No me lo pongo y háganle como quieran

Hoy en la mañana frente a su Jefe máximo, Gatell volvió a dar su consabido discurso (y dicho hasta el cansancio, pero lo voy a volver a explicar) -ya saben, con ese «tonito» condescendiente, propio de un violento pasivo muy cabrón- sobre el uso del cubreboca, incluso entrelazó la «mala fe» que en la 4T piensan tienen los medios cuando publican a gobernantes de primer orden usando este simbólico y útil pedazo de material sobre la boca de las personas… ¿la explicación de Gatell? Lógica, evidente y hasta obvia; sirve en ciertas circunstancias, protege aunado siempre a las otras medidas de aseo y distancia, el problema es que una gran parte de la población NO lo usa, así que sus medidas quedan incompletas…y una piensa, «carajo, si AMLO lo utiliza sería un buen ejemplo y hay probabilidad de vencer algunas resistencias. Carajo, sirve de forma masiva para contagiarse menos, si todas y todos lo usamos al mismo tiempo». ¿Por qué no quiere el Presidente? ¿Qué putas le cuesta? ¡Es un buen ejemplo, carajo!

Y pues, como una cosa lleva a la otra, una se pone a pensar en las razones inevitablemente.

Debo decir que tengo dos años tratando de comprender, por lo menos cada mañana, muchas cosas del accionar presidencial y comprendo muy muy, pero muy poco.

No soy analista, psicóloga, investigadora, periodista ni reportera, solo soy bruja; y sí está muy cabrón y muy miserable que por un simbolismo de «no me van a callar la boca», «no me someto a mis contrarios», «como se pondrían si me lo pongo», «ya me imagino los titulares de los medios fifís», un señor que tiene en sus manos la esperanza de millones de personas, no haga hasta lo imposible por demostrar que lucha, porque no haya tanta muerta y tanto muerto.

Y mi brujez me alcanza para decirles que esa es su fórmula ante muchísimas situaciones que ya se han presentado en sus dos primeros años de gobierno y todo parece indicar que nos faltan 4 iguales.

El orgullo personalísimo sobre el interés común de un hombre que nunca creí fuera así, porque dijo durante casi 20 años que era diferente al egoísmo EGO ÍSMO que nos había gobernado durante décadas.

Y mi «brujez» me dice, que no, no se lo va a poner y háganle como quieran.

SOCORRO RUIZ / Opinión / San Luis Potosí, S.L.P. / Julio 28 de 2020.