Los motivos de Luz y la Ingeniería Social programada y financiada

La marcha del Lunes 9 de marzo, es decir de hoy lunes, se trata de hacer un ejercicio práctico de cómo sería nuestra sociedad si todas las mujeres desaparecieran, No se trata de pedir permiso y ver si tu jefe o la empresa para la que trabajas quieren permitirte faltar. No se trata de que te “permitan” faltar a la oficina pero te pidan contestar llamadas y correos y por supuesto estar al pendiente de todo por si te necesitan. No es no y punto.

Se trata de que practiquen el ejercicio de resolver y hacer lo que regularmente hace una mujer en una institución o en su propia casa. Se trata de que todos imaginen que su secretaria sale el día anterior después de terminar su jornada laboral y en el camino alguien la secuestra y la mata. ¿Cómo sería todo al día siguiente en su oficina?

¿Quién contestaría las llamadas?, ¿Quién respondería correos?, ¿Quién ayudaría a resolver?, ¿De qué forma se las arreglarían para hacer lo que ella hace? Ahora, ¿Qué pasaría si también desaparecieran las gerentes y directoras, las madres, las doctoras, las enfermeras, las maestras, todas. Imaginen a un padre teniendo que llevar todos los días a sus hijos a la escuela y prepararles el refrigerio antes de irse al trabajo con la angustia de que su esposa lleva días desaparecida y a nadie le importa.

Imaginen a una madre que simplemente ya no va al supermercado a comprar comida porque ya no le apetece vivir después de que le entregan el cadáver de una hija violada. No se trata de que en su empresa se vean “buena onda” por no descontarles el día o tomárselos como vacaciones. Se trata de que averigüen el significado y la importancia que cada mujer tiene en esta sociedad. Ahora como equidad de género imaginemos el mismo escenario sin hombres. Ambos, hombre y mujer hacen falta en el hogar para crear una familia y procrear hijos.

Cuando Dios creo al hombre dijo que no era bueno que el hombre estuviera sólo, e hizo caer al hombre en un profundo sueño y tomo de su cuerpo una costilla y creo a la mujer, después Adán exclamó -está si que es carne de mi carne y huesos de mis huesos y la llamo Varona porque del varón fue creada. Esta vez necesitamos apoyo para la mujer que sale de su casa y no regresa.

Apoyemos y exijamos respeto y seguridad para todos. Todos tenemos derecho a hacer de la calle la extensión del patio de nuestra casa. No aflojar el paso, el amor vence siempre, el amor ha vencido, como Cristo ha vencido, el amor ha vencido. Con Dios en nuestro corazón hay que hacer las cosas, hacerlas bien, que ocurran bien, aunque aparentemente no obtengamos los resultados inmediatamente… Cristo parecía impotente en la Cruz. Dios, siempre puede más. Siempre puede más.

Los Motivos de Luz es una película mexicana en blanco y negro que protagonizó, la primerísima actriz Patricia Reyes Espiándola, esta película se presenta una gran disyuntiva. Luz está en la cárcel, acusada de haber asesinado a sus hijos. El marido y la suegra aseguran que ella los mató premeditadamente. La doctora Rebollar pretende ayudar a la mujer, pero ésta no recuerda nada y piensa que la cárcel es el purgatorio: una etapa previa para llegar al cielo.

En una de las escenas de la película Los motivos de Luz se desarrolla un dialogo entre Luz y La Dra. Rebollar:
Luz -Que iba yo a querer uno, si no me di cuenta a qué hora se me trepo encima ese desgraciado, yo nada más desperté toda batida.
La Dra. ¿Cómo que no se dio cuenta?
Luz -pues no… porque me forzó.
La Dra. ¿Y luego?
Luz -¿Y luego qué? Si me ve panzona.
La Dra. ¿Pero usted lo hubiera podido abortar?, ¿No es cierto Luz?, muchas mujeres lo hacen.
Luz -Yo no.
La Dra. ¿Por qué no?, ¿Le daba miedo hacerlo?, ¿Por qué es ilegal?
Luz –Porque es Pecado Mortal, por eso.

En otro momento de la película existe un monologo mientras Luz amamanta a su hijo en brazos, y le dice:
Un día vas a crecer y vas a ser igual que todos los hombres, vas a ser borracho para madrear a tu mujer, vas a ser hipócrita, vas a hacerles chamacos a todas las viejas que se te crucen en el camino, en vez de darte chiche debería yo cortarte el pito canijo, eso voy a hacer un día vas a ver.

