Impunidad, corrupción, proteccionismo, tráfico de influencias, abulia, tortuguismo y un “exacerbado machismo”…la constante en SLP

L Gabriel Gayosso BermanPor L. Gabriel Gayosso Berman / La Cicuta / San Luis Potosí, S.L.P.

Un hombre sin ética es una bestia salvaje soltada a este mundo. Albert Camus (1913-1960) Escritor francés.

Con gran preocupación vemos, leemos y nos enteramos de algunos acontecimientos que cimbran estrepitosamente las estructuras de las instituciones que deberían ser ejemplo de honradez, moral, transparencia y ética social.

Los medios electrónicos de comunicación, así como las nuevas tecnológicas, entre las que se destacan las redes sociales, permiten que en cuestión de segundos se propague un hecho o acontecimiento a todo el mundo, y en casi todos los casos, se considere como cierto, verdadero y objetivo.

En los recientes escándalos mediáticos que hemos visto y oído se encuentra una red de trata de personas con fines de prostitución desde la dirigencia local del PRI en el D.F., a cargo de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, denunciado públicamente por la reconocida periodista María del Carmen Aristegui Flores; la destitución de Ricardo Antonio La Volpe como director técnico del popular equipo mexicano de futbol Guadalajara, acusado de abuso sexual en contra de una empleada del equipo.

En el ámbito local contabilizamos la violación y asesinato de una joven estudiante por parte del sacerdote José Carlos Contreras Rodríguez, en el Colegio Salesiano “Carlos Gómez”, quien fue encontrado culpable por el juez penal y otorgada su libertad por una determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por supuestos errores procesales, sin determinar su inocencia.

El homicidio de una joven estudiante, edecán de un conocido antro, a quien en las primeras pesquisas se determinó una agresión sexual, señalándose como agresor y victimario a su jefe y dueño del negocio Pedro Jorge Vasilakos Reyes, individuo que hacia ostentación de su amistad con uno de los hijos de los médicos Fernando Toranzo y María Luisa Ramos, y a quien la Procuraduría General de Justicia del Estado a cargo del gris y opaco abogado Miguel Ángel García Covarrubias exonera bajo el argumento que la agresión la realizo una puerta de cristal.

La acusación penal por el ilícito de estupro cometido en contra de una joven de 14 años, por el párroco Noé Trujillo, de la Iglesia de Nuestra Señora de la Soledad, del municipio de Soledad de Graciano Sánchez, quien, plenamente identificado, se encuentra prófugo de la justicia, pese al llamado del Arzobispo Jesús Carlos Cabrera Romero, de que se entregue a la autoridades ministeriales para responder por su antisocial conducta.

El caso del apoderado legal de la Arquidiócesis potosina, el Presbítero Eduardo Córdova Bautista, quien ha sido señalado, y ahora demandado, por el abuso sexual de jóvenes varones, quien durante varios lustros estuvo cometiendo estos delitos al amparo de la jerarquía eclesiástica y de las altas esferas del poder gubernamental local, y ahora se encuentra prófugo de la justicia, con o sin el amparo de la propia iglesia y/o de las autoridades gubernamentales.

Y ya que hablamos del gobierno del estado, está el caso del cuñado del Secretario de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras Publica Juan Gerardo Ferrétiz González; Martin Gatica Izaguirre, quien funge como Director en esa dependencia y además delegado del Sindicato mayoritario burócrata, el SUTSGE; acusado de abuso sexual en contra de una compañera de trabajo y subalterna, quien desde el pasado 22 de mayo tiene orden de aprehensión ordena por el Juez Quinto del ramo penal de esta capital; consecuentemente se encuentra en calidad de prófugo

Y esta canija epidemia llegó también a las organizaciones no gubernamentales, como es el caso de la demanda en contra de Ramón Ortiz García, presidente del Comité para la Prevención y Seguimiento de los Feminicidios en San Luis Potosí, organismo instalado en diciembre pasado por parte de la Comisión de Derechos Humanos, Equidad y Género del Congreso del Estado, y quien durante varios años fungió como Presidente de la agrupación “Enfoque de Igualdad”, A.C., organismo que lucha por los derechos de las mujeres y de las nuevas expresiones de preferencia sexual; agresión cometida en contra de una compañera de trabajo, quien valientemente denunció a su agresor ante la Sub Procuraduría Especializada para la Atención de Delitos Sexuales, Contra la Familia y Derechos Humanos, de la Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí, y cuya averiguación previa, aún se encuentra en periodo de investigación pese al tiempo transcurrido.

Desgraciadamente en todos estos casos, y en muchos otros más, la impunidad, la corrupción, el proteccionismo, el tráfico de influencias, la abulia, el tortuguismo y un “exacerbado machismo” ha sido la constante principal.

