Urgente, una Policía Sanitaria

Hoy no quiero hablar de política partidista, pues nuevamente me voy a atorar con este conflicto de ideas, conveniencias e intereses que enemistan a familias, amigos y compañeros de trabajo.

Mejor quiero proponer algo que considero podría ser útil para todos, y en la circunstancia de atajar la criminalidad y contagio por Covid 19, bueno sería, establecer un voluntariado para integrar una Policía Sanitaria integrada por ciudadanos.

Me quedo con la idea, de cerrar esta semana con voluntad de aportar. Ya es demasiada la carga negativa y en mi entorno, no podemos más que rezar, orar por la salud de nuestros seres queridos y sin embargo, NO ES SUFICIENTE.

Lo pongo en el imaginario luego de observar, en la última semana, cómo urge mayor presión sobre negocios y ciudadanos irresponsables,  sospechamos, asintomáticos.

Estoy cierto que las autoridades de salud de la entidad y los ayuntamientos, hacen lo que humanamente les toca en materia de difusión, contención, organización, sanitización e implementación de ayuda a clínicas y hospitales.

Y sin embargo, NO ES SUFICIENTE. Por todo, hoy establezco la idea, que llegó el tiempo de cuidarnos, los buenos, los protegidos; de todos aquellos inmaduros, indolentes, a quienes hay que hacer señalamientos indirectos y directos de aquellos negocios que no están respetando las reglas de vida.

En la semana, como cualquier mortal, literal, fui a un par de Oxxos, a las famosas Doña Tota, a las Farmacias Guadalajara, a un par de bancos y la constante es la misma.

Tienen tapetes sanitizantes más secos que mis ideas. Tapetes de puntos hacia arriba donde el líquido está más ausente que mi calidad ortográfica.

El personal no se aguanta y los cubre bocas, a veces muy “ralos”, son tan mal colocados que dudamos eviten el “ensalivado” de productos y alimentos.

Hablemos pues de la Policía Sanitaria. Una que empuje a la responsabilidad colectiva. Que no agreda, pero que si,  haga ver la importancia de que, o nos cuidamos, o les señalamos los errores al sector privado y ciudadanos,  o será todavía muy lento y largo, el ritmo de contagio.

Quizá, como en los tiempos de la bellísima Medellín, donde los ciudadanos llegaron a tal grado de hartazgo que, cuando sentían la presencia de personas No Gratas, de plano se salían de los negocios o restaurantes.

Con ello, mandaban una señal de que eran más, los que querían la paz, la seguridad y en este caso, la salud propia y la de todos.

Que se puede, claro, con moños negros, con crespones  negros, o del color que usted quiera, pero donde se diga, sin ofender, ponte bien el cubre bocas y “no me ensalives” los alimentos.

Y para cerrar, les comento algo que vi y que estoy seguro es grave. Me refiero a las zona de “Las Totas” donde se venden alimentos en la barra y donde “la banda”, tose, se limpia la nariz y deja la servilleta abandonada.

Obviamente, salí huyendo y díganme exagerado, pero amo respirar y confío que a ustedes también…

Hagamos equipo…

Lo mejor de cada casa…

Lo que pasó ayer en Jalisco entre Andrés Manuel López Obrador y Enrique Alfaro, tiene dos lecturas simples. De la nada, las cosas se resuelven o de plano el gobernador de Jalisco no dejó pasar la oportunidad de hacer un planteamiento concreto que es la voz de al menos 12 entidades de México, frente a un Presidente que debe considerar, que hay un mundo más allá de los 30 millones de votantes y que los 65  restantes tienen voz.

Del cuarto piso.-  De acuerdo, como sostiene el diputado Gerardo Peña: “Nadie quiere verse lastimado, la mejor manera de terminar con esta pandemia y no vernos rebasados en la infraestructura hospitalaria es cortando la cadena de contagios, y la única manera de hacerlo, como lo han dicho la Secretaria de Salud y el Gobernador, es quedándonos en casa”.

Insisto, si el gobierno federal,  nos hubiera encerrado abril y mayo todo sería diferente. Pero bueno, ellos tienen otros datos, que como hemos visto, a veces se asoma la terca realidad, en medio del Tratado de Libre Comercio que hoy obliga a bajarle dos rayitas.

Nostra Política.-  Creo, hay coincidencia en los que dijo Edgar Melhem, pues todos los partidos quieren que ya empiecen las hostilidades.

Nuevas reglas de lo que serán las campañas el próximo año, pero sin suspender un proceso, mientras que los datos revelan, certeza en pro del Partido Acción Nacional, que localmente comanda Luis “Cachorro” Cantú, quien tiene hoy el sartén por el mango.

Nostra Política.- ¿Le alcanza a Luis Torre Aliyán? Hoy tengo dudas sobradas. A poco si se a fue Morena y enterró a Gattas.

18 pendientes…  Correo: jeleazarmedia@gmail.com

Twitter.- @JEleazarDeAvila

ELEAZAR de AVILA / El debate equis / Victoria, Tamps. / Julio 17 de 2020.

Si desea suscribirse a nuestro canal de Telegram, sólo de click aquí!