Y después de ese monologo continua el dialogo entre Luz y La Dra. Rebollar:
La Dra. ¿Luz, mato usted a sus hijos?
Luz –mis hijos no están muertos doctora.
La Dra. ¿Dónde están sus hijos?
Luz –Usted sabe dónde madre, en el cielo.
La Dra. ¿Porque me llama madre?… ¿Porque nos dice así algunas veces a la licenciada Félix y a mí?
Luz -¿Qué no debo?… ¿Pos de que orden son ustedes madre?
La Dra. Compañeras Luz, con eso basta.
Luz -¿Compañeras?… Si madre… Ángeles del purgatorio, son ustedes muy buenas conmigo. Ojalá y me den permiso de volverá ver a mis hijos.
La doctora Rebollar pretende ayudar a la mujer, pero ésta no recuerda nada y piensa que la cárcel es el purgatorio: una etapa previa para llegar al cielo.
Cabe señalar que la película Los Motivos de Luz está basada en hechos reales y documentados.

En una ocasión, gracias a una psiquiatra, tuve acceso a una serie de reflexiones que ella me compartiría de una bitácora que llevaba para sí misma a manera de diario de reflexiones, y comenzó leyendo lo siguiente: Soy Silvia, soy psiquiatra y el día de ayer en un taller de inteligencia emocional me preguntaron: ¿Doctora, usted qué opina de la próxima protesta del 9 de marzo?. Mi respuesta fue (y es): ¿Y después de la protesta qué se va a hacer? ¿Solo vamos a protestar ese día? ¿Se va a presionar a las autoridades de otra forma? ¿Voltearemos a ver a las futuras generaciones en nuestros niños?, de no ser así, no creo que el asunto cambie mucho.

Los que somos conscientes, ya estamos conscientes, la gente que realiza estos asesinatos no son humanos, refiriéndome a que son individuos sin ningún tipo de empatía ni respeto por las emociones de los demás, ni respeto por los animales, individuos guiados por los instintos, neurológicamente desfronta-lizados, es decir, el lóbulo frontal que sirve para controlar impulsos, no se ha desarrollado, y la zona que produce empatía en las personas, está totalmente sin función.
La gente que está en el poder, para poder estar en el poder, necesitan ser gente sin escrúpulos, sin empatía, que busca el poder y no necesariamente el bien social, (Habrá algunos que sí, no lo dudo) si quieres nadar con tiburones, tienes que ser un tiburón.

Por lo tanto, la protesta, la cual intenta concientizar y hacer reflexionar probablemente los va a hacer reflexionar, pero no como humanos. Reaccionando impulsivamente, sin empatía, sin consideración, como ya he visto publicaciones: “qué bueno que se van a quedar en la casa! Donde deben estar la viejas” “Jajajaja! Va a haber menos choques” etc. Reaccionando a lo pend%#, sin empatía, sin consideración, sin respeto alguno por el dolor de los demás.

Enseñanza de uno de mis maestros psicoanalista, me dijo: Silvia, si haces reflexionar a un pend!#, va a reflexionar a lo pend*^#. Algo así como:
Pueblo: Queremos que hagan algo!
Autoridad: “Se están tomando acciones”
Pueblo: Pónganse a trabajar!
Autoridad: “Estamos trabajando”
Me explico sobre reflexionar a lo… tonto.

Solo la gente con empatía y considerada (la cual ya está concientizada) apoyará la causa, y claro, servirá para estas personas… pero, además, creo que el impacto de la protesta sería mayor exigiendo cosas concretas (para cerebros concretos) para que tenga mucho más fuerza y repercusión:
¿Que se pide en la protesta?,
¿Qué exactamente es lo que se pide? Pues mayor vigilancia en la calles, mayor seguridad.

¿Qué es lo que quieren?, ¿Cómo qué queremos? Por supuesto que ya no nos maten, pero específicamente queremos una nueva ley, una reforma, que la autoridad tome cartas en el asunto.
¿Cómo quieren que lo hagan?
¿Cómo queremos que lo hagan? Para algunos hombres y mujeres, la protesta del lunes 9 será solamente “Un Puente Más”
¿Qué están pidiendo? queremos que cambie todo esto, que ya no nos maten es muy inespecífico. ¿Qué proponemos nosotros que ellos hagan? que hagan exactamente lo que estamos exigiendo

Creo que hay que considerar muchas más cosas: Una de ellas es el poder de la MUJER/MADRE. En todo esto: Algún tiempo di consulta en un penal, entre los criminales observé un patrón: NO TUVIERON MADRE. Literal y sin insulto, el patrón es que fueron niños abandonados a corta edad, o “regalados” o “encargados” a un familiar, o su madre se fue y los dejo con su padre quien “no pudo con ellos” y también los abandonó, se quedaron sin una madre que les enseñara la empatía, les inculcará valores y límites, o bien, una madre demasiado permisiva, escuchaba historias como “Estoy aquí porque mi jefa no ha juntado el dinero de la fianza… pinch#*! vieja !” Sin conciencia de su responsabilidad.

