María a cada sábado, siempre le seguirá un domingo de resurrección

EL MISTERIO PASCUAL
Durante la Semana Santa, todos los católicos conmemoramos el triduo Pascual, entonces, El Catecismo de la Iglesia Católica expresa bien claro que la pasión, muerte y resurrección, y ascensión de Cristo no deben ser vistas simplemente como eventos separados, sino como un evento único, llamado por la Iglesia “EL MISTERIO PASCUAL”. Y ese misterio Pascual no es un evento que puede ser asignado sólo a un tiempo y lugar en particular. No es simplemente un evento que sucedió hace 2000 y pico de años en Jerusalén y ya pasó. El misterio Pascual es el único acontecimiento de la historia que no pasa: Jesús muere, es sepultado, resucita de entre los muertos y se sienta a la derecha del Padre “una vez por todas.

DÍAS DE GUARDAR O DE PRECEPTO
Aunque cada día de la Semana Santa tiene un significado muy especial, el jueves y el viernes son días de guardar o de precepto según nos pide la Iglesia católica, es decir, en los que no se trabaja y es necesario escuchar misa o participar el viernes de las celebraciones (pues ese día no hay misa).

JUEVES SANTO
El Jueves Santo se celebra la Institución de la Sagrada Eucaristía como memorial de la Pasión del Señor, la Institución del Sacerdocio Ministerial y el mandato de caridad fraterna. En esta fecha los sacerdotes acostumbran, en un acto de humildad, lavar los pies en recuerdo de lo que hizo Jesús con los apóstoles; luego celebran misa repitiendo las palabras del Salvador con lo cual recuerdan la Última Cena. Recorrer siete Iglesias. En algunas iglesias, la gente hace la Visita de las Siete Casas para recordar la ruta que siguió el Redentor: el Huerto de los Olivos, la Casa de Anás, la casa de Caifás, el Pretorio de Pilato, la casa de Herodes, otra vez con Pilato y, finalmente, el Calvario.

VIERNES SANTO.
El Viernes Santo se conmemora la Pasión y Muerte del Señor con la Ceremonia de Adoración de la Santa Cruz y la llamada Procesión del Santo Entierro. En algunos lugares se acostumbra representar el Vía Crucis y la Crucifixión. También tienen lugar ese día la reflexión de las Siete Palabras. la Procesión del Silencio y el Pésame a la Virgen o los Dolores de María, como muestras de religiosidad popular. Aquí se puede vincular el conocimiento que se tiene de los siete dolores de María y los siete dolores de Jesús. Ahora ya sabes por qué jueves y viernes santo son días de guardar.

SEPTEM VERBA (EN LATÍN) LAS SIETE PALABRAS
Septem Verba (en latín) Las siete palabras es la denominación convencional de las siete ultimas frases que Jesús pronuncio durante su crucifixión, antes de morir, tal como se recogen en los evangelios canónicos. Los dos primeros Mateo y Marco mencionan solamente una, la cuarta. El de Lucas relata tres, la primera, la segunda y la séptima. El de Juan recoge las tres restantes, la tercera, la quinta y la sexta. No puede determinarse su orden cronológico. Su orden tradicional es (con traducción en español de la Biblia de Jerusalén).

CUMPLIMIENTO DE PROFECÍAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO
Su interpretación devocional es una comparación con situaciones por las que inevitablemente pasa la vida de todo creyente; a la que se suman todo tipo de exégesis. El mismo texto evangélico atribuye a estas “palabras” un fin de cumplimiento de profecías del Antiguo Testamento: sabiendo que ya todo estaba cumplido, y para que la Escritura se cumpliera hasta el final (Juan, 19: 28).
Son objeto de particular devoción al ser consideradas como “verdaderas palabras” de Jesús, condición compartida con algunas otras expresiones, recogidas a lo largo de los Evangelios, que pretenden ser citas exactas, aunque traducidas al griego, excepto unas pocas que se transcribieron literalmente en hebreo o arameo por los evangelistas y reciben la denominación particular de ipsissima verba o ipsissima vox.

