Las malas decisiones siempre nos alcanzan

Hasta el jueves en México se han confirmado 6 mil 297 casos positivos y 486 muertes por Covid-19. El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó que en los próximos días el país podría entrar a la fase 3 a nivel nacional, así como una estimación total de 55 mil 951 pacientes según el modelo centinela que tiene el objetivo de observar cómo se comporta la pandemia para poder reaccionar.

El Gobierno de México está consciente de que los casos hasta ahora confirmados no son los únicos. A pesar de establecer medidas como el distanciamiento social no se pueden obtener números concretos sobre los casos existentes dentro del país.

En comparación con otros países, México no cuenta con un número excesivo de casos por coronavirus, lo cual disminuye el pánico social (hablando ya de una cercana tercera fase).

Una de las consecuencias de no contar con datos correctos es el sistema de salud pública. Esta pandemia ha logrado evidenciar las carencias del sistema de salud en el país. El gobierno federal busca la manera de generar mecanismos que favorezcan a cubrir la necesidad de los pacientes con el padecimiento, uno de ellos es el convenio entre el sector salud con hospitales privados que pretenden atender hasta 12 mil 500 pacientes por coronavirus.

Una medida coherente fue invitar a la gente a permanecer en casa para no saturar el sistema público de salud; sin embargo, esto también solo es una muestra de que no se cuenta con infraestructura, medicamentos y equipo adecuado tanto para hacer frente al Civid-19, como con otras enfermedades como cáncer, diabetes e hipertensión, ya que no se logran abastecer las necesidades de salud de los derechohabientes.

Hoy las pruebas para descartar el virus no son suficientes, en las clínicas se prefiere poner a los sospechosos en cuarentena desde su hogar. Laboratorios privados se han encargado de realizar pruebas a un costo de alrededor de 3 mil 300 pesos y un diagnóstico que afirme ser sospechoso; el problema radica también en que no todos los ciudadanos pueden acceder a esa cantidad.

En el 2018 el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) mostró que 19.1 millones de personas carecían de acceso a servicios de salud y hoy de nada sirve tampoco ser derechohabiente si no se brinda e invierte lo necesario.

Esperemos entonces que las decisiones tomadas en estos momentos solucionen problemas que el sistema de salud ha arrastrado desde hace mucho.

 

Twitter:@Yulicg19

YULISSA CEDILLO GUADARRAMA / La Nacional / Toluca, Edo Mex. / Abril 17 de 2020.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.