Nevada Paraliza Madrid

Desde 1950, el pasado 8 de enero de 2021, la tormenta invernal Filomena sorprendió a los españoles con una nevada que duró más de 24 horas, en medio de la tercera ola de la pandemia.

El cierre del aeropuerto Adolfo Suares, suspensión de transporte público y ampliación de confinamiento, fueron necesarios por la magnitud de la nevada. “Nos quedamos aquí toda la noche. Vengo de Moncloa y allí pude avanzar porque estaba un quitanieves”, relataron españoles a medios locales.

Autoridades españolas emitieron una “alerta roja”, para advertir que la situación en las calles de la capital “no era buena” y pedir precaución a los madrileños. Muchos habitantes de la capital y de la Comunidad sabían que estaban en alerta roja desde la noche anterior, por los avisos de los servicios meteorológicos que lo han propagado por todos los medios de comunicación.

«A pesar de las condiciones meteorológicas extremadamente difíciles, el número de incidentes es relativamente limitado, pero lamentamos la muerte de tres personas», declaró el ministro del Interior en una conferencia de prensa. Una de las víctimas es un hombre encontrado enterrado bajo la nieve en Zarzalejo, al noroeste de Madrid, precisó su ministerio.

Los reyes de España comunicaron en la misma red social su «dolor» y expresaron su «preocupación» después de conocer el número de víctimas de la tormenta, pidiendo «la máxima vigilancia frente a los riesgos del hielo y la nieve».

Según el ministerio del Interior, casi 20 mil kilómetros de 650 carreteras y puentes se han visto afectados por problemas de tráfico e insistieron en que las «nevadas van a pasar a ser heladas» en los próximos días, y las temperaturas de hasta -10 grados están previstas para la semana entrante.

En la capital, que no había conocido semejante nevada desde 1971, se vieron esquiadores en la célebre plaza de la Puerta del Sol e incluso a un hombre en un trineo tirado por cinco perros.