La transfiguración del Señor en el Tabor “Señor, ¡qué bien se está aquí!”

¿Conoce usted el significado y la trascendencia de la fiesta de Hoy  6 de agosto Fiesta de la Transfiguración del Señor? Pues bien, es momento de detenernos en el camino y reflexionar en la celebración de esta Transformación del Señor. Esta fiesta es un pedir a Dios por mi transformación personal desde mi corazón. Señor, tu amor es más grande que mis sufrimientos, tu perdón es más grande que mis faltas. Tú eres capaz de transformarlo todo. Transforma mi corazón. Dios Padre bueno, gracias por el regalo de tu presencia, por el regalo de tu amor desbordante que es capaz de transformarlo todo en un instante, basta con que cada uno tengamos fe y abramos el corazón a todas las maravillas que has creado para nosotros.

Quiero amarte con toda la pasión que llevo dentro, pero los ruidos y fascinaciones del mundo quieren apartar mi corazón de Ti. Ayúdame a permanecer firme y ser fuerte en cada situación de mi vida. Tu amor es más grande que mis sufrimientos, tu perdón es más grande que todas mis faltas. Tú eres capaz de transfigurarlo todo, de ablandar al más duro de los corazones y de convertir en un valiente guerrero a aquel que se hace pequeño ante los demás.

Te abro mi corazón, quiero dejarme transformar por tu presencia. Te entrego toda mi voluntad, muévela y dirígela según tus designios de amor. Ayúdame a encontrar caminos llenos de paz. Líbrame de toda angustia y hazme vivir confiado bajo tu protección y amparo.

¿Conoce usted que se nos revela en la oración el misterio de Cristo? Pues bien,  se nos revela que, la gloria del Padre nos invade y  que somos creaturas nuevas, hijos a imagen del Hijo. Mt 17, 1-9: Cambiar el rostro. La oración el misterio de Cristo los Llevó: Jesús lleva a sus amigos a la parte más alta, a ese lugar donde se iba a encontrar con su Padre Dios. Tú  y yo tenemos esta tarea, llevar a nuestros amigos a encontrarse con Dios, ir junto con ellos a la parte más alta, que logren tener esa experiencia de Dios.

Esa es tu tarea y la mía, pero fíjate como Jesús lo hacía; no imponiendo ni tampoco pesadeando, lo hace desde la cercanía y fraternidad. Hay veces que somos medio pesados para llevar a personas a Dios y hasta algunas veces caemos en actitud medio fanático de que lleva a que las personas se alejen o se cansen. Te vuelvo a repetir, es desde la cercanía y fraternidad, caminando juntos, como se lleva a Dios. No impongamos un encuentro con Dios, propongamos.

La oración el misterio de Cristo los llevó a Levántense: Jesús nos anima a no tener miedo, en este caminar el miedo nos paraliza y nos estanca. No la pienses tanto, hay que actuar con valentía y seguir porque Dios está a tu lado, y tú puedes dar mucho, pero ese miedo te atrapa y te tira, el miedo te lleva a tirarte y no mirar hacia el futuro. En tu oración personal pide a Jesús que te ayude a vencer el miedo, a poder enfrentarlo y vencerlo. Una vez que logres vencer el miedo que te tira lograrás caminar con firmeza en la vida.

La oración el misterio de Cristo los llevó a que No comenten: Jesús pide prudencia. Hoy también te pide a ti  y a mí, sé prudente. Una cosa es callar la verdad y otra saber encontrar el momento en que hay que decir la verdad. Hoy Jesús nos enseña que tenemos que aprender que la verdad hay que decirla en su momento y no en cualquier momento. Hoy, lamentablemente, todos opinamos de todo.

Hay un programa súper bueno que veo por YouTube que se llama «hablemos sin saber» y la verdad que chistosamente, nos muestra que hablamos de muchas cosas creyendo que sabemos, en ese programa hay uno que se titula: «licenciado en casi todo». Capaz que tú  y yo muchas veces nos metemos esa chapa, en esa camisa de 11 varas, entonces, sé prudente, y si no sabes de algo, no opines, es más sano un silencio abierto a aprender, que una opinión que solo busca someter. Cuando tú hablas, hablas de lo que conoces, de lo que ya sabes, y no es nada nuevo, pero cuando callas y escuchas, es probable que encuentres nuevo conocimiento.

Hoy 6 de agosto,  se celebra la fiesta litúrgica de la Transfiguración del Señor en el Monte Tabor (Israel) en presencia de los apóstoles Juan, Pedro y Santiago. Es aquí donde Jesús conversa con  Moisés y Elías, y se escucha desde una nube la voz de Dios Padre que dice “Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadlo.

