La violencia en México, un verdadero flagelo

Aurelio mucho se escribe de tu persona. Trascendiste amigo y tu legado será nuestro.

Con enorme pena y no sin decepción, he leído recientemente una nota periodística que expresa un tema por demás doloroso, pero me parece que es una expresión mas orientada a obtener una ventaja política, que se puede traducir en populismo electoral.

Los tiempos son y ¿por qué no? Cualquier expresión o postura pública puede ser tomada en cuenta. Pero decir cosas como que la violencia en contra de la mujer, o, cualquier persona, se está normalizando, me ha parecido un grave exceso.

La cultura de este tipo, con todas su problemática, no debería tener espacio para esas temerarias de declaraciones.

Es un verdadero flagelo, la violencia, que no quiere aguantar la sociedad y ha declarado la guerra en contra de cualquier tipo de este dolor que pueda hacer sufrir a las mujeres, pero además en contra de todo y cualquier persona que esté en peligro de sufrir.

Nuestro país tiene el gran problema, entre muchos, de estar ya considerado como uno de los más violentos en el mundo y de verdad esto ya no se debe permitir.

Especialmente la gran mayoría de los políticos, mujeres y hombres, tienden a fabricar culpables, buscándolos en cualquier persona y más tratándose de expresidentes.

Tratando de vengarse o solo por deporte que causa la ansiedad de quedarse, mantener y aumentar el poder y dominio públicos.

Formar a quienes no han adquirido maldad, educar realmente en valores, hacer ejemplo y a través de ello, escuela con círculos serranos y después con los próximos en relacionarse, podrían ser acciones que debiéramos emprender desde ya.

Seguir perdiendo el tiempo con culpas ajenas, donde todos llevamos responsabilidad, mientras que los delincuentes aumentan su poder a través de sus acciones en contra de la población y, claro, desde luego equipándose cada vez más con armas muy superiores a las públicas.

Estamos frente a una problemática social que no podría ser resuelta en un sólo aspecto, tendríamos que estar inmersos todos.

Algo que ayudaría enormemente es abatir los Índices de impunidad de parte de las autoridades y de parte nuestra ser preventivos, pero igualmente cumplir con la ley.

@jaime Chalita

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.