OLEEEE…LA CONGRUENCIA UNA ACTITUD DE VIDA. Y OLEEEEEEEEEEEE

victoria-palau-250xPor Victoria Palau/ San Luis Potosí, S.L.P.
Hola estimado lector. Te saludo con el gusto de siempre, agradeciéndote pases conmigo un momento de tu tiempo. Sigo haciendo todo lo posible por ser breve y concisa.
Sé que con este tema controvertido de moda, me voy a llevar algunos recuerdos para mi madre. Estoy segura que a ella no le importa. Su padre era taurino apasionado, mi abuelo, y lo respeto. Igual que a mis amistades que son muy buenas personas y les gustan los toros.
Otra cosa muy diferente que yo crea que es un terrible maltrato animal. En fin, sé que voy a caer muy gorda a muchos… perdón. Soy una persona congruente. No creo honestamente que esto tenga que ver mucho con el concepto que se maneja de tolerancia. Tolerancia es definida como aceptar las diversidades de las personas: nadie es más que nadie.
Aquí siento yo, en mi muy humilde manera, que no es cuestión de respeto al criterio de nadie, es algo que está mal, porque lleva sufrimiento y dolor a un ser sintiente. Y mientras exista esto, pues no es algo correcto, ni aceptable.
Hoy, entonces, platiquemos sobre las duras posturas de una y otra parte a favor y en contra sobre permitir o no las corridas de toros en esta ciudad.
Coincidiendo con el día en que el mundo está de luto al perder a un activista y político de los más serios, honorables, congruentes y valientes de la historia.
Defensor de los derechos de toda una nación. Inquebrantable activista social, un hombre de fe en sus ideales que permaneció estoico ante el miedo, amenazas, posturas contrarias no pacificas; pero sobre todo, congruente con su esencia humana. De ahí su ejemplo imborrable: un hombre congruente con lo que pensaba, decía y actuaba. Eso es ser un ser respetable. En paz descanse Nelson Mandela.
Y coincidiendo también con el día del adiós al sufragio efectivo no reelección.
¿Cuántas veces se ha dicho que el respeto se gana? Y no por un puesto de poder o status social o económico. Se gana con la congruencia y la estoica capacidad de tenerse a sí mismos el máximo de los respetos para no tener jamás un precio.
Pobres diputados potosinos.
Pobres soñadores de “simulacros” de un Mandela. Combinados con Leticia o Juan Carlos de Borbón. William y Kate.
Pobres.
Personajes que igual votan por la reelección soñando con repetir status y seguir haciendo lo que usualmente saben hacer: nada o desfalcar pueblos. Aún siendo ya un poco grandes para andar en estos trotes; el hambre de poder no tiene edad, ni etapa de vida. Ya vimos en que penoso lío se metió el ex gobernador, insultan al contador tenencias y pues don Teófilo con todo respeto, ya no se cuece de un primer hervor para andar en estas andanzas. Habiendo gente joven, ya que insistencia andarse reeligiendo.
A descansar a casita y a dejar que bríos nuevos lleguen con ideas nuevas (esperemos gente honesta tome la estafeta).
Bueno, nos quedamos en que: igualito y de la misma convenenciera manera, nuestros bien congruentes diputados también votan por la aprobación de (mi manera muy honesta de verlo) un espectáculo violento, cargado de crueldad y de nula sensibilidad hacia el dolor de un ser vivo.
Se desgarran unos las vestiduras por la protección animal para luego salir con que se abstienen. Para eso nos gustabas Boris.
El no maltrato a los animales no nada más es ver por los perritos abandonados, diputado que se abstuvo siendo un total incongruente.
La diputada que representa el partido verde, nacida dentro de familia cuyo patrimonio ha sido el negocio de la ganadería; pues, bien por ella, si, es que pensamos la situación que nada tiene de congruente representar a un partido en donde se supone debe luchar por cuidar a la naturaleza y medio ambiente.
Si quería hacer carrera política impulsada por una madrina colega en negocios, lástima, porque hoy no se necesita bola de cristal, como la que tiene la caricatura con que penosamente la comparan a una malvada bruja de conocido cuento infantil; para saber que su carrera política ya llega al tope, o no, de aquí siguen huesillos de regalito. Como le sucedió a una colega suya.
Ya sinceramente a mí lo que me dan, es una enorme lástima.
Me da lástima ese aguinaldazo que recibirán ya muy pronto, gracias al fruto de nuestro trabajo. Nosotros, que no se les olvide, todos los días recuérdenlo: nosotros les pagamos así de bien, para que hagan las cosas tan mal.
Y sin entrar en más debates de que si uno es un ignorante que porque es un arte, que porque Neruda, Saramago, Benedetti, Paz, etc.. Eran aficionados a la fiesta brava… Eso qué tiene que ver
La respuesta es bien simple:
¿Los animales, los toros, sufren o no? Obviamente me refiero en las corridas.
¿Los animales Sienten dolor o no? Obviamente me refiero a los picotazos que un señor obeso les da a los toros en el lomo hasta hacerlos que les escurra la sangre.
Pobre caballo también, las cornadotas que no ha de recibir, y se ha de morir de miedo.
Es decir: puro maltrato animal.
Va la pregunta final.
Los toros sufren al ser sacrificados, mediante una flamante espada metida entre las costillas o yo que se entre qué; pero le meten una espada hasta el fondo, mientras la multitud girta y aplaude… El animal, sufre ¿Sí o no? ¿O siente bien rico, y la goza?
Si la respuesta es un sí, si sufren, pues con la pena, ustedes son personas crueles.
Personas que avalan el ver como diversión y también la gozan con ver el sufrimiento, el dolor agudo de un animal que bufa desesperado y gozan por ver la sangre correrle de las heridotas que le provocaron con, repito lanzas puntiagudas que dan miedo de verlas. (A ver si nos asaltaran con una en la espalda) …Y mientras más lo hieren y lastiman más es su regocijo tomando vino en bota como fuentecita y fumando puro.
Si la respuesta es que sí sienten bonito, los toros se pegan la divertida de su vida, y sale arrastrando sacando la lengua por bromista: pues ustedes son más cínicos de lo que podíamos ya pensar.
El pretexto de que, para eso nacieron eso toros…
Ningún ser vivo nació para que lo picotearan hasta hacerlo bufar del espantoso dolor que ha de sentir. Y clavarle artísticamente una espada bien derechita entre las costillas, o yo ya dije, yo que sé entre donde, pero el caso que tiene que entrar muy bien, para que el torero salga en hombros, y, como trofeo se lleve las orejas o el rabo del animal que tantísimo maltrato sufrió y sufrió ante efusivos “oleé matador”.
Bien simple la pregunta: ¿Por qué recibes un salario de representante de un partido con una filosofía que no defiendes? Si Marianela Villanueva, esto es para ti.
Y ¿Por qué promulgas amor tal cual San Francisco de Asís a los animales y no dijiste un rotundo No? Si Boris, esto es para ti.
Los demás… ya sabemos que son veletas. Y ni se dan a notar. Calolo por que el mandatario no lo quiere, a la diputada 5 distrito tampoco, es bien conocido ese detallìn.
Sigamos teniendo a estos “representantes de nuestra voz” que ya viene la tenencia 14, la tarifa del transporte público y oleeeeeeeeeeeee.
Gracias estimado lector y no es personal con nadie. No es mi intención agraviar a nadie.
Aquí el asunto es conveniencia y cobre a relucir del político ante un hecho controversial. O son o se hacen.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.