LA PRIMERA PALABRA: PADRE, PERDÓNALOS, PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN.
Pater dimitte illis, non enim sciunt, quid faciunt (Lucas, 23: 34). La oración se ofreció para quienes eran culpables de darle muerte. Puede interpretarse como dirigida a los judíos, a los soldados romanos (que en el final de ese versículo aparecen jugándose su túnica a los dados), a ambos o, genéricamente, a la humanidad entera. Lucas 23:34.
LA SEGUNDA PALABRA: YO TE ASEGURO: HOY ESTARÁS CONMIGO EN EL PARAÍSO.
Amen dico tibi hodie mecum eris in paradiso (Lucas, 23: 43). Es la respuesta de Cristo a la súplica «acuérdate de mí, cuando vengas en tu reino» del ladrón arrepentido. Con ello se interpreta que le asegura la salvación que para ello haya obstáculo en sus pecados anteriores, por la fe que ha puesto en Jesucristo. Lucas, 23: 43.

LA TERCERA PALABRA: MUJER, AHÍ TIENES A TU HIJO. HIJO, AHÍ TIENES A TU MADRE.
Mulier ecce filius tuus […] ecce mater tua(Juan, 19: 26-27). Una primera interpretación ve este pasaje en sentido ético o social: Cristo entregó el cuidado de su madre al discípulo amado, cumpliendo un elemental deber filial. Se ve la enseñanza de atender «las cosas del reino» (a las que es enviado Juan), sin desatender las responsabilidades asignadas desde antes; si amamos a Dios, amamos a nuestro prójimo y le atendemos, pero primeramente lo haremos con los más cercanos. En Jesús descansaba el deber de cuidar a su madre, que se supone viuda en esos momentos. Si no tenía otros hijos (la problemática existencia o ausencia de hermanos de Jesús, se entiende que su único hijo la encomiende al discípulo amado, dándosela por madre. Este acto recíproco se interpreta como demostración de que no sólo hay que recibir amor, sino saber darlo sin importar las circunstancias. Juan, 19: 26-27.

LA CUARTA PALABRA: ¡DIOS MÍO, DIOS MÍO!, ¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?
¡Elí, Elí! ¿lemá sabactaní? – Deus meus Deus meus ut quid dereliquisti me (Mateo, 27: 46 y Marcos, 15: 34). Según la interpretación tradicional, Jesús estaría recitando el Salmo 22, que empieza precisamente por esas palabras. Para la teología Jesús se ha entregado libremente al sacrificio por la humanidad, y en su naturaleza humana se siente abandonado, como había expresado en Gestemaní. Él es el Siervo Sufriente de Dios, pero finalmente acepta el sacrificio vicario para con la humanidad. El sufrimiento de Cristo simboliza también el sufrimiento del ser humano aun en la mayor de las fes. Marcos 1; 34 y Mateo 27:46.
LA QUINTA PALABRA: TENGO SED. SITIO
Sitio (Juan, 19: 28).Se interpreta como expresión de dos tipos de ansia de Cristo en la cruz. En primer término, de la sed fisiológica, uno de los mayores tormentos de los crucificados. En sentido alegórico, como la sed espiritual de Cristo de consumar la redención para la salvación de todos. Cuadra con la estructura del cuarto evangelio, y evoca la sed espiritual que Cristo experimentó junto al pozo de la samaritana. Juan, 19: 28.

LA SEXTA PALABRA: TODO ESTÁ CUMPLIDO. TODO ESTÁ CONSUMADO
Consummatum est(Juan, 19: 30). Se puede interpretar como la proclamación en boca de Cristo del cumplimiento perfecto de La Sagrada Escritura en su persona. Esta palabra pone de manifiesto que Jesús era consciente de que había cumplido hasta el último detalle su misión redentora y la culminación del programa de su vida: cumplir la Escritura haciendo siempre la voluntad del Padre. Más que una palabra de agonía, es de victoria, «todo está concluido». Juan, 19: 30.
LA SÉPTIMA PALABRA: PADRE, EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPÍRITU.
Pater in manus tuas commendo spiritum meum (Lucas, 23: 46). Es la última frase que se atribuye a Jesucristo, y se interpreta como un ejemplo de la confianza que debe tener un cristiano ante la entrada en el mundo espiritual: las postrimeras. Lucas, 23: 46.

