La Pasión por Escribir

mayra diaz-250xPor Mayra Díaz/ De Rosa/ San Luis Potosí, S.L.P.
Las pasiones son todo aquello que nos permite desarrollarnos como seres humanos. Después de todo, qué es esta vida, si no encontramos motivos para sentirnos plenos. Cada cual tiene la propia.
El escribir por ejemplo constituye un acto liberador.  Un encuentro consigo mismo. Nos permite remontarnos a lugares lejanos, a desarrollar la imaginación.  La suma de palabras cobran vida mediante un escrito. A través de ellas  nos permitimos externar.
Que sería de las palabras  si no se la hubieran apropiado los poetas. Los grandes filósofos, los  hombres que dejaron su legado en la manera de percibir el mundo.
A veces llega el silencio y las palabras solo deambulan en la mente sin  poder ordenarlas. Se vuelven esquivas, huyen y solo aparecen los silencios.
Luego entre los sueños de una noche cualquiera regresan empujando a ser liberadas.  En ocasiones se reprimen, se pelean entre la razón y el sentimiento. Y al contacto de un teclado florecen, cobran sentido, te obligan a proseguir.
Quizá por esa razón las grandes letras de canciones vienen después de prolongados letargos. Me imagino a un compositor cualquiera en donde después de tres tazas de café y la búsqueda incesante para componer un tema la idea no acude. Vueltas a la cama… traslados entre la pluma y la hoja, entre sorbos  de una bebida y la ausencia.
Pero así como adormecen, en un momento despiertan. No importa si estas dormido, si te estás duchando o simplemente te encuentras reclinado en un sofá. Sabes que es el momento. No hay un mas tarde… te sientas y comienza la historia.  Una palabra le sigue a la otra y se amontonan. Solo llegan  de la manera más inesperada en espera de poder ser compartidas.
Existen los escritos que se quedan como testimonios de nuestros sentires y que permanecen guardados en un diario. Ellos son testigos cabales de la historia personal. Nos muestran de que manera afrontamos la vida. Nos recuerdan quienes fuimos, en dónde nos quedamos varados. Nos permiten plasmar los sueños y son confesiones fieles del itinerio individual.
Otros más que nacieron para ser compartidos. Que deben llegar a los lugares y a las personas que corresponden, porque sería una pena que se perdieran en un cajón como se extravían. muchas otras cosas en la vida.
Alguna vez  alguien me dijo  una verdad muy sabia: di lo que sientas, porque no sabes si mañana exista una nueva oportunidad para hacerlo.
Cuando se escribe se corren riesgos. Los periodistas los saben bien a bien, pues con cada nota pueden herirse susceptibilidades. Es un riesgo latente, porque la visión  de las cosas puede variar según dicen según el cristal con que se mira.
Para quienes gustamos de escribir  sabemos de esos riesgos. Aún con ello elegimos publicar. ¿Quién nos garantiza que de no haberlo hecho los resultados serían diferentes?
Escribir es pues un acto de pasión. Es un acto de valentía por atreverse a compartir. Es un gesto de honradez consigo mismo y hacia los demás.  Es poder discernir entre aciertos y errores. Es buscar el lugar preciso para que las palabras encuentren sentido y el sitio a donde pertenecen. Puede ser una manera de rendir tributo  a  quien se lo merece.  Es quizá el riesgo a la indiferencia o a la respuesta  cálida.
Finalmente las palabras siempre estarán expuestas, pero siempre dispuestas, para todo aquel que tenga la pasión por escribir.
Y
Qué sería.

5 Comments

  1. muy buen texto Maestra Mayra.! me gusto mucho Gracias por escribir para sus estudiantes Psdt: la queremos.mucho 1″E»

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.