La Nefasta Dualidad de Marcelo de los Santos

monica-alfaro-bnPor Mónica Alfaro/ Noventa Grados/ San Luis Potosí, S.L.P.
¿La megamulta a Marcelo de los Santos debe ser vista como parte de una naciente cultura de la legalidad o realmente es solo un “petatazo” más del gobierno priista para desviar la atención de aquellos que reclaman la cabeza de la también priísta Victoria Labastida?
Todos nuestros gobernadores y presidentes municipales han declarado, en su momento, que ellos no tolerarían la corrupción en su periodo. Incluso Marcelo lo dijo y , ya ven…
¿Por qué a Marcelo si “se la aplicaron” y a Victoria no?
A Marcelo le tocó bailar con la más fea por ser corrupto y, además, panista. Victoria fue corrupta pero tiene la suerte de ser priísta, detalle que la ha mantenido a salvo, hasta el momento.
¿Quién sigue? El PRI tiene una labor enorme enfrente: mantenerse en el poder tanto en el gobierno estatal como en el municipal, porque la corrupción en sus filas también es descarada y tremenda. Dado el caso de que no ganara las siguientes elecciones y las perdiera contra el PAN, esta afrenta se la van a cobrar. ¿Cómo de que no?
¿Quiénes juzgaron a Marcelo?
Toranzo no ha podido librarse de la infestación de políticos corruptos (en todos los niveles) que viven inventando asociaciones estratégicas para la “consecución” de proyectos que solo les convienen a ellos. Burdamente los allegados a los funcionarios públicos arman gabinetes de capacitación, constructoras y empresas prestadoras de servicios que, milagrosamente ganan todos los proyectos del gobierno. Y esto es culpa del doctorcito, pues él es el responsable de sus actos por haberlos puesto ahí.
Ya… Está bien que a Marcelo le pongan un “estate quieto” (porque no creo que se atrevan a hacerle algo más), pero que el gobierno no crea que esto lo reviste de santidad ante nuestros ojos. Sabemos que la justicia que dictaminó el castigo de Marcelo, no es la ciega y desinteresada que se supone debe ser, sino una muy avispada y calculadora que viste la camisa del PRI.
Pero la sucesión es implacable. Hay que darle tiempo al tiempo
Saludos

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.