LOS SIETE DOLORES DE LA VIRGEN MARÍA
1º Dolor: La profecía de Simeón en la presentación del Niño Jesús. 2º Dolor: La huida a Egipto con Jesús y José. 3º Dolor: La pérdida de Jesús. 4º Dolor: El encuentro de Jesús con la cruz a cuestas camino del calvario. 5º Dolor: La crucifixión y la agonía de Jesús. 6º Dolor: La lanzada y el recibir en brazos a Jesús ya muerto. 7º Dolor: El entierro de Jesús y la soledad de María.

CARGADO CON LA CRUZ,
Virgen María: Por las lágrimas que derramaste y el dolor que sentiste al ver a tu Hijo cargado con la cruz, como cargado con nuestras culpas, llevando el instrumento de su propio suplicio de muerte; Él, que era creador de la vida, aceptó por nosotros sufrir este desprecio tan grande de ser condenado a muerte y precisamente muerte de cruz, después de haber sido azotado como si fuera un malhechor y, siendo verdadero Rey de reyes, coronado de espinas.

CLAVAR LOS CLAVOS EN LAS MANOS Y PIES
Virgen María: Por las lágrimas que derramaste y el dolor que sentiste al ver la crueldad de clavar los clavos en las manos y pies de tu amadísimo Hijo, y luego al verle agonizando en la cruz; para darnos vida a nosotros, llevó su pasión hasta la muerte, y éste era el momento cumbre de su pasión; Tú misma también te sentirías morir de dolor en aquel momento.

LA LANZADA QUE DIERON EN EL CORAZÓN DE TU HIJO
Virgen María: Por las lágrimas que derramaste y el dolor que sentiste al ver la lanzada que dieron en el corazón de tu Hijo; sentirías como si la hubieran dado en tu propio corazón; el Corazón Divino, símbolo del gran amor que Jesús tuvo ya no solamente a Ti como Madre, sino también a nosotros por quienes dio la vida; y Tú, que habías tenido en tus brazos a tu Hijo sonriente y lleno de bondad, ahora te lo devolvían muerto, víctima de la maldad de algunos hombres y también víctima de nuestros pecados.

DOLOR AL ENTERRAR A TU HIJO
Virgen María: Por las lágrimas que derramaste y el dolor que sentiste al enterrar a tu Hijo; El, que era creador, dueño y señor de todo el universo, era enterrado en tierra; llevó su humillación hasta el último momento; y aunque Tú supieras que al tercer día resucitaría, el trance de la muerte era real; te quitaron a Jesús por la muerte más injusta que se haya podido dar en todo el mundo en todos los siglos; siendo la suprema inocencia y la bondad infinita, fue torturado y muerto con la muerte más ignominiosa; tan caro pagó nuestro rescate por nuestros pecados.

MADRE NUESTRA ADOPTIVA Y CORREDENTORA
le acompañaste en todos sus sufrimientos y ahora te quedaste sola, llena de aflicción; te acompañamos en este dolor . Virgen María, Virgen de las Angustias, Virgen de Dolores y Virgen de la Soledad. Y amaneció aquel sábado lleno de tristeza, de dolor, con mil preguntas en el aire y ninguna con respuesta, sólo había un profundo silencio y una sensación de vacío y abandono, Jesús había muerto el viernes y no se podía hacer nada.

¿ALGUNA VEZ TE HAS SENTIDO ASÍ?
De esas veces que tu corazón no encuentra respuesta, de esas veces que has rogado y llorado a Dios una respuesta de qué hacer con un hijo en particular, de cómo resolver ese problema en tu familia o has sentido el tremendo vacío lleno de desesperanza ante un diagnóstico donde todo está perdido y por más que lloras es como si Dios no escuchara. Así creo que debió ser ese sábado. Pero para fortuna de todo ese día de aplastante silencio y en apariencia un sábado sin vida.

CADA SÁBADO TIENE SU DOMINGO
Dios estaba preparando la respuesta perfecta llena de amor, consuelo, dirección, emoción y esperanza. Así que no importa lo que veas, lo que escuches, incluso lo que sientas, para todos esos sábados en tu vida alejados de toda esperanza siempre seguirá un domingo de Resurrección, un domingo de Gloria, un domingo de Triunfo y Respuestas. Vive tranquilo y seguro que nada es lo que parece, porque no hay una sola lágrima tuya que no ha sido recogida ni ninguna herida que no vaya a ser curada por DIOS porque CADA SÁBADO TIENE SU DOMINGO.