¿Encuentra usted alguna inspiración en el Evangelio según San Mateo donde narra cómo el rostro del Señor “resplandecía como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz»?.

Es en este episodio donde Pedro dirá “Señor, ¡qué bien se está aquí!”. ”. (¿Recuerdas en tu Rosario?, Pedro le dice, Señor que bien se está aquí, hagamos tres chozas…)

«Señor, ¡qué bien se está aquí! “ Jesús a Pedro, Santiago y a Juan le hace un maravilloso regalo: experimentar y vivir un anticipo de su Gloria, de la Eternidad tan anhelada.

Que no nos nazca celos, porque a nosotros también se nos regala , de momentos intensos tocados por el Espíritu Santo , experiencias que no podemos comprender y no sabemos explicar. Experiencias de Desiertos , para encontrarnos con Él en el silencio ; de Monte , para que en la altura podamos divisar el horizonte ; experiencias de Luz , para cuando tengamos que transitar oscuros caminos , y sobre todo nos regala a su Hijo , para que sea Perdón en la fidelidad !!

¿Pero entiende usted lo que es transfigurar?

1) Tomó a Pedro, Santiago y Juan: el cambio no es de uno mismo. Transfigurar significa cambiar de rostro, tender a una mirada trascendental y distinta. Pero, tú  y yo, ese cambio de mirada no lo logramos solos y no lo mantenemos solos.

Necesitamos generarlo desde una comunidad. Es por ello que te invito a que vivas tu fe y tu relación con los demás desde la mirada de Dios. Pero, sobre todo, que hagas comunidad, que aprendas a convivir. No te aísles ni te cierres en ti mismo, si verdaderamente quieres dar un cambio en tu vida es necesario que no te cortes solo.

2) Qué bien estamos aquí: la experiencia de lo sobrenatural te lleva a tener una mirada distinta. Generarte en una espiritualidad ayuda a que veas la vida de otra manera, que logres enfocar tu vida a lo importante y no a lo urgente. Hoy busca tu bien para que puedas generar un bien a los que te rodean.

3) Levántense, no teman: hoy tenemos que levantar la mirada y no tener miedo. Esto que vivimos, ya va a pasar. Nosotros en Cristo somos eternos. Hoy no dejes que la mirada te lleve solo a la tierra, tu mirada es el cielo. A seguir teniendo la mirada en el cielo, pero con los pies bien en la tierra. Mt. 17, 1-9:

¿Conoce usted las palabras dichas por El Sumo Pontífice Emérito, Benedicto XVI, en marzo del 2011 cuando se dirigió a los fieles sobre el tema de la Transfiguración de Cristo? Bueno pues El Sumo Pontífice Emérito, Benedicto XVI les dijo a los fieles que el misterio de la Transfiguración de Cristo es la revelación de su propia divinidad y que sólo Él es la única verdadera morada del cristiano. “

Según los sentidos, la luz del sol es la más intensa que se conoce en la naturaleza, pero según el espíritu, los discípulos vieron, por un breve tiempo, un esplendor aún más intenso, el de la gloria divina de Jesús, que ilumina toda la historia de la salvación”. Santo Tomás de Aquino decía que en este acontecimiento “apareció toda la Trinidad: el Padre en la voz, el Hijo en el hombre, el Espíritu en la nube luminosa” (ACI Prensa).

Dios Padre, Tú me has hablado y me sigues hablando hoy en todos los momentos de mi vida y en cada acto de caridad que puedo apreciar. Muchos son los ruidos del mundo que quieren apartar mi corazón a tus milagros. Ayúdame a reconocer tu luz en cada situación de mi vida. Quiero experimentar tu amor que todo lo sana, que borra las heridas y da fuerzas para vencer todo pecado que quiera atarme un mundo de dolor. Tu amor es más grande que mis sufrimientos, tu perdón es más grande que todas mis faltas y mis traiciones continuas a la libertad que me has dado.

Quiero reconciliarme con tu gracia y que transfigures mi alma y corazón para vivir lleno de alegría y hacerme sentir amado en tu presencia gloriosa. Te abro mi corazón, quiero dejarme transformar por tu poderosa presencia y convertirme en un luchador incansable que tiene por bandera la esperanza. Te entrego toda mi voluntad, muévela y dirígela con la luz incandescente del sacrificio divino de tu amor, con el ardor del fuego de tu Espíritu.

Ayúdame a encontrar caminos llenos de paz. Líbrame de toda angustia y hazme vivir confiado bajo tu protección y amparo. “Según los sentidos, la luz del sol es la más intensa que se conoce en la naturaleza, pero según el espíritu, los discípulos vieron, por un breve tiempo, un esplendor aún más intenso, el de la gloria divina de Jesús, que ilumina toda la historia de la salvación”.

