Nuevo ciclo escolar con pandemia

“La educación es un derecho fundamental de todos los seres humanos que les permite adquirir conocimientos y alcanzar así una vida social plena. Es vital para el desarrollo económico, social y cultural de todas las naciones”

El pasado 16 de julio empezaron los preparativos para el nuevo ciclo escolar 2020-2021, con reuniones virtuales con algunos de los responsables de impartir la educación básica en nuestro país.

Lógicamente que la suspensión de labores docentes presenciales desde, oficialmente, el 23 de marzo pasado y realmente desde el 17 de marzo, y la posterior adecuación para seguir impartiendo las materias respectivas a distancia, dejo algo de experiencia para la plantilla docente de escuelas oficiales y colegios particulares en todos los niveles educativos.

Poco nos referiremos a las instituciones educativas privadas, pues es un porcentaje no muy alto de alumnos y las posibilidades económicas de sus padres y tutores quedan de manifiesto en cuanto al pago de los costos de las colegiaturas y demás actividades extracurriculares.

Queremos hacer hincapié en la educación básica oficial, en la que se imparte o debe de impartirse en las escuelas públicas, donde se pagan los salarios de los directivos, docentes y personal de servicio (intendentes, apoyos técnicos, etcétera) de los recursos públicos, del erario, del dinero del pueblo.

Pues bien, en el periodo comprendido del mes de marzo al mes de junio del presente año, correspondiente el ciclo escolar 2019-2020, se tuvo que improvisar para poder dar educación a los alumnos.

Unos planteles optaron por disque “clase en línea”, con el consecuente problema de la falta de cobertura de la red internet, la falta de conocimiento de los escolares y de sus padres y/o tutores sobre el manejo de la red; la accesibilidad a dispositivos electrónicos de comunicación, y porque no decirlo, la falta de conocimiento y experiencia de los propios docentes y de los directivos.

En otros casos, se optó por realizar “cuadernillos”, o sea, vaciar el programa de planeación de actividades diaria, la cual se buscaba los medios para hacérselos llegara a los padres de familia, vía WhatsApp (lo más común), correo electrónico o e-mail, o cualquier otro, dejando la responsabilidad a los padres, tutores, abuelos, tíos o hermanos mayores la asesoría, la explicación y la totalidad de la enseñanza delas distintas áreas, incluido el idioma inglés.

Esto origino una escasa y casi nula comunicación entre el alumno y su maestro, y entre los maestros con los padres de familia; por consiguiente tampoco había comunicación con el director del plantel, quien para obviar tiempo y esfuerzo, prefirieron utilizar a las “vocales” de grupo de la sociedad de padres de familia, para que están fueran el enlace entre padres y profesores.

Lo lamentable es que al parecer estos “cuadernillos” eran elaborados por el profesor, no eran supervisados por el directivo, o si así lo hacían, mucho peor, pues algunos venían plagados de errores didácticos y ortográficos.

Y de manera cómoda, se elaboraban o vaciaban esos cuadernillos de la programación diaria que debe tener el docente como una guía para la enseñanza que brinda, pero concentrados a una semana, se enviaban y las indicaciones eran que se resolviera y atendiera lo que se pedía, y se guardara para que, en el mes de junio, previo al término del ciclo escolar, se recibieran y se pudiesen calificar y así otorgar el pase al grado inmediato superior o no.

Mientras, a los profesores, a  los docentes, no se les veía ni el polvo.

Ahora bien, decíamos que de alguna manera, los profesores han tomado la experiencia de esos escasos tres meses para buscar alternativas ante el reto del nuevo ciclo escolar, pero se preguntaran mis estimados lectores, ¿porque los docentes buscan alternativas para una mejor enseñanza? Pues la respuesta es muy sencilla, porque la Secretaria de Educación Publica Federal y las respectivas de las entidades no tienen un plan estratégico para enfrentar esta situación.

Y aquí es donde viene lo interesante: El pasado 10 de junio del año que transcurre, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán, dijo que el inicio del Ciclo Escolar 2020-2021, se hará, basado en el semáforo epidemiológico de cada entidad, y cuando todas las actividades estén libres de restricciones sanitarias.

Esto lo podemos interpretar que el regreso a las clases presenciales, en el aula o salón de clases, solo se hará, y con las debidas precauciones y siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias, para garantizar la casi nula posibilidad de contagio par alumnos y docentes, hasta que el semáforo epidemiológico se encuentre en “verde”.

Según el Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) en el estado de San Luis Potosí, esto podría ocurrir a finales del próximo mes de febrero del año 2021.

Desgraciadamente, cada día se rompe record de contagios cada 24 horas, y la tan trillada “curva de riesgo de contagio”, no llega al pico, ni ha sido domada, ni se aplana, ni, ni, ni nada. La realidad contradice a lo que expresa el titular del poder ejecutivo todas las mañanas, en sus aburridos “coco wash” que solo a sus “mascotas” convence.

Es loable el esfuerzo que realizan los pocos profesores que se preocupan por su trabajo, y mucho más quienes se preocupan por sus alumnos; para que estos aprendan y tengan oportunidades de conocimiento y superación, de avance y desarrollo, al buscar las alternativas más prácticas para poder llegar a ellos y trasmitirles el conocimiento necesario, para que no pierdan el ciclo escolar y en realidad tengan una educación de calidad.

Cada plantel, cada zona escolar, cada sector, en casi todas las entidades federativas, están haciendo su labor.

