Hoy, testimonios de dos víctimas

san juana martinez en la uaslp

  • < “A veces un arzobispo manda más que un gobernador”, sostiene.
  • < Pocas posibilidades de que se castigue a Córdova: Sanjuana.

La posibilidad de que el padre Eduardo Córdova Bautista pague por los delitos cometidos en contra de al menos un centenar de infantes son pocas, debido a la complicidad que la Arquidiócesis potosina y el gobierno estatal han manifestado con sus acciones, pues ante la negativa del arzobispado de entregar información sobre la investigación que se sigue al sacerdote, la PGJE debió realizar ya un cateo hasta dar con los documentos y con el padre, lamentó la periodista Sanjuana Martínez.

En conferencia impartida en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la UASLP la reportera para La Jornada reveló que el caso de este cura potosino no es único y lamentó que el patrón de acción tanto en la procuración de justicia como de protección al delincuente se repita en cada uno de ellos, pues para hacer pagar a estos “depredadores sexuales” ha sido necesaria la movilización de la sociedad y de las víctimas que luego de tomar conciencia deciden actuar y defender sus derechos.

Y no sólo es la protección del gobierno y la Iglesia, sino que además existe protección y encubrimiento de sus delitos por parte del Partido Revolucionario Institucional a quien debe el ascenso en su carrera delictiva. “El PRI ha jugado un papel importantísimo en la protección y encubrimiento de sus delitos”, sostuvo.

La también investigadora mencionó que la historia de encubrimiento de casos de abuso sexual por parte de clérigos inició desde 1962 cuando se emite un protocolo de actuación, en donde se establece que estos casos no deben ser dados a conocer para protección de la Iglesia, sin embargo, al ocultar esta información y cambiar de sede a los delincuentes el problema sólo se hizo más grande, hasta llegar a este punto en que está cerca de estallar en las manos de la Iglesia católica a nivel mundial.

Esta protección han generado referentes en diversos países como Alemania, Estados Unidos, Irlanda, Brasil, Australia y México. En algunos se ha obtenido justicia, pero confesó que el Vaticano sigue sin reconocer la culpabilidad de los sacerdotes pues esto servirá como referente para que las víctimas alrededor del mundo sean indemnizadas, pudiendo esto llevar a la quiebra a la Iglesia.

Sanjuana Martínez explica que al ser destapados casos de abuso sexual por parte de las víctimas hay una reacción común en todas las procuradurías estatales, que exigen que los documentos de investigación sean entregados, sin embargo, en la actualidad muy pocos sacerdotes acusados se encuentran en la cárcel.

< El caso potosino.

“Qué está esperando la Procuraduría de Justicia de San Luis Potosí, el gobernador para actuar, ¿qué haya más niños violados?; porque el señor no se va a parar. Lo tiene que parar la sociedad, el gobierno, la justicia, la justicia civil, porque… no hay justicia religiosa primero negando los hechos y luego diciendo que lo exculparon desde 2008”, cuestionó Sanjuana Martínez al respecto de las acusaciones contra el padre Córdova.

“El deber de un arzobispado es proteger a los miembros más pequeños del rebaño católico, que son los niños, los menores, los jóvenes y el arzobispado de San Luis Potosí no ha cumplido con ese deber, entonces qué piensa hacer ahora”, debatió.

Dijo que en cuanto a delitos sexuales las leyes son muy claras y en este momento la procuraduría ya debió hacer un cateo en el arzobispado, “es todo un juego de complicidades que demuestra que en este momento no hay acción de la justicia para las víctimas de pederastia”.

Doble moral de los padres pederastas

La reacción de Iglesia católica ante los casos de pederastia que se han presentado en el mundo es una muestra de la doble moral con la que trabaja, pues demoniza la homosexualidad al confundirla con pedofilia, cuando en realidad hay una gran diferencia entre la preferencia sexual y la desviación sexual.

Del mismo modo advierte que no es congruente que una institución se oponga al aborto argumentando protección a la vida de los infantes cuando sus mismos miembros violentan y destruyen la vida de este sector de la población.

“Dónde está la protección a la infancia…”

Juego de poderes

Todo esto es parte de un juego de poderes, que genera la especialización de depredadores sexuales que actúan primero en escuelas católicas y ante la protección de las cúpulas del poder que son quienes llevan a sus hijos a estas instituciones hay un silencio y protección por parte de la feligresía que también es cercana a los círculos de poder. “Ustedes saben que un cardenal a veces manda más que un presidente y que a veces un arzobispo manda más que un gobernador”, declaró.

