Popote Comestible con Harina de Sorgo Crean Estudiantes de Ciencias Químicas

Estudiantes de la Facultad de Ciencias Químicas de la UASLP realizaron el proyecto de un popote comestible a base de harina de sorgo, los integrantes del proyecto son: Erika Cristal Castillo Solís, Ángel González, Nancy Trejo Sánchez y Fernanda Joselyn Beltrán Vela.

La base principal del popote es la harina de sorgo, y la idea principal del proyecto es aprovechar esta materia prima, que en su mayoría se va para forraje de animales, es decir, de alimento de ganado, para realizar los popotes, los cuales se busca que serán comestibles y de menor impacto al medio ambiente.

Los jóvenes destacaron que también esta materia prima es de bajo costo, por lo que le producto es económico para el consumidor. Además, la idea es que se disminuya el consumo de plástico.

Respecto a cómo surgió la idea del popote a base de sorgo, los estudiantes detallaron que uno de los integrantes del equipo Ángel González es de San Luis de la Paz y allá se produce mucho sorgo, por ello surgió la idea de ver cómo se pudiera utilizar este producto para que fuera aprovechado en el mundo.

De esta manera englobaron la parte de la contaminación, y la tomaron en cuenta para su proyecto por ello decidieron realizar el popote.

Sobre el proceso de elaboración destacan que conseguimos la harina de sorgo como tal, y se hace un tamizado, es decir, el tamaño disminuye, para obtener una harina. Después de eso, se le agregan distintos ingredientes, los cuáles le dan la firmeza al producto, un horneado y el empacado.

Al cuestionar a los estudiantes sobre algún otro producto similar en el mercado y su costo de producción, detallan que cuando hicieron el análisis del costo, sólo tomaron en cuenta la materia prima, y fue entonces que conocieron que es un producto de un costo bajo, sin embargo se deben también considerar los gastos que el equipo genera, para poder determinar un costo de venta general.

Los jóvenes consideran que sí podrían competir en el mercado con este popote, pues, aunque sí hay producto biodegradable en el mercado, el popote de harina de sorgo tiene un plus ya que es comestible, y hasta el momento, el resto de los popotes comerciales derivan de plásticos que no se comen, y que tardan en degradarse entre 20 y 30 años.

Actualmente el popote puede durar sumergido en la bebida hasta 20 minutos, por ello los futuros ingenieros consideran que son capaces de desarrollar mejor el proyecto, debido a ello, el siguiente semestre trabajaran en el desarrollo de una planta que elabore el popote.

Por ello los entusiastas estudiantes auguran que con mayor dedicación al proyecto trabajaran en modificar los sabores y mejorar la consistencia del mismo para que pueda tener un tiempo de vida más resistente en una bebida, y también darle sabor, para que la persona que se lo vaya a comer, le resulte agradable.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.