Los candidatos locales llegaron a salvar el barco

Legalmente las campañas iniciaron desde el cinco de marzo, pero no fue hasta después del cuatro de abril que prendieron con el inicio de los candidatos a alcaldes y legisladores. Vemos en las calles y los cruceros a las y los candidatos acompañados de sus equipos contagiando de ánimo y metiéndole vigor al proceso electoral más grande de nuestra historia.

Pero no basta con tener brigadistas y llenar la ciudad de bardas, espectaculares y spots de radio y televisión, ni con canciones y bailes, no, las elecciones no se ganan así.

Las elecciones se ganan con estrategia, organización y con un buen equipo. Y no hay mejor estrategia de campaña que la de caminar y recorrer la ciudad, sus barrios y distritos, conocer y escuchar a la gente, y hay que hacerlo con pasión, convicción, mucha humildad, sensibilizad y un gran sentido de responsabilidad, haciendo suyas las necesidades e inquietudes de la gente que les ha brindado su confianza.

Las campañas electorales no deben ser utilizadas para hacer promesas irreales, menos para jugar o dar falsas esperanzas a la gente, sino para proponer opciones sensatas y realistas de política pública, que brinden condiciones y más oportunidades de crecimiento y desarrollo. Y para lograrlo, San Luis Potosí nos necesita a todos, a sus jóvenes, mujeres y hombres talentosos, necesita propuestas, rumbo y estabilidad.

La buena política es entendimiento, es lograr acuerdos, dialogar, reflexionar, confrontar ideas y propuestas; no es la descalificación ni polarización. Es fomentar la participación ciudadana, contar con los perfiles con la capacidad, trayectoria y experiencia suficiente y comprobada, las y los potosinos no queremos improvisaciones, San Luis necesita gente preparada y con valores.

Tengamos presente que el desarrollo del estado y sus municipios es una responsabilidad colectiva de todos, cotidiana y permanente, sería un error dejárselo solo a los partidos o a los políticos.

Ahora toca esperar y ver qué candidato logra salvarle el barco a su compañero de partido, alianza o coalición y le suma adeptos o quien termina de hundirlo.

Así pues, independientemente de sus gustos y afinidades las y los ciudadanos debemos salir a las urnas este próximo seis de junio, porque el ejercicio del voto es un derecho – y una obligación – y porque es ese derecho el que definirá el futuro de nuestro San Luis.

@15HugoGuerrero

HUGO GUERRERO / Matices / San Luis Potosí, S.L.P. / Abril 19 de 2021.