¿Sabe usted qué paso con los apóstoles y donde están sus reliquias actualmente? Bien, comencemos con:

Santiago el mayor. Fue decapitado con espada y sus restos están en la Catedral de Compostela en España. Sigamos con Judas Tadeo, fue muerto a flechazos, sus restos están en la Basílica de san Pedro en el Vaticano. Sigamos con Felipe, fue crucificado y sus restos están en la Iglesia de Dodici, en Roma. Toca el turno a Tomás, fue lanceado a espada, sus restos están en la catedral de Mesacore India Boessay Orthano, Italia.

Mateo, fue muerto a espada y sus restos están en la catedral de San Mateo, Messina. Italia., continuamos con Santiago el Menor, él fue lapidado en Jerusalén y sus restos se encuentran en la Basílica de los Apóstoles, en Roma. Toca el turno a Pedro, él fue crucificado boca abajo, 67 d.C. y sus restos están en la Basílica de San Pedro, en Roma. Es el momento de Juan, su muerte fue natural, y sus restos están en la Basílica de San Juan, Efeso, en Turquía. Ahora es Pablo, fue decapitado en Roma, y sus restos se encuentran en la Iglesia de san Pablo, en Roma.

Simón, fue muerto con un serrucho, y sus restos se encuentran en la Basílica de San Pedro, en Roma, Bartolomé, fue crucificado y decapitado sus restos se encuentran en la Iglesia de San Bartolomé, en Roma, Andrés, fue crucificado en cruz, en “X” sus restos se encuentran en la Catedral de Amalfi, en Italia, Matías, fue lapidado y decapitado, sus restos se encuentran en en St, Mattews Abbey en Trier, Germany, finalmente Judas Iscariote, muere por suicidio en Jerusalen.

¿Sabía usted que la práctica de tomarse de las manos a la hora de rezar el Padrenuestro viene del mundo protestante? La razón es que los protestantes, al no tener la Presencia Real de Cristo, es decir, al no tener una comunión real y válida que los una entre sí y con Dios, apelan al gesto de tomarse de la mano como momento de comunión en la oración comunitaria. Nosotros en la misa tenemos dos momentos importantes: la Consagración y la Comunión.

Allí –en la misa- es donde está nuestra unidad, allí es donde nos unimos a Cristo y en Cristo por el sacerdocio común de los fieles; y lo de cogerse la mano es obviamente una distracción de eso. Los católicos nos unimos en la Comunión, no cuando nos cogemos de la mano. No hay nada en la Instrucción General del Misal Romano que indique que la práctica de cogerse las manos tenga que hacerse. En la misa cada gesto es regulado por la Iglesia y sus rúbricas.

Es por esto que tenemos partes particulares de la misa en las que nos arrodillamos, partes en las que nos levantamos, partes en las que nos sentamos, etc., y no hay mención alguna en las rúbricas que hable de que nos tengamos que coger de la mano al rezar el Padrenuestro. Por lo que la Iglesia dice: evítese esta práctica de tomarse de las manos a la hora de rezar el Padrenuestro durante la celebración de la misa.

Finalmente en este día de la Transfiguración del Señor termino así: Padre Bueno.

Te pido que bendigas a mi familia, a mis hermanos, amigos, sobrinos y a toda la humanidad. Te pido que les reveles nuevamente tu amor y tu poder. Espíritu Santo, te pido que seas la guía para tus almas.

Donde hay dolor, dales Tu paz y misericordia, Donde hay dudas renuévales la confianza. Donde hay cansancio, te pido que les des entendimiento, paciencia y fuerza para amar. Donde hay estancamiento espiritual, te pido que les reveles tu cercanía, para un nuevo comienzo en la fe.  Donde hay miedo, revélales tu amor y trasmíteles tu fuerza. Donde hay pecado bloqueando sus vidas, haz que éste desaparezca. Bendice sus finanzas, concédeles más visión de ti.

Que tengan el apoyo de amigos para darles fuerza y valentía. Concédeles a cada uno del discernimiento para poder distinguir las fuerzas negativas que pudieran afectarlos. Revélales el poder que tienen en Ti para superarlo.

Monterrey, Nuevo León. México

Agosto 6. 2020

ENTRE GRIEGOS Y TROYANOS

Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García

E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com

Facebook: Fernando DelaFuente García

Twitter: @FerranFercho

WhatsApp: 4444-16-9864

LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR EN EL TABOR “SEÑOR, ¡QUÉ BIEN SE ESTÁ AQUÍ!”