Parasite

La perfección hecha película.

Este fin de semana se estrena la que probablemente fue la mejor película de 2019. Ganadora de la prestigiosa Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes, Parasite eleva a un nuevo nivel el tan característico estilo del director Bong Joon Ho, donde la ciencia ficción, fantasía y melodrama hacen agudos comentarios sobre la lucha de clases y otros malestares sociales.

En Parasite, lo que inicia como una comedia algo patética pasa a ser un tenso thriller donde las risas se vuelven nerviosas. Esta combinación, sin embargo, funciona perfectamente y la película evoluciona de un modo en que las partes graciosas adquieren un siniestro dejo de amargura. Es un trabajo divertido, satírico y en momentos cómico, pero también es implacablemente pesimista.

El coreano ha conseguido unir esa clase de cine que gana festivales (el de las desigualdades, lucha de clases y miseria) con una historia más propia del cine negro, con toques de thriller y momentos delirantes y un tanto perversos. Bong Joon-ho articula una historia donde cada decisión va un paso más allá y deriva la trama a un divertidísimo e hilarante desenfreno de situaciones absurdas, en la que dos familias, deben interactuar, siendo una de ellas, auténticos impostores con fines perversos. Esto toca uno de los temas más profundos de las raíces del film, que es la falsedad en la sociedad actual.

Parasite nos muestra a personajes interpretando otros papeles para conseguir sus propios propósitos, pero incluso, los personajes más vulnerables, mienten para defender lo que más quieren, u ocultan información importante con el fin de no verse comprometidos. Al final, todas las referencias del inicio de la película a la falta de wifi y, por ende, a esa ventana que permite ser otra persona- se llevan al extremo cuando es gracias a la tecnología, que se puede perpetuar esta farsa. Incluso, hay una memorable escena en la que el objeto para amenazar y coaccionar que habría sido una pistola en el pasado, aquí no es más que un simple e “inofensivo” teléfono. Un arma, que puede hacer incluso más daño que las balas, y desenmascarar la verdad.

Manita arriba por:

La cinta, es un prodigio visual en todos sus aspectos, los planos, la música, y las actuaciones son formidables, la dirección y el guion son de otro nivel, y cada aspecto de la película está bien cuidado.

Manita abajo por:

Los créditos al final de la película son muy largos (Lo siento, tenía que encontrar algo).

¿Recomendada?

El único error imperdonable para una película es ser aburrida, y definitivamente “Parasite” NO ES ABURRIDA, y es ampliamente recomendada por la cartelera de LA BRECHA.

Instagram: Robert L Castañeda

 

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.