De Rector a Alcalde ¿Y de Alcalde a Dónde?

L Gabriel Gayosso Berman 250xPor L. Gabriel Gayosso Berman/ La Cicuta/ San Luis Potosí, S.L.P.
Ha pasado un año de gestión del ex rector y ahora alcalde la capital potosina, Mario García Valdez, y aunque le faltan dos años para concluir su periodo constitucional, está dejando una percepción social de que aún no termina su campaña o que anda en nueva campaña política, pero que no ha realizado ninguna obra de real importancia.
Al igual esta la administración de su mentor, padrino político y gurú el gobernador del estado, con la agravante de que han pasado cuatro, si cuatro años de gestión gubernamental de los seis que son, y sigue con la cantaleta de que no le dejaron recursos, que no hay dinero, que la federación no le aprueba sus proyectos, que hubo saqueo, de que la culpa es de sus detractores y de su antecesor Jesús Marcelo de los Santos, etcétera, etcétera y etcétera.
La realidad parece que nuestro rollizo alcalde ande en plena campaña política, asistiendo a todos los eventos, lo mismo que al baile de máscaras de los “viejitos” con motivo del Día de Muertos, que a primeras comuniones, bautizos, presentaciones, eventos deportivos, charros, comidas, desayunos y todo evento social donde pueda tomarse la foto, darse baños de pueblo y figurar en los medios de comunicación, como si fuera el platillo fuerte del hecho.
Cuestionado por su inercia política y jurídica para lograr la recuperación de los millones y millones de pesos que, el mismo ha declarado, fueron malversados, subutilizados y subejercidos en la pasada administración a cargo de su correligionaria Victoria Amparo Labastida Aguirre y su círculo cercano de poder.
Tanto así ha sido la parsimonia, estulticia y desinterés que hasta la misma jerarquía católica local ha tenido que pedir eficiencia y prontitud en el manejo de las denuncias por irregularidades en las administraciones gubernamentales pues ellos son un cedazo de las inquietudes ciudadanas y populares.
Mientras el pelirrojo alcalde justifica que ya “paso el balón a otra cancha” y es responsabilidad de la Auditoria Superior del Estado, darle continuidad a su denuncia en contra de su antecesora; la ciudad, el municipio y la zona conurbada carece de los elementales servicios públicos con eficiencia y responsabilidad.
Así encontramos unas vialidades urbanas que parecen paisajes lunares, por los baches, hoyos, pozos y cráteres que las llenan; verbigracia: la Alameda “Juan Sarabia”, y todas las calles y avenidas fuera del centro histórico y la zona VIP del poniente de la ciudad, como dicen en el popular sorteo Melate, “más las que se acumulen”.
Falta total de alumbrado público eficiente, pues existen las luminarias, pero, o están prendidas todo el día y apagadas por las noches, o están fundidas o  no funcionan, como es el caso de las calles del Centro Histórico, boulevard rio Españita, rio Santiago, y casi todas las plazas públicas y los siete barrios de la ciudad.
El desorden del comercio informal, que invade calles, avenidas, paradores, esquinas, y hasta la misma plaza de armas, sin que nadie pretenda corregir, ordenar o regular este problema. Claro que hablo de las autoridades municipales, pues los informales son controlados y regulados por supuestas organizaciones sociales dignas del Crimen Organizado. En tanto los inspectores municipales “haciendo su agosto”; la extorsión institucional a pequeños comercios y establecimientos, incluso apoyados por elementos policiales y el propio ejército.
Y ya entrado en el tema de la seguridad pública; una policía preventiva municipal dedicada al robo, la extorsión, el asalto en despoblado, usando desmedidamente la fuerza para efectuar las detenciones, robando a los transeúntes, a los jóvenes, a los pequeños comercios de las colonias y fraccionamientos; sin que se vean o perciban los resultados de la tan afamada capacitación, profesionalización y controles de confianza, donde se han gastado muchos millones de pesos.