Dentro de mi consulta de psiquiatría creo que contribuyo un poco al empoderamiento consciente de la mujer, pero no solo a aquellas que sufren maltrato por parte de su pareja (ojo, también ayudo a hombres que sufren maltrato), sino también a aquellas que no ponen límites con sus hijos, esto invariablemente generará adultos narcisistas, con la idea de que “lo merecen todo”, resentidos con la sociedad porque no se les cumplen sus caprichos… como robar, asesinar, engañar, “quiero una niña que sea mi novia, si no la tengo, voy a tomar a las tuyas y serán mis novias” (caso Fátima).

Si agregamos el “mamá” obtendremos algo así como “mamá: quiero un juguete caro, quiero salir hasta las 4 de la mañana” la respuesta de la madre , es “si mi’hijito, aquí está… si mi’hijito, llega a la hora que quieras, pobre de mijo, es que nunca se divierte”, de adulto, ese niño, le extrañará por qué no se le da lo que él quiere, como una “novia niña” (caso Fátima) y simplemente saldrá a tomarla.

Sin tomar en cuenta que la niña es una persona con sentimientos, que sufre, y a quien le hará daño, solamente la ve como un objeto que va a “usar” Igual con el hombre que despedazó el cuerpo de la chica… (Caso Ingrid) son “objetos” para ellos, porque nunca se les inculcó la empatía y el respeto por los demás, por eso dicen que una mascota ayuda a que tus hijos sean empáticos y respetuosos, solo dependiendo de cómo trates tú a la mascota, con empatía y respeto.

No saben cuántos muchachos cambian su actitud (dejar las drogas, ponerse a trabajar, reanudar sus estudios) con un cambio de actitud en LA MADRE, NO con ir a TERAPIA, solo con el cambio de actitud de la mamá (y por consiguiente el del papá apoyando a mamá), y el patrón de cambio para las mamás es el mismo: DEJAR DE SENTIRSE CULPABLES hasta porque hoy no salió el sol, porque “Pobrecito mi niño” (me han llevado “niños” de 55 años al consultorio, lo lleva su madre de 80 años, para que el “niño” ya no tome y trabaje).

Alguna vez llamaron a mi consultorio preguntando si trataba a adolescentes, mi respuesta siempre es la misma “solo si los padres, o por lo menos, LA MADRE, viene a consulta” su respuesta fue: “¿Ah, pero, tenemos que ir nosotros? ¿No trata solo al adolescente?”, yo: “no señora, tengo que tratar a los padres junto con el chico o chica”, su respuesta fue “ahhh buueeeno, esteeee, yo llamo más tarde, gracias”. Traducción: no quiero tomar mi responsabilidad con mi hijo, solo “te lo aviento al consultorio para que me lo arregles”, exacto: abandono a mi hijo.

La niñez está muy abandonada…
⁃ Entre trabajo para “darles un mejor futuro” ⁃ Adicciones al celular que separan hijos y padres… ⁃ Embarazos no deseados que después no se encargarán de educar a sus hijos para hacerlos hombres y mujeres de bien ⁃ Mujeres con historia de abandono en la infancia por parte del padre con la consecuencia de ir a buscar hombres que “las acepten” aunque las maltraten ⁃ Hombres educados en el machismo con creencia de que “lo merecen todo sólo porque si”, educando a sus hijos en el machismo.

⁃ Mujeres educadas en la sumisión por padre y madre, que le llevan una niña ajena al marido para que sea su “novia” ⁃ Mujeres impulsivas que abandonan hogares dejando a sus hijos en un malentendido “tengo derecho a vivir mi vida y ser feliz” dejando la responsabilidad que tiene como madre de familia ⁃ Hombres que dejan mujeres solas sin apoyo para cuidar a sus hijos ⁃ Padres que quitan autoridad a los maestros al ir y “defenderlos” de ellos por cualquier cosa (Igual, aplica por favor tu sentido común, claro que hay casos de maltrato de maestros).

