¿Conformarnos con existir?

La vida es el valor universal por excelencia, sin ese valor no existen los demás, pero ¿qué son los valores? Son verdades absolutas, atemporales, únicas y universales.

Cuando en el derecho surgen estos valores se vuelven bienes, bienes jurídicos, y es cuando se crean leyes, no para otorgar el bien ni para regularlo, sino para regular que la conducta de los terceros se respete y garantice el bien.

En un mundo donde todo es subjetivo, interpretación, construcciones, ¿Qué es lo único que tenemos como cierto? La muerte, por lo que cada acción que hace el hombre va a encaminada a no morir, pero, ¿Preservar la vida a costa de qué? ¿Qué debo sacrificar en pos del ideal de vivir? ¿Qué pasaría si no muriéramos?  ¿Existiría Dios?  y ¿Sin la muerte, la vida seguiría siendo un valor absoluto?

Antes se elegía entre el bien y el mal, ahora pareciera que no queremos escoger, que nos quedamos en el entre, la idea de tener principios deja de tener sentido, hemos descentralizado la realidad.

¿Qué es lo opuesto a la verdad? ¿La no verdad, la mentira, la falsedad, el error? Para mí donde se buscan medias verdades y diluir la verdad se cae en apariencia, y la verdad ya no es lo que es, sino que se convierte en la mentira más eficiente.

Un ejemplo de esto lo vemos en el discurso Pro Aborto, si los argumentos fueran que el aborto no es seguro, no es gratuito, causa daño físico y psicológico, el neonato es otro ser humano, es persona, hay  vida,  pero que todo eso al final no importa, porque ignoramos si la vida es realmente o idealmente un valor absoluto, y aunque  tuviéramos la certeza  decidiríamos lo mismo con base a nuestra conveniencia, ¿Qué pasaría?

Si nada es bueno, si nada es malo, si lo correcto e incorrecto no son mas que construcciones sociales ¿Por qué el miedo a decirlo así?

Este relativismo polariza las posiciones, porque el bien para ser bien necesita del mal, porque su motivo de ser el bien es dar la pelea contra el mal y vencer, y los que viven en la apariencia deben convencer que lo que antes estaba bien y era un valor absoluto, ahora ya no lo es, esto paradójicamente por la única razón cierta que motiva al ser, para no morir, y así lo que antes era bueno se vuelve malo.

¿Qué hace el bien para sobrevivir? Crear nuevos males para tener sentido, si no hay malos, se es uno más, al no ser distintos, no podemos ser superiores, algunos le llaman evolución de los valores, yo pienso que no hay peor malicia que la practica del bien para seguir generando mal, con el fin de seguir siendo el bien y si la pregunta fuera; ¿Qué debe hacer el bien para no morir?

En la conducta del aborto esto se cumple, cuando un «derecho» se convierte en «delito» por la sola temporalidad en que se comete.

Los pro aborto creen que realmente están del lado del «bien», en una lucha contra los conservadores, los mochos, los ignorantes, los ingenuos, los misóginos, los machistas, los fifí, los religiosos y los puedo comprender ¿Por qué quien hace el mal en el nombre del mal? nadie es malo siendo consiente que esta siendo malo.

De ahí la importancia de que toda la sociedad ponga en crisis cualquier discurso que le parezca el correcto, si no ponemos en crisis creemos que estamos contestando ¿El por qué? Pero lo que estamos contestando es ¿El cómo? en este caso ellos creen que están contestando el porqué del aborto, pero sus argumentos solo hablan del cómo.

¿Qué es el ser? Solemos medir la realidad por dicotomías, para definir algo lo hacemos desde lo que no es, por lo que todo existe en relación a otra cosa, y en este binarismo el que queda del otro lado es el malo.

La diferencia con los valores universales, es que estos se logran definir por lo que son, sin importar lo que no son, ya que resulta difícil definir al ser como lo opuesto al no ser, el ser humano es otro valor universal junto con la vida.

Es decir el ser no se puede definir desde la nada, porqué la nada es eso, la nada y al ser la nada ya es algo, pero ¿Qué es ese algo?

Hace poco debatía con un buen amigo ¿Qué es lo que hace ser al ser humano? Dijimos cientos de argumentos de lo que no era, creo que los dos sabíamos la respuesta, pero nos dio miedo vernos ridiculizados si la decíamos en voz alta.

Para mi, el ser humano no es la concepción, ni la sinergia, ni la implantación, ni las 12 semanas, el ser humano es el alma, ¿Se escucha religioso, poco científico, falto de conocimiento y raciocinio?

Entonces es el ente, me explico. El ser es la existencia mientras que el ente es la esencia, el ente es antes, durante y trasciende al ser, es decir el ser humano necesita de existir, de la «vida», el ente no, el ser es lo que es y el ente lo que debe ser, el ser es la realidad y el ente es la verdad, el ser es lo material y el ente lo ideal, una cosa es lo que es, y otra lo que es ser.

Así son dos conceptos diferentes el proteger la vida (proteger la esencia del humano sin necesidad de su existencia) y el derecho a la vida (regular la conducta de los terceros para garantizar el resguardo del bien jurídico de la vida, es decir garantizar que un tercero no extinguirá arbitrariamente la existencia del humano).

