Lágrimas del Mundo Rodaron en el «Último Adiós» de Kobe Bryant

El Staples Center de Los Ángeles fue el escenario donde amigos, familiares y miles de fanáticos acudieron a decir adiós a Kobe y Gianna Bryant, como un homenaje a la estrella de la NBA.

La ceremonia inició con la cantante Beyoncé interpretando sus canciones «XO» y «Halo» acompañada por una docena de músicos y como espectadores, estrellas actuales de la NBA y leyendas de la liga como Jerry West, Phil Jackson, Kareem Abdul Jabbar, Magic Johnson, Bill Russell, Pau Gasol y Steph Curry.

La fundación Mamba & Mambacita Sports fue la casa beneficencia creada con el dinero obtenido por la venta de los boletos y apoya los programas deportivos para jóvenes en comunidades vulnerables y ofrece clínicas deportivas para niñas y mujeres.

Frágil y prudente, Vanessa Bryant, recibió una ovación de pie de parte de los más de 20 mil asistentes, en lo que recobraba el aliento para agradecer, emocionada, al público por estar ahí y dijo que ha recibido muchas muestras de amor.

El homenaje inició horas después de que Vanessa presentara una demanda contra el dueño del helicóptero que se estrelló en la niebla el mes pasado. La demanda legal por homicidio por negligencia argumenta que el piloto, Ara Zobayan, fue descuidado e imprudente al volar la aeronave en un cielo nublado.

El vestíbulo se convirtió en un mar de personas vestidas de morado y amarillo, los colores de los Lakers, y otras de negro. En las pantallas del marcador, la vida de la familia Bryant desfilaba a través de las imágenes: Vanessa y Kobe, Kobe y Gianna, toda la familia disfrazada, Gianna en la cancha, fotografías de Gianna cuando era una bebé con su padre.

Los aficionados recibieron un programa con fotografías, un prendedor morado con las siglas KB y una camiseta con fotografías de padre e hija.

Entre quienes llegaron temprano se encontraba Alyssa Shapiro, una mujer de 27 años de Huntington Beach que aseguró que decidió convertirse en jugadora de básquetbol luego de ver constantemente partidos de los Lakers en compañía de su padre.

El amor de su familia por el básquetbol y la labor de Bryant para impulsar el deporte ráfaga entre las mujeres, «la inspiró para luego ser entrenadora de un equipo femenil de secundaria. Su equipo llegó a enfrentar al que pertenecía Gianna y a ella le tocó ver a Bryant apoyando a su hija desde las tribunas».

Portando carteles con forma de corazón con los nombres de «Kobe» y «Gigi», Shapiro señaló que una vez se acercó a Bryant antes de un partido.

«Sólo quería agradecerle por ser tan inspiración para mí», dijo. «Crecí viéndolo en la pantalla… me hizo darme cuenta de que él es más que un tipo en la cancha».

Además del emotivo discurso de Vanessa, otro que conmovió con sus palabras y su llanto fue Michael Jordan cuando subió y tomó el micrófono.

“Ya está, voy a tener que ver otro meme mío llorando”, dijo entre risas Michael Jordan, mientras las lágrimas rodaban por su cara e hizo reír a todo el Staples Center de Los Ángeles.

“Así es como me afectaba Kobe. Sabe llegarte de una manera que te afecta personalmente, incluso cuando era una pesadez. Puede sacar lo mejor de ti, y eso es lo que hizo conmigo”.

Jordan recordó a Kobe Bryant, para muchos el sucesor de la leyenda de los Chicago Bulls, acompañado de leyendas del baloncesto como Magic Johnson, Kareem Abdul-Jabbar, Jerry West, Steve Nash, Bill Russell o Shaquille O’Neil.

Jordan recordó cómo desde muy pronto Kobe le preguntaba obsesivamente sobre movimientos de baloncesto, a veces de madrugada.

«Kobe quería ser el mejor jugador posible y conforme lo conocía, quise ser el mejor hermano mayor posible. Para hacer eso, tenía que aguantar la irritación, las llamadas por la noche y las preguntas tontas, me mandó un mensaje hace unos meses en el que decía, ‘estoy intentando enseñarle algunos movimientos a mi hija, ¿en qué pensabas cuando estabas aprendiendo?’. Le digo: ‘¿a qué edad?’. Me responde, ‘12 años’. Continúo: ‘a los 12 años yo estaba jugando al béisbol’. Y me manda un mensaje que dice: ‘me estoy partiendo el culo”.

Anécdotas de este tipo sirvieron para recordar a un personaje obsesionado con el baloncesto y con la victoria, como él mismo se definía. También le dedicaron elegías su compañero Shaquille O’Neil, su agente Rob Pelinka, que es el mánager de los Lakers, su amigo Geno Auriemma, entrenador del equipo de mujeres de baloncesto de la Universidad de Connecticut, y las jugadoras Diana Taurasi y Sabrina Ionesco.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.