próximo disco) y hasta un fragmento de “Vamos a Tabasco” interpretado con sax, acordeón y trompeta.

Después de casi dos horas de concierto, y ante el demandante auditorio que le ovacionó de pie y le pedía “otra, otra, otra”, Lila Downs les hizo desbordar de euforia y sentimiento al cantar “La llorona”, acompañado de todos sus admiradores presentes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.