Huye

Después de varios meses de cuarentena, una pausa en la economía nacional y altos índices de contagios y muertes por Covid-19, gracias a la disminución de la pandemia se ha reactivado la economía con la apertura de negocios, centros comerciales y otras actividades en el país.

Lo anterior le dio confianza al presidente López Obrador para ir a visitar Estados Unidos y reunirse con Donald Trump para reforzar la diplomacia y acuerdos entre estas dos naciones.

No hace mucho, más bien, en campaña presidencial, Obrador defendió al país a capa y espada de las decisiones de Trump, la más recordada fue el muro y los temas sobre migración, incluso, los dos usaron su retórica y reafirmaron una y otra vez que no dejarían que nada ni nadie dañara a su país… y como otra promesa de campaña, a los dos se les olvidó.

Después de los altos índices de asesinatos y feminicidios en México, el incorrecto manejo de la la crisis sanitaria por ambos y los últimos problemas en la Casa Blanca referentes a prostitución y racismo, los dos aparecen como grandes amigos en todo medio de comunicación; mediante el uso de discursos que apelan a la memoria histórica inundada de retórica los dos se alagaron y mostraron un gran juego diplomático que, a consideración mía, borraron aquellos problemas en sus naciones que ninguno resolvió.

“Obrador es y será el mejor presidente que México podrá tener”, dijo Trump. Su actitud es tan parecida qué tal vez eso es lo que los une y los enorgullece a ambos; dos figuras políticas atacadas por todos, con intolerancia a la opinión pública y una toma de decisiones tajantes que sólo afectan a su nación.

Huye el presidente de México sin preocupación alguna, se fue a otra nación sin pensar lo que aquí dejó. Recordemos que después de esta pandemia los estados no encuentran las medidas adecuadas para detener los contagios en el país y regresar de manera segura a toda actividad. Unos hacen que el uso de cubrebocas sea obligatorio, otros más suspenden negocios por no acatar las medidas estipuladas, no hay quien dirija y trabaje con los demás niveles de gobierno para tener más fuerza de contención.

Así huyó, dejando crisis causadas por sus malas decisiones no sólo hablando sobre la pandemia, sino también en temas urgentes para la mejora del país, como el subsidio federal destinado para la Alerta de Violencia de Género.

Ya sea con un discurso engañoso, de ofensa a su persona o haciendo un viaje a otra nación, él siempre seguirá huyendo. Esta visita a Estados Unidos comunicó todo menos una reunión urgente de negocios, esto fue solo un intento de reconocimiento entre naciones que, al avanzar su mandato, pierden credibilidad.

Twitter: @Yulicg19

YULISSA CEDILLO GUADARRAMA / La Nacional / Toluca, Edo Mex. / Julio 10 de 2020.