¿PERO POR QUÉ BUSCÁIS ENTRE LOS MUERTOS AL QUE ESTÁ VIVO? NO ESTÁ AQUÍ, HA RESUCITADO.
Hasta entonces no habían entendido la escritura: Que Él habría de resucitar de entre los muertos. María Magdalena fue al sepulcro el primer día de la semana justo al amanecer cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro, echó a correr y fue a donde estaba Simón Pedro y el otro discípulo a quien tanto quería Jesús y les dijo: Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto. Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro, los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro, se adelantó y llego primero al sepulcro y asomándose vio las vendas en el suelo, pero no entro.
Llego también Simón Pedro detrás de él y entro en el sepulcro; vio las vendas en el suelo y el sudario con el que le habían cubierto la cabeza, no por el suelo con las vendas, sino enrollado en un sitio aparte. Entonces entro también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó.

LA SERVILLETA DOBLADA TENÍA QUE VER CON EL MAESTRO Y EL SIERVO
Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que el habría de resucitar de entre los muertos. ¿Era importante eso? ¡Por supuesto! ¿Es realmente importante? ¡Claro que sí!, Para comprender el significado de la servilleta doblada, hay que entender un poco acerca de la tradición hebrea en esos días. La servilleta doblada tenía que ver con el Maestro y el Siervo, y cada niño judío conocía esta tradición.

HACE UN NUDO LA SERVILLETA Y LA LANZABA SOBRE LA MESA.
y cada niño judío conocía esta tradición. Cuando el siervo ponía la mesa de la cena para el Maestro, se aseguraba de ponerla exactamente de la manera que el maestro quería. La mesa estaba decorada a la perfección, y luego el criado iba a esperar fuera de la vista, hasta que el Maestro hubiera terminado. Ahora bien, si el maestro había terminado de comer, se levantaba de la mesa, se limpiaba los dedos, boca, y la barba, y hace un nudo la servilleta y la lanzaba sobre la mesa.

LA SERVILLETA DOBLADA SIGNIFICABA… “VOLVERE”
Pero si el Maestro se levantaba de la mesa, doblaba la servilleta y la ponía junto a su plato, el siervo no se atrevía a tocar la mesa, porque… la servilleta doblada significaba… “VOLVERE”

Y AL TERCER DÍA RESUCITO DE ENTRE LOS MUERTOS.
Entonces entro también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó. Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que el habría de resucitar de entre los muertos. Que increíble, que bello, ¿Qué más?: para decirnos “Él “ que regresa con mensaje desde su tumba… para decirnos que regresa al Altar para bendecir el Pan de Vida Eterna y la Bebida de Salvación (Juan 6, 50-57) Y al tercer día resucito de entre los muertos.

¿QUÉ SIGNIFICA YA VIVIÓ LA PASCUA DE LA RESURRECCIÓN?
Mi respuesta es regresar a la casa del Padre, significa Pasar de este mundo al Padre a través de Jesús. ¿Pasar de este mundo al padre a través de Jesús? Si, para los católicos se conmemora la Resurrección de Cristo, es decir, el PASO de la Muerte hacia la Vida Eterna. La palabra pascae en latìn, (pèsaj en hebreo) significa PASO. Por eso en estas Pascuas deseo de todo corazón que nos animemos y demos ese PASO, el que nos haga pasar: De la Resignación a la Acción; De la Indiferencia a la Solidaridad; De la queja a la búsqueda de soluciones; De la desconfianza al abrazo sincero; Del miedo al coraje de volver a apostar todo por amor; De recoger sin vergüenza los trozos de sueños rotos y volver a empezar; De la autosuficiencia al compartir el fracaso y los éxitos. De hacer las paces con nuestro pasado para que no arruine nuestro presente, Y de saber que de nada sirve ser luz, si no podemos iluminar el camino de alguien. Felices Pascuas o pèsaj.

