No Pasa, por el Momento, la Reestructuración de la Deuda de Carreras

Pleno vacío del Congreso del Estado. Foto archivo.

Diputados de la LXII Legislatura acordaron bajar del Orden del Día los dos dictámenes de petición del gobernador Juan Manuel Carreras López para reestructurar la deuda con el Banco Mercantil del Norte. La sesión presencial fue cancelada por medidas sanitarias, aunque hay otras versiones sobre la suspensión.

Según versiones de legisladores, el dictamen no podría tratarse en una sesión virtual, por la importancia del punto; sin embargo, otra indica que no reunieron los votos suficientes para aprobar el punto.

En el primer dictamen con proyecto de decreto, establece que la solicitud es «por mejorar el perfil de vencimientos, el plazo de gracia y el cambio de fuente y/o garantía de pago, en su caso, bajo mejores condiciones de mercado, con cualquier institución de crédito del Sistema Financiero Mexicano.

De esta manera se afecta como fuente de pago un porcentaje del derecho a recibir y los ingresos que le correspondan al estado del Fondo General de Participaciones.

En el segundo dictamen, los diputados discutirían y votarían la improcedencia para autorizar al Ejecutivo estatal «reestructurar y/o refinanciar los principales créditos constitutivos de deuda, hasta el plazo que en éste se establece, así como para que instrumente el mecanismo de pago del financiamiento que celebre o mediante la adhesión al Fideicomiso de Administración de Participaciones». La deuda del Gobierno del Estado asciende a tres mil 61 millones 398 mil pesos.