En la «Nueva Normalidad» y en el “Pico de la Pandemia”, Potosinos Salen de Compras

En pleno pico de la pandemia y en el día donde se rompió el récord de contagios registrados en tan solo 24 horas, miles de potosinos se asomaron a la nueva normalidad y cientos de negocios volvieron a abrir sus puertas.

La nueva normalidad no cambió mucho al tiempo de cuarentena, mucha gente siguió saliendo con cubreboca, pero otros más, sin él. La diferencia de la nueva realidad es que muchos más potosinos salieron a la calle a partir de este lunes 1 de junio que se reactivaron algunas actividades esenciales.

Los negocios ubicados en la avenida Venustiano Carranza en el primer cuadro de la ciudad estuvieron abiertos, pero con restricciones como atender a la gente en la entrada a los comercios, o algunos dejando entrar por goteo a los clientes.

Negocios de ropa, zapatos, de préstamos, ópticas, de refacciones y papelerías estaban abiertos, mientras que la gente que los atendía la mayoría lo hacía con cubrebocas o careta. El centro volvió a tener casi la misma vida que antes que llegara la pandemia.

El pasaje Hidalgo, la calle comercial más importante del Centro, lució también con la mayoría de sus comercios abiertos y con gran movilidad de personas, desde adultos hasta menores con sus padres.

En lo que corresponde a los restaurantes reactivaron también sus actividades aunque con una atención mínima, otros también aprovecharon estos meses para realizar rehabilitaciones en sus negocios por lo que estuvieron cerrados.

Donde se observó una gran cantidad de gente de nueva cuenta fue en los bancos del mismo Centro Histórico. El cierre de algunas sucursales siguió provocando que los cuentahabientes tengan pocas opciones y saturen las que sí se mantienen abiertas.