DOMINGO DE RESURRECCIÓM. RESUCITÓ MI AMOR Y ESPERANZA. Le dijeron los ángeles: “Mujer, ¿por qué lloras?” Ella les respondió: “Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto” Dicho esto, se volvió y vio a Jesús, de pie, pero no sabía que era Jesús. Le dice Jesús “Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?” Ella, pensando que era el encargado del huerto, le dice, “Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo me lo llevaré”. Jesús le dice “María” Ella se vuelve y le dice en hebreo “Rabbuní”, que quiere decir “Maestro”.
Juan 20, 13-16.

REFLEXIÓN MARÍA MAGDALENA NO PUDO ESPERAR.
Apenas se había cumplido el plazo legal, salió muy de madrugada, todavía de noche, de ese tercer día desde tu muerte, para poder terminar lo que hicieron muy deprisa el viernes. No iba en busca de ti Jesús, como resucitado, iba en busca de un muerto para hacer una obra de caridad, terminando de preparar tu cuerpo. Todavía no había calado en lo más profundo la profecía tuya de que al tercer día resucitarías. Tu muerte había sido tan brutal que borró toda huella de ese mensaje en su corazón. En la cruz habían acabado todas sus esperanzas pero lo que sí había en su corazón era un amor tierno por ti, vivo y ahora muerto.

¿POR QUÉ ESTÁS LLORANDO MUJER?
Vio dos ángeles brillantes y éstos le preguntaron: ¿Por qué estás llorando mujer? Y ella respondió: porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo habrán puesto.
Su amor por ti era tan grande que perseveraba en la búsqueda, pero su fe era pequeña, se había casi apagado por el dolor de tu muerte. Pero ella perseveró, preguntó, buscó, lloró… Su corazón era el de una mujer enamorada de ti. No en vano habías perdonado todos sus pecados, que fueron muchos, porque había amado mucho. Ahora amaba igual, con la misma pasión y por eso te buscaba sin cesar.

PRONUNCIAS SU NOMBRE MARÍA
Ahora tú mismo le preguntas por qué llora y a quién busca, pero ella no te reconoce porque tu cuerpo de resucitado es glorioso. Te confunde con el jardinero hasta que tú, pronuncias su nombre: “María”. ¿Qué habrá sentido ese corazón enamorado al escuchar pronunciar su nombre nuevamente por el Maestro?
Ya no tuvo dudas, ni siquiera te preguntó cómo habías resucitado, por qué no estabas muerto. Ella ya tenía a su amado y eso le bastaba.

Y CUÁNTAS VECES ME HAS PERDONADO
Y a mí Jesús esta narración me dice tanto. Primero me cuestiono sobre mi amor por ti, si realmente estoy enamorado y si estaría dispuesto a buscarte -aunque estuvieras muerto- con la misma pasión y delicadeza que María Magdalena. Sé que estás vivo, que te escondes, pero mi amor es cansado y rutinario. Ayúdame a buscarte con ese amor tierno y perseverante de María. Quizás no te busco así porque se me olvida con frecuencia de dónde me has sacado, cuáles son mis pecados y cuántas veces me has perdonado. Quizás no he sabido amar mucho… Y también aprendo de María Magdalena que muchas veces no escucho en mi oración y que por eso tantas veces no siento nada porque es como si estuviera hablando con el jardinero y no contigo.

SEÑOR, ENSÉÑAME A RECONOCERTE
Pronuncia mi nombre Señor y esa será la señal de que estás conmigo, de que has resucitado en mi vida. Resucita mi fe pronunciando mi nombre con ternura. Enséñame a escuchar y no a llorar. Enséñame a escuchar y no a preguntar. Enséñame a escuchar y no a reclamar. “Señor, no me hagas esto, no te ocultes ante mi vista; entonces en plan suplicante le dije: Señor, enséñame a reconocerte cada vez que te manifiestes conmigo.” (QFB. Fernando de la Fuente García).

EL PEREGRINO DE EMAÚS (LETRA)
¿Qué venias conversando? Me dijiste buen amigo; y me detuve asombrado a la vera del camino. ¿No sabes lo que ha pasado allá en Jerusalén? De Jesús de Nazareth a quien clavaron en la cruz, por eso me vuelvo triste a mi aldea Emaus.

POR EL CAMINO DE EMAUS, un peregrino iba conmigo, no lo conocí al caminar, ahora sí, en la fracción del pan. Van tres días que se ha muerto y se acaba mi esperanza. Dicen que algunas mujeres al sepulcro fueron al alba, Pedro, Juan y algún otro hoy también allá buscaron. Mas se acaba mi confianza, no encontraron a Jesús, por eso me vuelvo triste a mi aldea de Emaús.