Todo esto y muchas cosas más han creado una generación sin respeto por la vida del otro, sin conciencia, sin humanidad, Creo que si queremos un mejor país, además de las protestas, y de que obviamente la autoridad ponga manos en el asunto por favor, hay que voltear también a vernos a nosotros. ¿Qué puedo empezar a hacer yo, además de la protesta?, ¿desde dónde estoy ahora para que esto no se repita en futuras generaciones? (Corregir adolescentes probablemente evitará criminales en los próximos 3 o 4 años).

Voltear a ver a nuestros niños y preguntarnos:
¿Tienen buena autoestima?; ¿Tienen demasiada autoestima y creen que se merecen todo?; ¿Se sienten demasiado especiales?; ¿Mis hijos son egoístas?; ¿Mis hijos se sienten más que los demás?; ¿Les doy todo a mis hijos desde la culpa de no estar con ellos? o por el contrario.

¿No respeto su opinión y los hago tan sumisos que obedecerán a cualquiera?; ¿Son tan sumisos que permitirán que se les maltrate de adultos (hombres y mujeres)?; ¿Mi hijo adolescente se siente querido? ¿Respetado?; ¿Con límites?; ¿Le permito que robe, tratando de arreglar las cosas para que no se lo lleven a la cárcel?; ¿Le permito que maltrate, diciendo que su novia es una “cualquiera” o “no es suficiente para él”?

Hay que protestar. Eso en definitiva. Pero si no queremos que caiga en saco roto… hay que hacer muchas cosas más todos aquellos que somos conscientes, para lograr lo que los inconscientes no pueden ni podrán cambiar, asi que pues Nadie Menos.

Fe y obras van juntas. Cuando la psiquiatra me comento lo de ese día que llamaron a su consultorio, preguntando si trataba a adolescentes, y dijo, mi respuesta siempre es la misma “solo si los padres, o por lo menos, LA MADRE, viene a consulta” su respuesta fue: “¿Ah, pero, tenemos que ir nosotros? ¿No trata solo al adolescente?”, yo: “no señora, tengo que tratar a los padres junto con el chico o chica”, su respuesta fue “ahhh buueeeno, esteeee, yo llamo más tarde, gracias”. Traducción: no quiero tomar mi responsabilidad con mi hijo, solo “te lo aviento al consultorio para que me lo arregles”, exacto: abandono a mi hijo.

El 21 de febrero pasado durante la misa se dio lectura a la carta del apóstol Santiago (2, 14-24. 26), donde declaraba que ¿De qué le sirve a uno, hermanos míos, decir que tiene fe, si no tiene obras? ¿Podrá acaso salvarlo esa fe? Si un hermano o una hermana andan desnudos y faltos del alimento diario y uno de vosotros les dice: Id en paz; abrigaos y saciaos», pero no les da lo necesario para el cuerpo; ¿de qué sirve?

Así es también la fe: si no tiene obras, está muerta por dentro. Pero alguno dirá:
Tú tienes fe, y yo tengo obras, muéstrame esa fe tuya sin las obras, y yo con mis obras te mostraré la fe. Tú crees que hay un solo Dios. Haces bien. Hasta los demonios lo creen y tiemblan. ¿Quieres enterarte, insensato, de que la fe sin las obras es inútil?

Abrahán, nuestro padre, ¿No fue justificado por sus obras al ofrecer a Isaac, su hijo, sobre el altar? Ya ves que la fe concurría con sus obras y que esa fe, por las obras, logró la perfección. Así se cumplió la Escritura que dice: “Abrahán creyó a Dios, y eso le fue contado como justicia» y fue llamado «amigo de Dios” Ya veis que el hombre es justificado por las obras y no solo por la fe. Por lo mismo que el cuerpo sin aliento está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

En el evangelio de ese mismo día 21 de febrero, Marcos (8, 34-9.1) nos habla de un llamado que Jesús hace a su gente y a sus discípulos, para decirles que “Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga. Porque, quien quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio, la salvará. Pues ¿de qué le sirve al hombre ganar el mundo entero y perder su alma? ¿O qué podrá dar uno para recobrarla?

Y algo de lo que más me impacto fue que dijo muy claro que quien se avergüence de Él y de sus palabras en esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga con la gloria de su Padre entre sus santos ángeles, Y añadió: En verdad os digo que algunos de los aquí presentes no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios en toda su potencia.