Si bien en este último caso, la víctima cuenta con el apoyo de varias organizaciones no gubernamentales miembros de este Comité para la prevención y seguimiento de los homicidios de las mujeres potosinas, la Presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos que ostenta el Jorge Vega Arroyo, le hace “el feíto” al caso, en tanto la exigencia de justicia es presentada por Abrir tus ojos, A. C., Alas para Ti, A .C., Otra oportunidad, A. C., Inclusión, Género y Ciudadanía, A. C., Santa María de Lourdes, A. C., Mujeres Emprendedoras, A. C., Nueva Luna, A. C., Renace A. C., OPPDSI, (Organización Prodefensa de Perseguidos, Procesados y Sentenciados Injustamente A. C.) , sin que al momento se tenga la certeza que se aplica la ley y los procesos avancen.

Notamos una gran influencia de parte del sector masculino en contra de las víctimas agredidas, pero en otros casos, particularmente del quehacer gubernamental, conocemos la influencia de ciertas mujeres, que, a pesar de no tener una determinada responsabilidad para la toma de decisiones, lo hacen o influyen de sobre manera, ya como esposas, que cogobiernan con sus maridos electos por el voto popular; como amantes que opinan de los asuntos públicos, o solo como cómplices de las trapacerías de sus jefes, amigos y cercanos.

Así el caso de la Presidenta del Sistema DIF en el Estado, la Dra. María Luisa Ramos Segura, que es de todos conocido, toma las decisiones importantes e influye en el Gobierno del Estado, cuando el electo para gobernar fue su marido; o el caso de un ex Secretario General de Gobierno, cuya secretaria, de finas facciones, exuberante cuerpo y rancio apellido, opinaba y decidía en la política interior de la entidad.

Y qué decir de aquellas mujeres que, porque su marido, concubino o amante es el titular de tal o cual dependencia, ordenan, mandan y determinan sobre los empleados, los recursos, las acciones, el presupuesto y las obras a realizar por la institución, impulsan a sus familiares y amigos e incluso viajan a otras ciudades y entidades con cargo a los viáticos de la oficina.

En otros casos disponen de vehículos, personal de custodia y protección, como choferes, guaruras, empleadas domésticas, para pasear los perros, llevar y recoger al os hijos o simple y sencillamente para acudir al supermercado, como ocurrió con un ex Director de Seguridad Pública.

Destacamos que el imperativo ingrediente en todo esto es el sexo, en sus torcidas y amplias manifestaciones, quebrantando el tejido social y agrediendo la legislación vigente.

Caso aparte merece el de la ex alcaldesa priísta capitalina Victoria Amparo Labastida Aguirre, cuyo marido, Carlos Valdez, no solo cogobernó, sino que creo los más jugosos y torcidos negocios a la sombra del gobierno de su mujer y sus allegados, lógicamente sin ninguna responsabilidad administrativa, política o penal.

En concreto, nos admiramos de la gran trascendencia que tiene una actividad reservada  a la intimidad de la alcoba en el poder público, como influye de manera decidida la actividad sexual en las decisiones del quehacer administrativo y ahora, en la vida espiritual de los católicos.

Otro común denominador en los casos señalados es la notoria impunidad y corrupción para castigar a los agresores sexuales, quienes, amén del daño físico y moral, causan un agravio psicológico de difícil tratamiento y superación.

Tal parece que la autoridad ministerial, no sabe, conoce o pretende reconocer esta clase de delitos, que le causan prurito el investigar y proceder contra los victimarios, no conocemos si por abulia, incapacidad, ineficiencia o influyentismo, corrupción e impunidad, por tratarse de quien se trata.

Algo tan sublime y hermoso como la relación sexual, cuya finalidad es la perpetuación de la especie humana, el clímax de un sentimiento que abona en nuestras mentes y corazones, la prueba de la existencia de un ser supremo y benevolente, no puede ni deber ser manchada y tomada como una manera de manipulación, impunidad, demostración de poder y fuerza, de odio y misoginia, de impunidad y corrupción.

Usted, que lee estas líneas, ¿Qué opina?

Comentarios: Inicia la obra de la Avenida Muñoz, en la capital potosina, pese a las protestas de los vecinos y algunos comerciantes. Con acuerdo y arreglos se logró destrabar el conflicto. Ojala los inconformes no se arrepientan en los meses venideros. Al tiempo.

Comentario 2: A pesar del silencio de las autoridades, los comentarios de constantes hechos de inseguridad en la capital potosina se dan como ciertos. Esperemos que no se tenga que nombrar un Comisionado como en Michoacán o Tamaulipas. No le agradaría ni al médico gobernante, ni al maestro secretario o el ex miliar venido a policía, mucho menos a los potosinos, particularmente a los futuros candidatos.

2 Comments

  1. Muy bien el articulo mi Licenciado, hasta parece que vivimos en el mismo estado, con la diferencia que aquí es alcohol y allá es sexo, ni hablar es donde nos toco vivir, pero esto se compone porque se compone, saludos y un abrazo afectuoso.

  2. Siempre me encanta leerle, ud, gran escritor, yo no, pero compartimos las ideas como si las hubiésemos platicado. Exclente como siempre Licenciado. ¡Bien por Ud,!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.