POR EL CAMINO DE EMAUS, un peregrino iba conmigo, no lo conocí al caminar, ahora sí, en la fracción del pan. Hizo seña de seguir más allá de nuestra aldea y la luz del sol poniente parecía que muriera. Quédate forastero, ponte a la mesa y bendice y al destello de su luz en la bendición del pan mis ojos reconocieron al amigo de Emaús. Por el camino de Emaus, un peregrino iba conmigo, no lo conocí al caminar, ahora sí, en la fracción del pan.

FELICES PASCUAS DE RESURRECCIÓN
Las pascuas son una celebración trascendente tanto para el pueblo cristiano como para el pueblo judío, los hebreos tienen siete fiestas solemnes anuales, pero de todas ellas, las que sobresalen en importancia es el pesaj o las pascuas hebreas, hace casi 600 años, en una noche muy especial, los hebreos salieron y terminaron la esclavitud de 430 años con una celebración pascual que parco un antes y un después. Fue necesario para esa pascua, la muerte de un corderito inocente, la muerte de un animal que no conocía culpabilidad, y su sangre rociaba los postes y el dintel de las casas, preservó la vida de los primogénitos hebreos.

LAS PASCUAS SIGNIFICAN PASAR (PESAJ) MARCAR UN ANTES Y UN DESPUÉS
Esa misma sangre, pero hoy no de un animalito, sino del Santo Hijo de Dios, de Jesucristo, como dice el apóstol san Pedro en 1ª de Pedro 18 “Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata” sino con la sangre preciosa de Jesucristo como un cordero sin mancha y sin contaminación. Esa sangre nos ha limpiado, nos ha marcado, nos ha separado, y esa misma sangre hoy nos desafía a un nuevo comienzo,

LAS PASCUAS SIGNIFICAN PESAJ
significan en inglés passwords, pasar por alto, salir de circunstancias a otra diferente, a otra nueva, es una aventura la pascua fue para los judíos un comienzo de algo que ellos no conocían, fue con mucho temor y con mucha expectativa que ellos pasaron esas pascuas, también nosotros, estas pascuas 2021 van a marcar un antes y un después, y yo te animo y te desafío a que nos unamos en el poder del acuerdo en confiar en el Señor, a confiar en que la esclavitud va a quedar atrás, el tiempo de enfermedad va a quedar atrás, el tiempo de prueba va a quedar atrás.

DIOS NOS LLAMA A DAR UN SALTO Y A PASAR AL CUMPLIMIENTO
Que no vamos a hacer servidores de un régimen, de un sistema, de un mecanismo opresor, de una cosmovisión lejana y distante de los principios de Dios, sin que Dios nos llama a dar un salto y a pasar al cumplimiento de las promesas de Dios para tu vida y para mi vida, por eso cuando nos saludamos y nos decimos felices pascuas, lo decimos no con un sentido de que te vaya bien en las vacaciones, porque muchos toman las pascuas como una escapada de vacaciones.

LAS PASCUAS SON PARA DECIR “ALGUIEN MURIÓ POR MÍ”,
Las pascuas no son para vacacionar, las pascuas son para decir “Alguien murió por mí”, hay una esperanza, hay un después, hay un antes de sufrimiento, de oprobio, de cansancio, de fatiga, prevén después de bendición, así que en estas pascuas bendecimos tu vida, en estas pascuas bendecimos tu hogar, tu familia, tus expectativas, tus sueños. El proyecto que Dios ha construido para ti, y que esta encaprichado en no haberlo incumplido, así que el cumplimiento de Dios estas pascuas vive en tu vida, que Dios te bendiga y con todo el énfasis espiritual te deseo Felices pascuas de resurrección y que Dios te bendiga.

ENTRE GRIEGOS Y TROYANOS
Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García
E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com
Facebook: Fernando DelaFuente Garcia
Twitter: @FerranFercho
WhatsApp: 4444-16-9864
Telegram: Fernando De la Fuente García

MARÍA A CADA SÁBADO SIEMPRE LE SEGUIRÁ UN
DOMINGO DE RESURRECCIÓN