Van Gogh Alive, Una Probadita de Arte en México

El Monumento a la Madre de la CDMX, es sede del Van Gogh Alive The Experience México, una exhibición multisensorial del pintor Vincent Van Gogh, con historia, obras e incluso el relato de su amorío y depresión que vivió. Un espectáculo que permanecerá en hasta el 31 de enero del 2021.

Desde su inauguración en febrero de 2020 y a pesar de las restricciones por la pandemia del Covid-19, el público mexicano convirtió el Van Gogh Alive The Experience México en una referencia obligada. Durante el recorrido los organizadores establecieron medidas para que la estancia sea segura y pidieron a los visitantes antender todas las medidas sanitarias.

Con una sala desinfectada y con áreas delimitadas para disfrutar el espectaculo con sana distancia, el equipo del Van Gogh Alive extendió sus horarios, estableció aforos reducidos, implementó preferencia de boletos y pagos electrónicos, para comodidad de los visitantes a la sede en el Monumento a la Madre.

El uso de cubrebocas, la toma de temperatura y equipo médico de emergencia son algunas de las medidas que tomaron para que los visitantes disfruten de una gran experiencia. Los boletos podrán adquirirse a través del sistema Superboletos en su página de internet y de forma presencial en la taquilla física instalada en el Monumento a la Madre.

Vincent Van Gogh nació el 30 de marzo de 1853, hijo de un austero y humilde pastor protestante neerlandés llamado Theodorus y de su mujer Anna Cornelia, recibió el mismo nombre que le habían puesto a un hermano que nació muerto exactamente un año antes. El 1 de mayo de 1857 nació su hermano Theo y ambos tuvieron cuatro hermanos más: Cornelius Vincent, Elisabetha Huberta, Anna Cornelia y Wilhelmina Jacoba.

Durante la infancia acudió a la escuela de manera discontinua e irregular, pues sus padres le enviaron a diferentes internados. El primero de ellos en Zevenbergen en 1864, donde estudió francés y alemán. Dos años después salió de la escuela secundaria HBS Koning Willem II (Tilburg) viviendo con la familia Hannik hasta que dejó los estudios a los 15 años para comenzar con su afición por la pintura.

Durante su vida, Van Gogh pintó 900 cuadros, incluidos 43 autorretratos, 148 acuarelas y más de mil 600 dibujos. Su hermano menor Theo, estudiante de arte en París, lo apoyó financieramente, prueba de ello son las cartas que desde agosto de 1872 comenzaron a enviarse. De las 800 cartas que existen del pintor, unas 650 fueron para Theo y las otras son correspondencia con amigos y familiares.

Van Gogh tuvo inclinación hacia el dibujo desde joven, su primer trabajo fue en una galería de arte, después fue pastor protestante y en 1879, a la edad de 26 años, inició una etapa de su vida como misionero a una región minera de Bélgica, donde comenzó a dibujar a la gente de la comunidad local.

En 1885 pintó su primera gran obra, «Los comedores de patatas», compuesta principalmente de tonos sombríos y terrosos. La luz y la preferencia por los colores vivos por la que es conocido, surgió posteriormente, cuando viajó al sur de Francia, consiguiendo su plenitud durante su estancia en lq ciudad de Arlés, en 1888.

La calidad de su obra fue reconocida después de su muerte, en una exposición retrospectiva en 1890, uno de los grandes maestros de la historia de la pintura en la actualidad, pues influyó en el arte del siglo XX, especialmente entre los expresionistas alemanes como Matisse, Derain, Vlaminck y Kees Van Dongen.

Vincent Van Gogh murió a los 37 años por una herida de bala; aún no se sabe con seguridad si fue un suicidio o un homicidio involuntario.

Las funciones del Van Gogh Alive están disponibles de lunes a viernes de 9:00 a 19:00 horas y los fines de semana de 9:00 a 22:00 horas.