Según testimonio de Jefes de Sector, Supervisores de zona, directivos y docentes de los planteles de los diversos niveles de educación básica de varias entidades, se han estado impartiendo cursos de capacitación en línea a docentes, directores, supervisores, jefes de sector y directores de educación, sobre como realizar la educación a distancia, con aplicaciones de google Class room y Gsuite, y algunos materiales para docentes.

Siguiendo los lineamientos marcados por la SEP federal se han realizado talleres, donde se habla de las necesidades de los niños sobre el manejo de emociones, la higiene personal y la salud en general, buscando se haga en forma integral.

Se promueve la educación cívica y ética, agregándose la asignatura propuesta de “vida saludable”; así como de tener los filtros sanitarios de higiene en los planteles y las aulas. Se pretende fortalecer la lecto-escritura y las matemáticas; así como aplicar algunos proyectos de aprendizaje de las tecnologías educativas entre alumnos y padres de familia en las comunidades rurales.

Según los entrevistados, al cierre del pasado ciclo escolar, las acciones que se tomaron por la suspensión de labores docentes presenciales fueron muy deficientes y consecuentemente arrojaron un retroceso en el aprovechamiento escolar, por lo que entre las actividades escolares mencionadas se ha sugerido el retomar el “trabajo comunal” para las escuelas que pueden realizar estas acciones, como el huerto escolar y retomar el fomento de los valores morales.

Señalaron que existe mucha incertidumbre entre todos los profesores y directivos, pues no se tiene una agenda definida, ni en plazos ni en acciones, que aunado a la falta de infraestructura e inversión, también de materiales didácticos, pues a la fecha no se tienen los libros de texto gratuitos de este nuevo ciclo, ni una capacitación unificada y generalizada para los docentes, aunado a la carencia de protocolos de actuación, aunque sea en proyecto, se vislumbra un futuro ciclo escolar sin directriz, sin objetivos claros, ni resultados óptimo o medianamente aceptables. La tarea no es fácil, es una situación inédita en la vida educativa de nuestro país.

Estamos conscientes que nadie se esperaba una situación de esta envergadura e importancia, pero también he cierto que algunos sectores gubernamentales, de por si carentes de recursos económico por el “recorte presupuestal” de inicio de la “Cuarta Deformación”, no han realizado las operaciones que se requieren para afrontar  de la mejor manera esta situación.

La vida sigue, los pronósticos han rebasado y con mucho cualquiera de las predicciones oficiales y el tiempo apremia. Ya tenemos una contingencia sanitaria, otra económica, otra de seguridad pública y procuración e impartición de justicia; y ahora se avecina, toca ya la puerta, se encuentra a la vuelta de la esquina, una contingencia política; que si no se toman las mejores decisiones; al igual que las anteriores señaladas, se le irán de las manos al Señor López Obrador, muy a pesar de que “la pandemia le haya caído como anillo al dedo”

Va pues nuestro reconocimiento a esos docentes que se esfuerzan por hacer su trabajo como un verdadero apostolado, con ética y profesionalismo, con entrega y amor a nuestros niños, niñas y jóvenes. Una petición amable y respetuosa para aquellos que aún no se “han puesto las pilas”, de esos que dicen “hago como que trabajo, pues para lo que me pagan”, para que demuestren que los mexicanos somos mucho más que narcos y políticos corruptos.

Lógicamente veremos cómo nos va si le damos tiempo al tiempo.

Comentario 1.- El que estemos en el “top thing” mundial de los países con más contagios de covid, no es algo que nos debe llenar de orgullo. Desde hace tiempo, México no figura en el ámbito internacional por algo bueno. Si no es por tener al narco más rico, el más buscado; por ser un país donde desaparecen 43 jóvenes estudiantes normalistas en una sola noche y no se sabe, siquiera, donde quedaron los cuerpos; por tener gobernantes, de los diversos partidos políticos que saquean, roban, dispendian, se corrompen y defraudan a sus coetáneos y representados, por tener empresas paraestatales que malversan el patrimonio de todos los mexicanos, y hasta tener un gobernante que es una mala copia de un presunto dictador, no nos hemos distinguido por algo bueno. La responsabilidad de todo esto, es nuestra, de usted, de mí, de todos y cada uno de los ciudadanos y de los nacidos bajo el manto de este país. Hemos demostrado en múltiples ocasiones que podemos salir adelante, que somos solidarios, que luchamos contra la adversidad y la hemos superado.- Por favor, ahora también podremos hacerlo, SI PODEMOS.

Comentario 2.- Los derroteros que está tomando el juicio contra el ex Secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, en los Estados Unidos de América, y las nuevas investigaciones en contra de dos de sus más cercanos: Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, quienes fueron acusados de narcotráfico por el departamento de Justicia de Estados Unidos, pueden poner a San Luis Potosí nuevamente en el ojo del huracán. Recordemos que uno de los amigos íntimos y cercanos de Luis Cárdenas Palomino, es el ex titular del Consejo Estatal de Seguridad Publica e impulsor de la Secretaria de Seguridad Pública del Estado. Cesáreo (sicario) Ramón Martín Carvajal Guajardo, quien presumía su cercanía, ante propios y extraños con Cárdenas Palomino. Por otro lado, no olvidemos que la hermana de Genaro, Gloria García Luna vivió en esta entidad, como asesora y secretaria técnica del Consejo Estatal de Seguridad Publica, bajo la protección de Marco Antonio Novella Juárez, en el sexenio del CP. Marcelo de los Santos Fraga. Y hay más.

@GayossoB

  1. GABRIEL GAYOSSO BERMAN / La Cicuta / San Luis Potosí, S.L.P / Agosto 02 de 2020.