La lección de la elección

Enrique Galindo Ceballos, recibió el pasado 12 de junio su constancia de mayoría que lo acredita como el Presidente Municipal electo de la capital potosina, 143 mil 630 ciudadanos depositaron su voto y confianza en el proyecto de gobierno que él encabeza. Leonel Serrato, su contrincante mas cercano obtuvo 110,870 votos, la diferencia entre el primer y segundo lugar es de 32,760 votos (el 10%), sin duda un triunfo contundente, un triunfo que fue posible gracias al trabajo en equipo.

Pero, ¿por qué a pesar de la victoria, el ánimo en el priismo no es triunfalista? Está de más decir que el haber perdido la gubernatura es el principal motivo. Otra explicación es que la victoria de Galindo fue posible gracias a los 90 mil 810 votos del PAN, mientras que el PRI solo aporto 40 mil 633, el PRD 7 mil 572 y Conciencia Popular 4 mil 615. Es cierto que la naturaleza de la coalición es justo esa y el objetivo era ganar sumando lo que aportaran todos los integrantes de la coalición, pero el detalle está en que el PRI quedó muy por debajo de las estimaciones que se tenían, dejándolo muy mermado y disminuido territorialmente de cara al 2024.

El próximo alcalde ha dicho en recientes entrevistas que el suyo no será un gobierno de cuotas y cuates, que será un proyecto de gobierno incluyente, donde los mejores perfiles tendrán cabida independientemente de su extracción partidista. En términos de gobierno está bien su discurso y postura, más por que el ayuntamiento necesitará del talento de todas y todos los potosinos, para hacer frente a los retos y desafíos que tiene nuestro municipio.

Pero, ¿que pasará con el Partido Revolucionario Institucional? Enrique Galindo además de la responsabilidad que le fue conferida en las urnas para ser Presidente Municipal pasará a ser también el “primer priista” de la entidad, con su liderazgo tendrá que “levantar”, reconstruir y trazar el rumbo del partido. El reto no es menor, tendrá que aguantar los embates de la oposición y tener posturas, pero sobre todo, actos de mucha firmeza y convicción, además de lidiar con las presiones y negociaciones nacionales y locales de los partidos integrantes de su coalición con miras al 2024. Lo que nos lleva a preguntarnos entonces ¿Enrique Galindo asumirá o no el liderazgo del PRI?

Porque hay que recordar que en política los vacíos de poder se llenan y ni las derrotas ni las victorias son para siempre y bajo este principio, los vencidos y los triunfadores en los comicios electorales del pasado 6 de junio tendrán que hacer una profunda reflexión del saldo y desempeño que tuvieron. Los primeros con la intención de ser competitivos y tratar de recuperar espacios, y los segundos con la intención de mantener o incrementar su mayoría y presencia territorial en la entidad.

En las cúpulas y dirigencias partidistas – locales y nacionales – el ejercicio debe ser el mismo, y más de uno debería estar presentando su renuncia al cargo, sino por decencia y dignidad si por los pobres y malos resultados obtenidos.

Dentro del proceso de análisis y reflexión, al interior de los partidos derrotados, en específico de los integrantes de la Coalición Sí por San Luis, las principales tareas serán: 1) Asumir con responsabilidad las consecuencias de lo excluyentes que fueron, de sus traiciones, su soberbia, su incapacidad y sobre todo, del proceso de selección de candidatos a los diferentes cargos, algunos que no estaban al nivel de la competencia y otros impresentables acusados de corrupción.

2)  Saber leer e interpretar el voto del electorado – voto diferenciado – es decir, ver sección por sección si los priistas votaron por las y los candidatos panistas y viceversa. Esto puede definir la continuidad o no de la alianza opositora y

3) Llevar un profundo y sincero proceso de conciliación con todos los “caídos” y los que fueron “mal tratados” durante el proceso y a partir de ahí reconstruir y cimentar las bases rumbo a la elección intermedia del gobernador en San Luis y la presidencial en 2024. Deben hacerlo sin miedo y sin simulación, para saber cuántos y quiénes son.

Y ojalá todos – ganadores y perdedores – aprendan la lección de la elección.

@15HugoGuerrero

HUGO GUERRERO / Matices / San Luis Potosí, S.L.P. / Junio 21 de 2021.