«Gallardo no es un Pollo, es un Buitre», dice Javier Lozano

«El candidato de la Coalición «Juntos Haremos Historia» (PT-PVEM) a la gubernatura, Ricardo Gallardo Cardona, no es un Pollo, es un buitre», afirmaron encargados de la Seguridad en México, tras una reunión del Gabinete de Seguridad federal, en la que se revisaron presuntos vínculos del candidato potosino con el crimen organizado y con actos de corrupción, según una columna publicada en el periódico El Universal y que el exsenador Javier Lozano Alarcón replicó en sus redes sociales e invitó a los potosinos y potosinas a leerla.

Por su parte, el candidato del PT y de PVEM consideró que es un golpeteo político-electoral, porque va arriba en las encuestas y que es una manera de «bajarlo». Cuestionó por qué son los columnistas quienes publican la presunta información y no las instituciones que dicen que llevan a cabo las investigaciones.

Lozano Alarcón hizo un llamado a las potosinas y potosinos a analizar lo que está en juego el próximo 6 de junio, dado que sobre Gallardo Cardona pesan dos denuncias penales ante la Fiscalía General de la República y la Fiscalía Anticorrupción por turbios manejos financieros y conexiones de la familia Gallardo con grupos de la delincuencia organizada.

El candidato de «Juntos Haremos Historia» tampoco pasó las revisiones hechas por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que ordenó el propio Andrés Manuel López Obrador realizar a candidatos y candidatas que participan en el presente proceso electoral.

Javier Lozano dijo que en el equipo de campaña de Ricardo Gallardo también hay personajes con pasado corrupto y vínculos con el crimen organizado, como César García Coronado, ex delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quien funge como operador electoral y encargado de la campaña publicitaria de Gallardo y ha sido acusado de enriquecimiento ilícito durante su encargo en la dependencia federal, al grado de que al término del sexenio anterior se detectó que adquirió una casa con alberca.

En la campaña de Gallardo Cardona también se encuentra Roberto, «El Boby», Hernández, quien fue delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tamaulipas, en cuya gestión se usaban ambulancias para el traslado de armas y se le acusa de haber ofrecido 2.0 millones de dólares a funcionarios de la actual administración federal para que lo dejaran al frente del IMSS en aquella entidad.

Otro operador electoral de Gallardo Cardona es Luis Enrique Rodríguez Sánchez, alias «Pipo», quien también participó en la campaña del ex gobernador de Tamaulipas, preso en Estados Unidos por vínculos con el crimen organizado y lavado de dinero.

Javier Lozano hizo un llamado a las potosinas y potosinos a que este 6 de junio no permitan que San Luis Potosí se convierta en un narcoestado, además recordó que, pese a que el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, hizo un pacto con Gallardo Cardona, cuando ambos eran diputados federales, para darle la candidatura de este partido a Ricardo Gallardo, al final esto no se logró, ya que en Morena hay muchos militantes que no están de acuerdo con su postulación.