Mediante la reflexión que les he presentado de la lectura de Santiago y del evangelio de Marcos de ese día 21 de febrero lo he tomarlo como eje para una valiosa analogía para el EJERCICIO PRÁCTICO de cómo sería nuestra sociedad si TODAS LAS MUJERES desaparecieran, Así es también la fe: si no tiene obras, está muerta por dentro Se trata de que practiquen el ejercicio de resolver y hacer lo que regularmente hace una mujer en una institución o en su propia casa.

Se trata de que todos imaginen que su secretaria sale el día anterior después de terminar su jornada laboral y en el camino alguien la secuestra y la mata. ¿Cómo sería todo al día siguiente en su oficina? Abrahán, nuestro padre, ¿No fue justificado por sus obras al ofrecer a Isaac, su hijo, sobre el altar? Ya ves que la fe concurría con sus obras y que esa fe, por las obras, logró la perfección. Así se cumplió la Escritura

La fe y las obras son inseparables. Ya veis que el hombre es justificado por las obras y no solo por la fe. Por lo mismo que el cuerpo sin aliento está muerto, así también la fe sin obras está muerta. (Fray Manuel Santos Sánchez
Convento de Santo Domingo, Oviedo. A las personas humanas nos cuesta “integrar”, “unir”. Tenemos una tendencia a separar, incluso, lo que no se puede separar, para dar más importancia a uno de los extremos. Lo vemos claro en el asunto que plantea Santiago en la primera lectura. Fe y obras siempre han de ir unidas.

Quien ha recibido el regalo de la fe, de creer en Dios, de aceptar la amistad con Jesús, y su ser nuestro camino, nuestra verdad y nuestra vida… lo ha de manifestar en sus obras. Sus obras no puede ir por otra dirección de lo que cree.
Pero, ya en la primitiva iglesia, algunos no lograban unir fe y obras. Santiago se dirige a los que dan mucha más importancia a la fe que a las obras para decirles que deben ir unidas. Al final de sus razonamientos concluye: “Por lo tanto, lo mismo que un cuerpo que no respira es un cadáver, también la fe sin obras es un cadáver”.

Los seguidores de Jesús del siglo XXI no queremos ser cadáveres, Queremos que nuestras obras, todo nuestro actuar, venga impulsado por nuestra fe, por Cristo Jesús, nuestro Maestro y Señor. El que pierda su vida por mí y por el evangelio, la salvará. Cuando Dios creo al hombre dijo que no era bueno que el hombre estuviera sólo, e hizo caer al hombre en un profundo sueño y tomo de su cuerpo una costilla y creo a la mujer, después Adán exclamó -está si que es carne de mi carne y huesos de mis huesos y la llamo Varona porque del varón fue creada. Esta vez necesitamos apoyo para la mujer que sale de su casa y no regresa.

Jesús nos ha convencido de que seguirle a él es lo mejor que nos puede ocurrir en la vida. Este seguir a Jesús lo hemos de traducir por “el que pierda su vida por mí y por el evangelio, la salvará”. Que fue lo que le sucedió a Jesús. Le mataron por ser fiel a su buena noticia, y no desdecirse del mensaje que nos había traído y así entregó su vida por amor a nosotros. Le cargaron con su cruz y murió en ella. Pero ese no fue el final. Al tercer día resucitó, salvó su vida.

Si a Jesús, le mataron por ser fiel a su buena noticia, y no desdecirse del mensaje que nos había traído y así entregó su vida por amor a nosotros. parafraseando diremos que laconsulta de psiquiatría creo que contribuyo un poco al empoderamiento consciente de la mujer, pero no solo a aquellas que sufren maltrato por parte de su pareja (ojo, también ayudo a hombres que sufren maltrato), sino también a aquellas que no ponen límites con sus hijos,

Desde aquí entendemos mejor las palabras que nos dirige Jesús: “El que quiera venirse conmigo que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga”. Nuestra cruz ha de tener los mismos motivos que la que cargó Jesús, vivir el evangelio, vivir el “amaos unos a otros como yo os he amado”. Jesús nos lo advierte. Salvar la vida, ser felices… no va por el camino de “ganar el mundo entero”, algo que nos lleva a la ruina, sino por el camino de Jesús, el de la entrega, el de la cruz y la resurrección a la vida de total felicidad.

ENTRE GRIEGOS Y TROYANOS
Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García
E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com
Facebook: Fernando DelaFuente García
Twitter: @FerranFercho
WhatsApp: 4444-16-9864
LOS MOTIVOS DE LUZ Y LA INGENIERÍA SOCIAL PROGRAMADA Y FINANCIADA

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.