Los Habitantes que lo Perdieron Todo

El panorama es de devastación. Las fotos y videos no reflejan por completo el problema que se vive en la colonia La Joya, ubicada en la cabecera municipal de Salinas de Hidalgo.

Cientos de familias de la cabecera lo perdieron todo, o en algunos casos, lo poco que apenas poseían. Los humildes muebles quedaron bajo el agua y ahora se encuentran inservibles en la calle.

Tras el susto, los habitantes poco a poco empiezan a tratar de volver a la normalidad, algo que se ve difícil conseguir a corto plazo por los daños que tienen las casas. Según estimaciones de Protección Civil Estatal son más de 100.

El señor Pedro Fonseca, narró así la situación que vivieron, «nos dimos cuenta porque hablaron por teléfono a la casa, bajé los pues y había agua, yo pensaba que era poca y de pronto empezó a subir y a subir y a subir, ahí fue cuando decidimos sacar a los niños».

Su esposa, la señora Verónica Rodríguez, comentó que «los niños comenzaron a llorar, el agua nos subió hasta las rodillas, yo me quedé en la cama mientras subían a la azotea a los niños y hasta el último vinieron por mí».

A pocas horas de la fuerte tromba que golpeó al municipio durante las primeras horas del lunes, todavía en la calle se observan los estragos de la tormenta: hay sillones, bases de cama, muchos colchones, ropa, televisiones, roperos, cobijas y otros artículos más que resultaron dañados. Muchos niños perdieron sus mochilas y con ello sus útiles escolares, y sin ellos algunas ya no fueron este martes a las escuelas.

Al caminar por la zona afectada, en cada esquina se observaron colchones sucios, en algunas se podían contar hasta 7 o 10 en un solo montículo.

En las paredes de las casas y en los propios coches que se encontraban en la calle, todavía era visible ver el nivel hasta donde subió el agua. En algunas calles alcanzó hasta el metro y medio.

En las azoteas, se habilitaron tendederos de todas las casas para poner a secar la ropa que se mojó durante la inundación, aunque muy poca se pudo rescatar.

Este martes, elementos del Ejército Mexicano, de la Policía Municipal de Salinas y la Estatal, trabajaron en las calles pero también al interior de algunas casas para poder quitar el lodo y piedras con palas y carretillas.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.