Regresan Tendederos del Acoso a la UASLP

Después de que al inicio de su rectoría Alejandro Zermeño asegurara que el acoso sería erradicado de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, alumnas universitarias colocaron esta mañana, frente al Edificio Central, un tendedero de denuncias contra profesores acusados de acoso sexual, como secuela de las inconformidades de un presunto caso en la Facultad de Psicología.

Las jóvenes colocaron cartulinas y hojas de papel bond, donde se leía: «Gustavo N. sigue en la facultad, lo queremos fuera», «UASLP solapa y encubre acosadores», «Fuera acosadores de la UASLP. Ya te vimos Dr Acoso», entre otras leyendas y criticaron que el abogado general, Martín Joel de Anda, no proceda con la rescisión de relación laboral hacia el profesor imputado, pese a que una comisión investigadora encontró evidencias fehacientes.

Las alumnas indicaron que la estudiante presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE), la cual se indaga en la Fiscalía Especializada y momentos después, fueron atendidas por una comitiva de la UASLP encabezada por la titular de la Defensoría de los Derechos Universitarios, Urenda Queletzú Navarro.

A través de un comunicado de prensa, la defensora de los Derechos Universitarios, Urenda Navarro Sánchez, informó que por instrucciones del rector de la UASLP, Alejandro Zermeño Guerra, la universidad brindará acompañamiento integral y será parte de la defensa jurídico legal de la alumna que presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado de San Luis Potosí, contra un docente universitario por delitos de índole sexual.

La funcionaria sostuvo que lo anterior es algo que nunca se había realizado en la universidad. “Se aportarán los elementos a la Fiscalía, en donde se configura la responsabilidad del imputable; de igual forma, en tanto que eso pasa y como medida que garantice la no repetición de los actos, se dictará una medida precautoria con carácter permanente”, afirmó.

Agregó que  sólo se espera que la FGE-SLP resuelva la responsabilidad del imputado para que la universidad pueda actuar en consecuencia, sin que tenga algún tipo de implicación que violente los derechos laborales del docente, toda vez que el caso prescribió internamente.

Explicó que luego de las investigaciones y revisión del caso al interior de la institución, la sanción al maestro preescribió al no ser aplicada en su momento, es decir, durante la gestión anterior. “Así la recibimos. Pese a eso, se derivó en un dictamen de una comisión investigadora que encontró responsable al profesor en algunas conductas relacionadas con violencia sexual”, aclaró.

Por último, sostuvo que a través de estas acciones, el rector Alejandro Zermeño Guerra ratifica su compromiso de cero tolerancia a cualquier tipo de violencia contra la mujeres en la UASLP, tal y como lo informó desde su primer día de gestión.