Hagamos un alto y veamos… ¿Qué hemos sembrado?

Transcurren los primeros días del mes de abril y nadie se imaginó que estaríamos en medio de una pandemia a nivel mundial por el Covid-19.

Desde hace mucho tiempo dejé de leer el periódico y de ver los noticieros, entonces no tengo una idea muy clara de cómo está ahora la situación a nivel mundial, pero si alguien me preguntara mi opinión acerca de lo que está pasando, yo diría que absolutamente en todo lo que pasa hoy existe un “propósito de amor”… y las cosas suceden, porque es voluntad del Espíritu Creador permitir que algo suceda o no.

Yo sé que es fácil decir esto desde mi posición en donde no estoy afectada ni en mi salud, ni en mi economía, ni en mi seguridad, lo cierto es que durante todo este proceso ni he sentido miedo, ni pánico, ni angustia, porque confío y tengo la certeza de que lo que está sucediendo es para el más alto bien de todo y de todos, aquí y en todas partes.

Finalmente todo responde a la Ley de Causa y Efecto, lo que hemos sembrado como humanidad, eso es justamente lo que estamos cosechando, no hay ni premios ni castigos, simplemente consecuencias de nuestras decisiones y de nuestras acciones.  Yo siento que lo que estamos viviendo ahora es un “tiempo fuera“ para revisar nuestra cosecha y, si no nos gusta lo que estamos cosechando, debemos de analizar con calma que hemos sembrado.

Este tiempo fuera es un regalo valiosísimo que estamos recibiendo, independientemente de las circunstancias por las que cada uno de nosotros estemos pasando, si aún estamos vivos en momento de valorar el tiempo presente, el aquí y el ahora, es una gran oportunidad de agradecer por todo, porque al final del camino cada experiencia vivida nos ha formado, nos ha forjado el carácter y esta pandemia no tiene por qué ser la excepción.

Nosotros somos quien le damos el significado a los hechos, y el hecho ahora, el principio de realidad es que el virus está entre nosotros, que ha generado una pandemia a nivel mundial, la pregunta es … ¿cómo voy a afrontar mi principio de realidad? El mío, el propio, lo que me está pasando, que significado le estoy dando y de qué manera lo voy a integrar a mi vida,  desde el miedo o desde el amor, con la confianza y la certeza de que todo es perfecto, todo es por amor y todo es para bien.

Son muchas las cosas, la información, las opiniones y los intereses que giran en torno de esta situación, y no sabemos si es algo sobrenatural que viene fuera de nuestro planeta tierra, o si tiene que ver con intereses políticos, sociales, o económicos, o simplemente está pasando de manera natural, sin que existan intereses específicos de por medio. No lo sabemos y será difícil coincidir en una sola versión o tener la ilusión de tratar de adivinar la verdad, finalmente la causa será revelada y dada a conocer en su momento, cuando la lección se haya comprendido y los seres humanos nos unamos como verdadera humanidad para superar la prueba.

Es ahora cuando debemos comprender y creer que todos somos especiales, que todos somos necesarios y que todos tenemos la capacidad, la divinidad y la fuerza del amor en nosotros mismos, es una prueba muy dura pero estamos hechos para afrontarla y superarla si logramos dejar la ilusión del ego, el individualismo, el egoísmo, el miedo, el pesimismo, la duda y desconfianza de lado, y actuamos sabiendo que somos hijos del más grande y sublime amor que existe, que todo lo es, que todo lo abarca, que no tiene principio que no tiene fin, y que tiene un gran cuidado por su creación, eso somos Todos, obra del Dios Amor, todos absolutamente, todos; no hay ni buenos, ni malos; ni justos, ni pecadores; todos somos uno; y todos somos importantes y necesarios en este momento y siempre.

Nada que temer, pero si mucho por recapitular…

Guardemos silencio, estemos en calma, demos a la solidaridad, a la empatía, a la gratitud, a la generosidad, mantengamos nuestra fe y actuemos con amor incondicional!!!

MARIA ELENA SERRANO SALAZAR / Pachuca, Hgo. / Abril 14 de 2020.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.