¿La propiedad de nuestro país será arrebatada para servir a un solo hombre?

Las nuevas generaciones, desprovistas de oportunidades desde el sector oficial, muy posiblemente ignoren o, desconozcan la existencia de organismos ciudadanos creados desde la sociedad, como una exigencia de la claridad, transparencia y rendición de cuentas de los gobiernos para con los gobernados.

El Banco de México, El Instituto de Acceso a la Información, El Instituto Nacional Electoral, son muestras de organismos autónomos que responden directamente a la sociedad mexicana, creados por las exigencias de transparencia y rendición de cuentas y, son el resultado de una sociedad que, puesta de acuerdo, logra triunfos de esta índole.

Ante el embate al INE desde Morena, ¿quién no recuerda la caída del sistema de la Secretaría De Gobernación, conducida por Manuel Barlett Diaz, entonces encargado de la Comisión Federal Electoral? Marchas interminables de cualquier parte de la república o, lo que queda de ella, para reclamar el fraude electoral que se había consumado, en perjuicio de la democracia mexicana y que, por ello se fueron construyendo organismos electorales, controlados por la ciudadanía.

Cierto es, que los mexicanos tenemos un sistema “democrático” muy caro, pero, es con el que ganó y han ganado los gobiernos que hasta a la fecha tenemos. Hoy esta institución está en peligro y el Gobierno Federal y, el partido político en el poder, lo quieren acabar. ¿Será una venganza como la suspensión del NAIM, con el disfraz de corrupción que nunca se comprobó?

Hoy con la aplicación de las normas que rigen las instituciones autónomas, son descalificadas y en camino de satanizar cualquier acción que va en contra de los atropellos de quienes se creen poseedores del poder omnímodo de nosotros, los habitantes de nuestra nación.

El Instituto Nacional Electoral, es propiedad de la ciudadanía, patrimonio de la democracia, que con mucho esfuerzo de los mexicanos, hemos ido construyendo en contracorriente de muchos políticos, no solo los de ahora. Muchas desiciones se han tomado multando a partidos políticos y candidaturas negadas a lo largo de su historia y sus desiciones han sido respetadas, aunque recurridas a la autoridad superior, han sido respetadas.

¿Qué pasa ahora que se da un revés al partidazo en el poder? Su dirigente nacional ha dicho que acabarán con el INE, aprovechando que tienen mayoría en la Camara Alta y Baja. La ceguera de poder, la soberbia, la egolatría, de muchos, los hace sentirse todo poderosos. Que pena que dejemos destruir un país como el nuestro para ser convertido en lo que no imaginamos. Un país bananero de hambre, como otros.

@jaimechalita