Hipertensión, Diabetes y Obesidad, Cómplices del Covid-19: Secretaría de Salud Federal

La hipertensión, diabetes y obesidad son las enfermedades crónicas que padecían la mayoría de los mexicanos que murieron por coronavirus, de acuerdo a informes del Gobierno Federal.

Los expertos lo advirtieron, incluso antes de llegar la pandemia a México y lo confirman los datos: los males crónicos de la sociedad mexicana en general, ha provocado un mayor número de muertos en comparación con otros países del mundo.

A nivel nacional, del 100% de muertes por coronavirus que alcanzaban 7 mil 179, en el 80% de los casos las personas tenían factores de riesgo, entre ellos estaban la hipertensión en un 42% y diabetes en un 38%, únicamente el 25% de los muertos por coronavirus no tenía otro mal y su salud se consideraba como buena.

Para el caso específico de San Luis Potosí, de acuerdo al corte del pasado 23 de mayo y con cifras oficiales de la Secretaría de Salud Federal, el 42% de las personas que murió por coronavirus tenía diabetes y un 54% hipertensión, en algunos pacientes se conjugaban los dos factores.

Respecto a las persona con algún grado de obesidad, San Luis Potosí se ubica en tercer lugar a nivel nacional en personas muertas por Covid-19 con este padecimiento; el primer lugar lo tiene Zacatecas con 55.5%, el segundo Baja California Sur con 41.9%, el tercero San Luis Potosí con 41.6% y el cuarto Campeche con 41.3%.

Cabe destacar que según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición realizada en el 2018, 7 de cada 10 mexicanos tenía sobrepeso u obesidad, además 8.6 millones de personas en México estaban diagnosticadas con diabetes, toda ella población con riesgo de morir por la pandemia por los factores de riesgo en su salud, habiendo otro grupo de población con riesgo alto también que no conoce su situación de salud.

De acuerdo a la misma encuesta, en San Luis Potosí hay más de 304 mil personas con obesidad, que representan el 16.7 por ciento de la población; esto coloca a San Luis Potosí en el treceavo lugar nacional de entre las entidades con mayor porcentaje de obesidad en su población.

Finalmente, si se conjugan estos dos factores con la edad avanzada, la mortalidad de las personas que tengan coronavirus incrementa mucho más.