La Iglesia hace uso además de su poder económico para pagar los mejores abogados y la utilización de los fieles para amedrentar a quienes se deciden a declarar, como al parecer es el caso potosino.

México cuenta con numerosos casos de sacerdotes pederastas que no fueron procesados u obtuvieron su libertad, “por eso no funciona el sistema, porque la venda en los ojos no se los permite”, pues se cree que el 30 por ciento del universo clerical son abusadores, sin embargo sólo una mínima parte de ellos se encuentran pagando por sus delitos.

Finalmente, la también activista hizo un llamado a la sociedad a llevar a cabo acciones para que se haga justicia, al interponer denuncias y dar seguimiento a las mismas, pues mantenerse de brazos cruzados también nos lleva a ser cómplices de estos delitos.

“De comprobarse que es culpable debe haber un castigo ejemplar”.

Diputados locales exigen aclarar el caso del sacerdote Córdova Bautista.

Diputados locales coincidieron en que se debe investigar a fondo por parte de las autoridades correspondientes el caso del sacerdote Eduardo Córdova Bautista, quien es acusado de abuso sexual contra cientos de niños. Los legisladores pidieron que se hagan los procesos de averiguación correspondientes y, si se comprueba que es culpable, que sea castigado conforme a la ley, pues nadie puede escapar de rendir cuentas si comete algún delito, y más si es en contra de la niñez.

El diputado del Partido de la Revolución Democrática Francisco Martínez Ibarra señaló que este tema le corresponde tanto a la Iglesia como a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE): “yo creo que si es con tanto tiempo el propio Arzobispado debió haber tenido información al respecto. Vamos a dejarlo en manos de ellos; pasó mucho tiempo, hay mucho de fondo. Desde mi punto de vista, serán ellos quienes resuelvan el caso; es una responsabilidad de la procuraduría, es una responsabilidad de quien debe denunciar y es una responsabilidad del propio clero”, expresó.

Por su parte, Jorge Vera Noyola, del Partido Conciencia Popular, indicó que en este caso hay dos procedimientos: por un lado, una persona que ha sido afectada por la comisión de un delito debe, en todo caso, comparecer ante la procuraduría a presentar su denuncia; no sólo en este caso, sino en todos los que se presenten. Otra parte es el procedimiento que se está llevando al interior de la Arquidiócesis, pero consideró que eso es solamente para el quehacer internó de la Iglesia: “que quede perfectamente establecido, si hay responsabilidad, que se investigue a fondo, si la hay, que se actué en consecuencia, y si no que se clarifique. Debe quedar perfectamente claro qué es lo que pasó, esto independientemente de quien cometa el delito”, dijo.

El diputado Alfonso Díaz de León Guillén comentó que es “incomprensible” que una persona a la que se le depositó la confianza para acceder a los niños y llevarlos por el camino del bien los pueda perjudicar para el resto de su vida. Asimismo, pidió a la Iglesia dar la información correspondiente, “ya que no es un juego el abuso de niños”, por lo que instó a la Arquidiócesis a colaborar en el caso de manera que todo se clarifique. Es algo que tiene que ser castigado y perseguido hasta las últimas consecuencias, y de comprobarse que es culpable debe haber un castigo ejemplar”, sentenció.

Finalmente, Eduardo Chávez Aguilar, miembro del Partido Revolucionario Institucional, mencionó que no tiene los elementos para decir si el padre es culpable o no, pues sólo cuenta con la información que ha salido en los medios. “Yo lo conocí; una persona seria, responsable, era la idea que nosotros teníamos, sin embargo, si hay alguna responsabilidad y si hay algo que sancionar, que se sancione; digo, no debe haber impunidad para nadie. Lo que se comenta respecto a él es algo que nos preocupa como sociedad, por ello, si hay elementos para que se proceda en su contra, adelante”, finalizó.

Ante todo lo que se ha venido manejando, la versión de la Iglesia sobre sus investigaciones internas mucho antes de que este tema saliera a la luz pública y la petición de la PGJE para que se denuncien los casos, se anunció para este miércoles al mediodía una rueda de prensa por parte de Luis Nava Calvillo, de Iniciativa Ciudadana; el ex sacerdote y activista Alberto Athié, y la periodista Sanjuana Martínez, además de dos presuntas víctimas de los abusos del sacerdote Córdova Bautista. Con información de La Jornada San Luis.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.