Protestas y democracia ¿Sirve de algo manifestarse?

Este año, aún con el delicado contexto de la pandemia por el covid, ha tomado lugar una importante serie de protestas sociales en distintos puntos del mundo, desde causas de género, raza, hasta cambios constitucionales; todas estas sugieren que los individuos que habitan en democracias no están contentos. En Chile con las protestas por un cambio constitucional, en México con las polémicas protestas feministas y la búsqueda de destitución del presidente en turno AMLO, hasta las protestas en busca de un estado de democracia en Hong Kong y Tailandia donde estas tienen una cruda penalización y una aplastante forma de apaciguarlas.

Las protestas sociales forman parte de lo que conocemos por democracia y garantizarlas significa perpetuar un estado de este. En estos últimos días que se ha observado una emergencia de protestas, cabría preguntarse ¿De algo sirve manifestarse? Algunos autores han señalado que las manifestaciones no llegan a perpetuar cambios reales en la sociedad. Esta pregunta ha tratado de contestarse desde una postura de evaluación del poder, hasta una evaluación del propio sistema democrático. Para entender el fenómeno de estas, cabe principalmente entender que las condiciones que se encuentran en el núcleo de cada protesta; independientemente de su ámbito, son condiciones de desigualdad, exclusión, vulnerabilidad o injusticia. Condiciones que son afectadas y vulneradas por decisiones que se hacen desde las elites.

Las protestas y manifestaciones hacen parte del funcionamiento, del sostenimiento de este régimen imperfecto que llamamos democracia. 1

Ahora bien, contestando la pregunta anterior. Acerca de la evaluación de la eficacia de las manifestaciones y el cambio social en general, hay autores como el eminente Dr. Noam Chomsky que a menudo en sus libros y entrevistas critica el cambio social, el poder y las manifestaciones. Principalmente cabe entender, que el propósito de las instituciones concentradas de poder es el mantener a las personas solas y aisladas. Por ende, la alternativa al cambio es que estas personas se junten con el propósito de combatir lo que las instituciones de poder promueven, es decir, sí las instituciones quieren a las personas aisladas, las personas se juntan para combatir ese principio.

Ahora bien, si esto es lo que se ha hecho para traer el cambio social, ¿Por qué no siempre funciona? Al respecto de las manifestaciones para lograr cambios sociales, la crítica va en torno a que en estas existe una falta de organización y capacitación de los individuos que buscan el cambio. Para lograr el cambio social, el Dr. argumenta, se necesita habilidad, comunicación y organización entre el amplio conjunto de objetivos. Y aunque estas se adquieren al inicio, tienden a perderse por desorganización y olvido. Las personas que lo hacen la primera vez trabajan duro y aprenden a hacer las cosas, luego se agotan y se desvían hacia otra cosa. 2 En este sentido, es por eso que las instituciones cargadas de poder no se corrompen, ya que tienen un excelente nivel de organización e objetividad.

Determinar si las protestas funcionan o si el poder y las instituciones son corrompibles, son situaciones muy difíciles de responder, ya que entran factores muy complejos como el uso de violencia institucional, la polarización y más. Sin embargo, no se puede negar que la manifestación ha funcionado en el pasado para establecer un estado de democracia y una sociedad más justa. Así mismo, no se puede negar que se necesita ese espacio de desahogo, que logre cosas o no, la necesidad de ser escuchados frente a una injusticia es un estímulo difícil de ignorar. Como individuos, perseguir el cambio social es una tarea que día con día se hace. Al manifestarnos rompemos con la estática y la conformidad.

Ref:

1 (López – López, 2020) https://forbes.co/2020/02/13/red-forbes/las-protestas-sociales-y-su-importancia-para-la-supervivencia-de-la-democracia/

2 Entrevistas en 1989 y entre 1993 y 1996 del Dr. Noam Chomsky recopiladas en libro Understanding Power (R. Mitchell – Schoeffel, 2002)
Contacto

Linkedin: https://bit.ly/3htDhcn

Twitter: @rizotania

TANIA GARCÍA / El punto medio / León Guanajuato. /Octubre 20 de 2020.