Hospitales Descuidan Medicina General por Pandemia

La pandemia por el coronavirus puso en riesgo a los pacientes con enfermedades crónicas, las instituciones de salud aplazan las citas de chequeo y no brindan medicamentos completos, lo que merma la salud de los enfermos. En San Luis Potosí, instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado tienen el mismo problema.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado arrastra problemas desde antes de la pandemia y ahora, la inconformidad de médicos y trabajadores de la salud, abona a la molestia de los pacientes que acuden a tratar sus enfermedades crónicas y a recibir medicamentos, es el caso del hospital Carlos Diez Gutiérrez, ubicado en el Barrio de San Sebastián, donde los doctores y enfermeras no quieren trabajar por falta de material y el problema más reciente, no ha llegado la vacuna del Covid-19 a su área, pero es de los hospitales con más demanda en positivos.

«Tienen un teléfono local y en ese número, uno habla para poder sacar citas y recetas, a mi papá le dijeron que en esta semana no hay disponibilidad para entregar recetas y les aseguraron que no hay programación de citas próximas. Es lamentable que no tengan citas ni medicamentos para la presión arterial, por mencionarte un problema», relató una de las derechohabientes.

Ayer, los médicos de la primera línea de batalla, mostraron su molestia por no estar dentro de la primer semana de vacunación contra el coronavirus, sin embargo, mencionaron que «los enfermos siguen llegando y hay que atenderlos».

En el Instituto Mexicano del Seguro Social comenzó a postergar citas y entrega de medicamentos a pacientes con enfermedades crónicas, es el caso de las clínicas 4 y 2 de la Capital potosina, donde aseguraron a pacientes que no tienen fechas próximas para programar citas de chequeos, sin embargo, los pacientes con enfermedades respiratorias temen por su salud.

«Necesito acudir para que me rellenen el tanque de oxígeno, llevo cuatro meses sin un tanque y los encargados del hospital dicen que deben atender primero el problema del coronavirus y nosotros, en próximas semanas seremos notificados de cuando tenemos que acudir nuevamente a programar una cita», dijo Patricia M. durante su entrevista.

«No tengo cita con especialista y me urge que hasta que estemos en semaforo verde, bien me puedo morir y no hay problema por que no me autorizan el oxígeno».

Problemas de diálisis, EPOC, hipertensión, vulnerables al coronavirus, son los que las instituciones de salud en San Luis Potosí no han recibido en su mayoría y los pacientes potosino siguen a la espera de que las autoridades de salud les notifiquen sobre cuando acudir a sus chequeos.

Según la Organización Mundial de la Salud, servicios de prevención y tratamiento de las enfermedades no transmisibles (ENT) se han visto gravemente afectados desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, según una encuesta de la OMS publicada hoy. La encuesta, que fue completada por 155 países durante un período de tres semanas en mayo, confirmó que el impacto es mundial, pero que los países de ingresos bajos son los más afectados.

Los resultados de esta encuesta confirman lo que llevan diciendo los países desde hace varias semanas, dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud. Muchas personas que necesitan tratamiento contra enfermedades como el cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes no han recibido los servicios sanitarios y los medicamentos que necesitan desde que comenzó la pandemia de COVID-19. Es fundamental que los países encuentren formas innovadoras de garantizar que los servicios esenciales contra las ENT continúen, incluso mientras luchan contra la Covid-19″.

La principal constatación es que los servicios de salud se han visto parcial o totalmente interrumpidos en muchos países. Más de la mitad (53%) de los países encuestados han interrumpido parcial o totalmente los servicios de tratamiento de la hipertensión; el 49% los servicios de tratamiento de la diabetes y las complicaciones conexas; el 42% los servicios de tratamiento del cáncer, y el 31% los de emergencias cardiovasculares.

Los servicios de rehabilitación se han visto interrumpidos en casi dos tercios (63%) de los países, a pesar de que la rehabilitación es clave para una recuperación saludable de los pacientes gravemente enfermos de Covid-19.