En Libertad Llegará a México el General Cienfuegos

Marcelo Ebrard

Después de que ayer en Nueva York se le pidió a la juez Carol B. Amon que la Corte desestime la acusación formal y las pruebas en contra del general Salvador Cienfuegos, el canciller Marcelo Ebrard dijo que será puesto en libertad en Nueva York y que llegará a México en calidad de ciudadano mexicano, no de detenido y que su arribo puede ser a partir de mañana.

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que “ya no corresponde a la nueva realidad que se siga pensando que los procedimientos legales y las autoridades del extranjero, son mas confiables y mejores que las de México. No somos más que nadie, pero tampoco somos menos que nadie”.

La petición a la juez Amonl, menciona de entrada que el gobierno norteamericano solicita que la Corte desestime la acusación sin perjuicio y de conformidad con la Regla 48 (a) de las Reglas Federales de Procedimiento Penal, porque, Estados Unidos ha determinado que “importantes consideraciones de política exterior superan el interés del gobierno en perseguir el procesamiento del imputado, bajo la totalidad de las circunstancias, y por lo tanto requieren sobreseimiento del caso”.

Explica que el gobierno habló con los abogados del acusado, para que pueda ser investigado y en su caso procesado en México, de acuerdo con las leyes mexicanas.

La Fiscalía abrió su propia investigación después de conocer sobre la detención en Los Angeles, California del general Cienfuegos, el 15 de octubre del 2020 por los cargos estadounidenses de conspiración para la fabricar, importar y distribuir narcóticos a Estados Unidos, así como lavado de dinero.

La solicitud menciona que el gobierno y el acusado acordaron que si el Tribunal ordena la desestimación de los cargos sin perjuicio, el acusado abandonará voluntariamente los Estados Unidos y será transportado rápidamente a México, bajo la custodia del Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos.

El Secretario de Relaciones Exteriores consideró que éste es un caso sin precedentes en muchos sentidos, pero uno de ellos muy relevante, es que la Fiscalía pidió que se desestimaran esos cargos, para que sea la autoridad en México, conforme sus leyes, la que lleve a cabo el proceso y significa que la Fiscalía le dice a la juez que el proceso de México sería equivalente al de Estados Unidos. “Es la primera vez que esto sucede en toda la historia”, dijo.

Han cambiado las cosas en México, abundó el presidente Andrés Manuel López Obrador, y reiteró que el que se siga pensando que los procedimientos legales y las autoridades del extranjero son más confiables y mejores que las autoridades de México, se equivoca, porque «ya no corresponde a la nueva realidad».

“No somos más que nadie, pero tampoco somos menos que nadie”, enfatizó y estimó que los gobiernos anteriores nos supieron actuar a la altura de las circunstancias y por eso “nos quedamos con la idea de que lo de afuera era lo cierto y lo justo, y que lo de nuestro país era corrupción, impunidad y no estado de derecho. ¡Ya no! Ahora hay moralidad en el gobierno”, concluyó.