Son un manual de tortura

Hay historias tan hermosas

del Titanic, sus músicos

en cubierta, únicos,

las hay también escabrosas

y conductas tenebrosas,

como ahora qué en Barcelona

la calma los abandona

y al borde de la locura

son un manual de tortura

y el kubarak no perdona.

 

Soy loco en el vecindario

por cruzar con Tapabocas

al imprudente provocas

y te ven como adversario.

Dedicaré a su obituario

al pie de su cinerario:

“aquí yace un potosino

que se burló del destino:

se creía inmune al contagio”.

 

Hay otros padecimientos

y es necesario advertir

que luego de repetir

Y cliquear los instrumentos,

teclado, mouse, vienen cruentos

el mal del túnel Carpeano,

de Quervain, cuida la mano,

no está de más repetir

que está prohibido salir

no hagas que todo sea en vano.

 

El ruido ni ausenta al germen

y menos nos hace inmunes

es asunto de comunes

pensar en los que si duermen.

Puede evitar que se enfermen

o que de pronto se alteren,

tómense selfies, cooperen

hágase su live stream

disfrácese de James Dean

pero bájenle, no frieguen.

 

@JosAntonioParg2

JOSÉ ANTONIO PARGA / Décimas del Tapabocas / San Luis Potosí, S.L.P. / Abril 28 del 2020

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.