En política lo evidente no es necesariamente lo cierto

En México – San Luis no es la excepción – normalmente, a estas alturas sale muy arriba la intención del voto para el partido gobernante, con una considerable cantidad de indecisos.

Si bien es cierto esto no es regla, si aplica para lo que vemos en este momento, ya que la mayoría de las encuestas “serias” – dada su metodología – le dan a Morena una ventaja sobre las demás alianzas y sus competidores y tienen a los indecisos por las nubes.

Es preciso tener en cuenta que en tierras potosinas al partido del Presidente no le fue tan bien en la elección de 2018, además que en los casi 3 años de la llamada cuarta transformación que plantea el propio López Obrador, está ha demostrado ser grande en ambición pero corta en ejecución.

A pesar de los pocos – sino es que nulos – resultados del Gobierno Federal, el mal manejo de la pandemia del coronavirus y el desgaste natural del poder, (solo por mencionar algunos) Morena encabeza las preferencias electorales rumbo al 6 de junio.

En lo local, un factor importante a considerar que meterá vigor y puede cambiar las tendencias de intención del voto, es el inicio de las campañas para ayuntamientos y diputados locales y federales, las cuales empezaron este pasado cuatro de abril y terminarán el dos de junio.

Serán dos meses críticos para ver si la oposición puede ganar o mantener la mayor cantidad de Gubernaturas y Ayuntamientos que estarán en disputa y si podrán remontar y quitarle el control de la Cámara de Diputados a Morena y sus partidos satélites.

Escenario que hoy se ve muy difícil, ya que se pronostica que mantendrán la mayoría simple, pero se percibe probable que la coalición gobernante pierda la mayoría calificada que actualmente tiene en el Congreso.

Según datos del periódico Regeneración, órgano oficial de Morena que así lo público el pasado 22 de marzo en una nota informativa; dio cuenta que de las 15 entidades que disputaran gubernaturas, San Luis junto con Querétaro y Chihuahua son estados que morena no ganaría en 2021.

Esto claro, tiene múltiples explicaciones, hoy solo abordaremos las dos más evidentes: la primera es la histórica coalición conformada por el PAN, PRI, PRD, PCP: “Si por San Luis” que encabeza Octavio Pedroza, la lógica diría que la suma de los votos de estos cuatro partidos alcanzaría para ganar la elección.

El segundo factor es la disputa por ver quien encabeza y se lleva los votos de la 4T; si la coalición Juntos Haremos Historia que encabeza Ricardo Gallardo – el cual sigue avanzando y creciendo, aunque a muchos les pese aceptarlo y reconocer – o la Dra. Mónica Rangel de Morena que se mantiene firme y busca consolidarse.

Así pinta el escenario, de final de fotografía y aun de pronóstico reservado. Se vislumbra un final de contienda entre dos candidatos, por el momento la disputa es por el segundo lugar. Quien le diga lo contrario es un charlatán.

Y antes de terminar, valdría la pena recordar que en política lo evidente no es necesariamente lo cierto.

@15HugoGuerrero

HUGO GUERRERO / Matices / San Luis Potosí, S.L.P. / Abril 8 de 2021.