La sucesión rectoral de la UASLP

Escribo a título personal, y como lo he hecho siempre, con la enorme responsabilidad de expresar mi sentir, en esta ocasión como alumno de posgrado de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, con un profundo amor a quien me educó y educa, y en alguna ocasión me acogió como trabajador.

En esta ocasión toca hablar del proceso electoral de la Rectoría de la UASLP. Pero tanto se ha hablado del mismo que quiero centrarme en algo que considero del todo contrario a los principios universitarios, democráticos y éticos; y es esto lo sucedido el día 29 de marzo del corriente, cuando desde la cuenta identificada como “Departamento Comunicación Uaslp”, de la red social Facebook, se pudo leer una nota compartida que llevaba como título “Confirma Dolores Lastras Martínez sus aspiraciones de buscar la rectoría de la UASLP”.

Dicho departamento, dirigido por el LCC Ernesto Anguiano García, según el directorio publicado por la misma institución, supervisó y autorizó la publicación a manera de réplica de la nota en cuestión. ¿Qué es lo alarmante? Pues que ha sido la única referencia del proceso electoral que Anguiano ha publicado en sus medios de divulgación.

Independientemente de la autonomía de la que esta investida la Máxima Casa de Estudios en el Estado, las elecciones debieran de estar regidas por los mínimos principios de legalidad, imparcialidad, certeza, objetividad, equidad, y máxima publicidad. Para lo cual, el titular del Departamento de Comunicación, quien depende directamente del Rector, como bien lo dicta el Estatuto Orgánico de la Universidad, está obligado en todo momento a apegarse a dichos principios.

¿Cómo es posible que desde la administración central de la Universidad se decanten por un solo candidato? Y es que desde fines del año 2019, comenzaron a alzar la mano distintos actores universitarios que con el fin de presentar su candidatura a la Rectoría, alzaron la voz. A la fecha se sabe de cuando menos dos directores de las entidades académicas que han hecho expresa su voluntad de participar en el proceso, incluso presentándola por escrito ante la Secretaría General de la Institución y anexando planes de trabajo.

Por tratarse del área de comunicación social y tener la encomienda de participar a la comunidad universitaria de los aconteceres de la vida pública y manejos de la UASLP, debiera entonces ser el medio que diera a conocer los nombres, intenciones y proyectos de trabajo de todos y cada uno de quienes hubieran manifestado su intención, y no solo de la candidata que fue designada por el actual ejecutivo de la Universidad para continuar con la encomienda.

Dice el artículo 110 del Estatuto Orgánico interno, en su apartado de las responsabilidades, cuales son las causas graves de responsabilidad imputables a cualquier miembro universitario, de entre las que se encuentra en la fracción III, los actos contrarios a la moral, a la integridad física y al respeto debido a todos los miembros de la comunidad universitaria y la sociedad en general. Acoto que, el no brindar igualdad de oportunidades a los contendientes de la manera en la que lo hizo Anguiano con la publicación multicitada, vulnera en todo momento el respeto que merecen los demás candidatos al cargo. Vulnera también los principios de imparcialidad y equidad que debiera garantizar la autoridad en la elección, como sucede en todos los procesos electorales de nuestro país.

La Universidad debe entender, que ya no son los obscuros tiempos del dedazo universitario, de los porros y los fósiles, debe entender que la democracia interna debe evolucionar de la participativa a la deliberativa, es tarea del Consejo Directivo elegir con absoluta responsabilidad quien será el próximo Rector y saber que de la mano de esto se juegan las futuras políticas públicas educativas de la institución, se juega el futuro de la academia, de miles de trabajadores y estudiantes que pasan y pasarán por las oficinas y aulas universitarias.

La Universidad Autónoma de San Luis Potosí debe entender que es referente y ejemplo de los potosinos, y en esta ocasión están dando el peor de ellos.

ALEJANDRO ZEPEDA / Adigma / San Luis Potosí, S.L.P. / Marzo 30 de 2020.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.