Recomienda Secretaría de Salud Poner Límites en el Uso de Tablets y Celulares

  • Sedentarismo, obesidad, dificultad para interactuar, afectaciones en la conducta, son algunas de las consecuencias del uso en exceso.
  • Tiempo de uso y contenidos que pueden ver los infantes, deben ser determinados por cada familia.

Tiene que ser cada familia quien decida cuánto tiempo puede un menor usar un teléfono o una tableta, y lo más importante, determinar qué contenido se debe permitir a los niños, ya que su visualización dependerá totalmente de la anuencia de los padres, consideró Elisa Vázquez Govea, directora del Hospital del Niño y la Mujer “Dr. Alberto López Hermosa”.

“El impacto de la tecnología en la vida del hombre está en aumento permanente y los niños no son ajenos a esta realidad”, alertó.

“Desde hace más de 40 años los medios más tradicionales de comunicación como la televisión y la radio han ocupado un lugar importante en las actividades cotidianas de las familias, pero en los últimos años la aparición de tablets y smartphones ha cambiado la forma de comunicarse, informarse y entretenerse”, dijo.

“El uso de dispositivos móviles y pantallas táctiles se ha generalizado, independientemente del estatus económico o social de las familias. La cultura de las pantallas ha penetrado en todas las clases sociales y se utiliza cada vez más a edades tempranas. Por ello hacemos el llamado a la población, para que las familias potosinas convivan de manera positiva en materia de comunicación y de atención, ya que la unidad familiar es fundamental para crear valores en la comunidad”, destacó la funcionaria estatal.

La Directora del Hospital del Niño y la Mujer precisó que el hecho de que en la actualidad los dispositivos móviles sean tan accesibles, ha facilitado que sean utilizados por los padres como un medio de entretenimiento para los niños.

“No solo porque presentan indudables atractivos por su portabilidad, sino por la comodidad que representan para los padres al entretener a los niños mientras realizan las tareas necesarias. Además, el acceso a innumerables fuentes de entretenimiento e información y la disminución relativa de costos es otro de los motivos, junto con el hecho de que pueden servir de juego y entretenimiento a los niños menores», abundó.

Pero enfatizó la importancia que tienen el hecho de que, para que un pequeño pueda aprender de las pantallas o simplemente entretenerse con ellas, siempre se requiere la interacción y acompañamiento de los adultos.

Y advirtió que la exposición a las pantallas en los niños tiene desventajas, entre las principales considera la asociación con el sedentarismo y la obesidad, la disminución de las horas de sueño, la posible dificultad en la interacción con otras personas, la afectación negativa de algunos rasgos de la conducta y la exposición a contenidos inapropiados.

Finalmente, la doctora Elisa Vázquez Govea, directora del Hospital del Niño y la Mujer “Dr. Alberto López Hermosa”, dio a conocer que existen varios estudios epidemiológicos y algunas normativas respecto del uso de pantallas en niños pequeños en países del primer mundo, y aunque no se ha encontrado un enfoque similar en Latinoamérica, estimó que tendría que ser cada familia quien tome en cuenta todos los puntos mencionados para decidir cuánto tiempo puede un menor hacer uso de un teléfono o una tableta, y lo más importante, sobre qué contenido debe ser presentado a los niños, ya que su visualización dependerá totalmente de la anuencia de los padres.

Si desea suscribirse a nuestro canal de Telegram, sólo de click aquí!

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.