Independientemente de una policía vial, que es ejemplo de corrupción, impunidad, falta de profesionalismo, de honradez, de probidad, de ética, de proximidad y cohesión social.
Desgraciadamente cuando se dejan huecos en el poder o ejercicio del mismo, no faltara quien los cubra o se los apropie; así que mientras el ex rector ido a político, se la pasa de evento en evento, de celebración en celebración, sus funcionarios hacen y deshacen sin control y cada quien buscando su proyecto personal, económico y político, como sucede en la Dirección General de Desarrollo Social, ahora a cargo de Ma. Del Pilar Delgadillo Silva, que la ha convertido en una sucursal del Frente Juvenil Revolucionario capitalino, con la ayuda del no tan joven regidor Luis Gerardo Aldaco Ortega, quien suspira por ser nuevamente candidato a diputado local, pese a la animadversión que por él siente la pareja Toranzo -Segura.
Lo anterior claro, bajo el proyecto de que a raíz de la nueva política de equidad de género en el PRI, la titular de Desarrollo Social, Pilar Delgadillo, se disputaría la candidatura a la alcaldía capitalina con Beatriz Benavente, ex directora de esta dirección y actual responsable del Instituto Potosino de la Juventud, y con la diputada local verde ecologista Marianela Villanueva Ponce.
Si bien existe una total desorganización administrativa y funcional en casi toda la alcaldía capitalina, pasando por las direcciones Servicios Generales, Técnica, Protección Civil, Turismo, Educación, Cultura, Asuntos Jurídicos, Obras Públicas, Ecología y demás; la responsabilidad recae en el Presidente Municipal, que en vez de andar buscando su futuro político, debería sacar adelante su gestión y dejar de perder más su, ya de por si deteriorada, imagen pública.
Sabemos que no se ha realizado ninguna obra significativa, ni se tiene planeada obra de relevancia en lo futuro, que no existen proyectos viables o recursos para financiarlos, y que solo se ha estado realizando la promoción personal de Mario García, hacia un proyecto político que tienen como destino la silla gubernamental en el 2015, con la anuencia del galeno gobernante, quien incluso lo señalo “Como mi gallo”, esta pobre y sufrida población capitalina vivirá otra etapa de desaseo e irresponsabilidad política.
Por lo anterior, no es de extrañarse que muchos y muchas militantes del Revolucionario Institucional y del Verde Ecologista, crean que cuentan con los méritos partidistas suficientes para ser el próximo alcalde, aunque en la memoria histórica de los potosinos, exista repudio y descontento con la presente y anterior administraciones municipales.
Sin saber a ciencia cierta quien fue el promotor de una encuesta publicada en días pasados por una reconocida empresa encuestadora, donde se presentan escenarios, reales o ficticios, sobre las posibilidades de los resultados en el próximo proceso electoral del 2015, particularmente en lo que respecta a las consecuencias de las acciones emprendidas y las no realizadas en contra de la ex alcaldesa priísta Labastida Aguirre, esto le arrea candela a la sucesión gubernamental.
Por lo pronto, cada día que pasa, se ve el distanciamiento entre el robusto y pelirrojo ex rector y la titularidad del poder ejecutivo local, aunque como están las cosas, tal vez hasta el soso ciudadano haría mejor desempeño.
Comentarios: Que ocurrirá en las dependencias estatales que tienen que apoyar a los jóvenes y además deportistas, pues tanto el Inpode como el Inpojuve, a cargo de Armando Zacarías Gutiérrez y Beatriz Eugenia Benavente Rodríguez, respectivamente; no pudieron o no quisieron brindar ninguna ayuda al grupo de Tiro con Arco, que representara a la Entidad en el torneo selectivo, pero buenos para exigir que portaran el logotipo de la administración del médico gobernante Toranzo. ¿Andarán en campaña política?

1 Comment

  1. Es necesario y urgente que nuestros gobernantes se ocupen de velar por el bienestar de la ciudadanía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.