2021: La Quiniela

La columna anterior recogió mis resultados con la Quiniela de predicciones que, en enero de 2020, había planteado para esos 12 meses. Emprendo ahora, por enésima ocasión, el mismo ejercicio este nuevo año.

Y ¿saben qué? Tanteen su suerte en una sugestiva serie de opciones múltiples, ya sea con fines de apuesta o diversión. Miren ustedes, sólo es cosa de elegir alguna de ellas, todas o ninguna.

Mis 9 selecciones —no las vean antes— están aquí al final y, aunque no le atine a muchas, nos podrán confirmar que a veces las descartadas traen más maña e interés que las escogidas. Tú, amable lector, lectora, dirás si te arriesgas en una jugosa “polla” (con intuición o conocimiento) y la guardas para checar luego cómo quedó. Igual puedes jugar contra ti mismo.

De entrada, eso sí, siempre hay incertidumbre, si bien ahora se nota más lo negativo. Pero, bueno, veamos.

1. EL 2021 a) TENDRÁ 365 días; b) será el Año Chino del Búfalo; c) habrá elecciones en todo México, que incluyen 15 gubernaturas; d) se elegirá Presidente en Ecuador, Perú y Chile.

2. A NIVEL GLOBAL VEREMOS que a) una guerra generalizada será improbable; b) se llevará a cabo la Olimpiada de Tokio; c) el cambio presidencial en Estados Unidos podrá ser terso y sin rarezas.

3. EL 2021 NO SERÁ mejor que el año previo, sino su continuación; de tal modo: a) el crecimiento mundial superará el de América Latina; b) la pandemia tardará más en ceder donde lo político se ha puesto por encima de la ciencia; c) Joe Biden se acercará a gobernantes que tuvieron desacuerdos con Trump; d) muchos países podrán detener el avance de migrantes al huir de la pobreza.

4. EN LA ECONOMÍA MEXICANA a) los intentos de revivir la rectoría del Estado con pocos recursos y políticas anti-económicas van a incrementar el bienestar; b) la baja inflación se asocia a la actual recesión pero puede repuntar sin caer en ‘estanflación’; c) aun con más obligaciones que nuevos derechos, el TMEC compensará la caída general de la inversión; d) el Banco de México dejará de ser autónomo.

5. AL PRESIDENTE a) LE interesarán más las elecciones de junio que los crecientes problemas de salud, seguridad, recesión, desempleo; b) insistirá en sus viejas ideas fijas y contraproducentes de retroceso en vez de progreso; c) entre sus desvaríos le servirán las mañaneras para seguir negando lo evidente; d) no va a ser ‘eliminado’ pero, por el bien de todos, hubiera tenido que cambiar ante un dictamen de incapacidad.

6. PARA SAN LUIS POTOSÍ es posible que a) se abra una nueva era en la política y las aspiraciones de la sociedad; b) la economía del estado se defienda mejor que el país en su conjunto ante la debacle en las falaces estrategias populacheras de la 4T; (c) el nuevo gobernador genere expectativas nunca antes vistas; d) surja una inestabilidad que resulte inmanejable por diversas razones.

7. EL NOBEL DE LA Paz lo obtendrá a) la activista sueca Greta Thunberg; b) el Papa Francisco; (c) la OMS; d) Jacinda Ardern de Nueva Zelanda.

8. EN ABRIL EL OSCAR a la mejor película será para a) Ma Rainey´s Black Bottom; b) The Father con Anthony Hopkins; c) News of the World con Tom Hanks.

9. ESTA QUINIELA PROBARÁ NUESTRAS a) sospechas; b) incertidumbres; c) aspiraciones.

Bien, mis selecciones son 1: todas; 2: a); 3: todas excepto la d); 4: ninguna; 5: todas; 6: b); 7: ninguna; 8: c); 9: b).
Ya veremos, pues, qué sucede al avanzar el año… Como en anteriores ocasiones quisiera equivocarme en los puntos pesimistas. Y tu opinión, gentil lector, lectora, será muy apreciada.

Más que pronósticos, estas quinielas son sugerencias y, aunque puedan ser oportunas, no suelen alcanzar los efectos buscados. Es deplorable que con o sin una transformación, el Estado mexicano siga simulando en vez de abatir la corrupción e impunidad. La gente pierde expectativas.

En fin, ojalá este 2021 celebremos algo. Cada enero digo que no será un peor año si empezamos por mejorar nosotros. Pero, la verdad, ya lo dudo pues los buenos deseos olvidan la cruda realidad. Todo lo amable y positivo (¡Un Feliz Año!) no anula las malas perspectivas.

A su vez ¿de qué sirven las esperanzas si no intentamos materializarlas?
cpgeneral@gmail.com
@cpgarcieral