Cuando escucho del derecho al aborto, es decir cuando el bien jurídico a proteger es la muerte, y el valor universal es el morir creo que es irrisorio, ya que para morir se debe de poder vivir antes, aparte me resulta sumamente peligroso el reconocimiento de este nuevo derecho humano.

El derecho a morir o a matar tendría que interpretarse basado en los principios de transversalidad, indivisibilidad y progresividad, tendría que ir creciendo en las causas, los recursos y la temporalidad para ejercerlo, (situación que está sucediendo, por ejemplo en Nueva York, donde ya es legal abortar hasta los 9 meses).

¿El concepto de ente suena metáfora religiosa? Es muy probable, con el cristianismo el humano se confundió y perdió su ente, y se quedó solo con el ser, es decir quedó solo Dios, del cual se ha justificado por siglos su existencia dando por sentado que Dios no tiene esencia, ya que es Dios, el no necesita un ¿Por qué? A su ¿Cómo? (Recordando que la esencia es el porque de las cosas), Dios solo tiene ¿Cómos?

Cuando los pro vida confundimos la existencia de Dios y la del ser humano y las ponemos a la par, argumentando que los dos solo tienen un como y no un porque, es cuando los pro aborto tienen razón en que son metáforas religiosas.

Por eso cuando los pro vida debatimos con base a la existencia, nuestro argumento se vuelve endeble, porque la contraparte prueba que es una metáfora y para que una metáfora funcione no debemos saber que es una metáfora, cuando al ente lo confundimos con el alma y argumentamos  que es lo que nos hace humanos y que se instala en la carne al momento de la concepción, nos auto eliminamos.

Eso no quiere decir que la contraparte tenga la verdad o que no se maneje igual, al final ¿qué ley no es una ideología y que ideología no es una metáfora? nosotros le llamamos erróneamente alma, los pro aborto derecho a decidir y cuando despertamos tenemos un congreso que legisla teología política.

No conozco ley que su origen no sea las tablas de la ley, bueno no hasta ahora, en una sociedad donde los viejos dioses ya se fueron pero los nuevos no han llegado ¿se debe legislar políticas o metáforas? y ¿cómo saber la diferencia?

¿Usted podría suspender su interés propio por algo más alto? y ¿cómo sabe que es lo otro más alto?, ¿qué deber motiva el deber?

Al poner en evidencia la muerte de estas metáforas decidimos crear otras, siendo de nuevo el tema la existencia sin tocar la esencia.

A pesar de esto, creo que los pro vida nos estamos dando a la tarea de conocer la esencia del ser humano y protegerla, por lo que resulta difícil el debate con los pro aborto,  porque ellos debaten sobre el acto de ser humano y nosotros sobre la esencia del hombre, el hombre no es su esencia sino que la esencia es suya, el conservar esto es el objetivo, es decir la existencia es el acto de ser humano, la esencia es la potencia de lo humano.

Buscar proteger el acto de ser humano, cuando se debe proteger la potencia del humano, la esencia es antes que la existencia, para mi es el bien a velar, sin la esencia no hay nada.

Hablar de argumentos científicos para probar la existencia del ser no es la lucha, a los pro aborto tampoco les importa si hay existencia, buscan legislar desde la conveniencia, nosotros buscamos proteger la esencia como potencia del ser, ya que cuando el acto es superior a la potencia se vuelve una degradación y un peligro para la conservación.

Los legisladores hablan de legislar aún la realidad, ¿Pero los legisladores deben mezclar lo que es con lo que debe ser?, ¿legislamos basados en lo que debería ser o legislamos lo que es?, el debate eterno entre deber vs poder.

Creo que los debates realmente provocarían un cambio si las dos partes fueran honestas, podríamos decidir juntos al saber que si hay paz es porque alguien impuso su verdad sobre el otro, con el fin de no morir como especie.

El Dios judío realizo varios genocidios; el Diluvio, Sodoma y Gomorra o la muerte de los primogénitos egipcios.

El Dios cristiano fue cómplice de la matanza de niños perpetrada por  Herodes y crucifico a su propio hijo.

Por lo que no creo que el pro vida defina la esencia humana desde lo religioso, ya que la fe del creyente no esta en esta vida, su fe esta en el regreso de ese hijo de Dios para que resucite a nuestros muertos y poder vivir plenamente sin carencias por la eternidad.

Para que esto llegue debe llegar el apocalipsis, que se dará cuando exista la completa corrupción de la humanidad, por lo que a mi lógica, el verdadero cristiano no debe luchar por la no muerte y conservación de los valores universales sino lo contrario, su batalla esta en adelantar la decadencia para provocar el fin del mundo y trascender.

El dios del antiguo testamento mató niños por venganza y poder, el del nuevo por amor y conveniencia, lo que me hace cuestionar, en este debate ¿quiénes son los verdaderos creyentes?, ¿quiénes argumentan con metáforas cristianas? ¿Quién esta legislando teología? , ¿quiénes serían los verdaderos rebeldes?;

Los que pelean por la protección de la esencia del ser y su derecho a existir legislando desde la vida como el valor universal, para que el fin de lo humano no llegué o los que  ponen su empeño en la protección de la nada y su derecho al no ser, con la muerte como bien jurídico, incitando acciones que provocarán la tan ansiada ruina pero la pronta instauración del reino de los cielos aquí en la tierra?

Lo importante lector es su propia conclusión, la mía; al final “A Dios lo matamos fácil, a la verdad no”.

Facebook: terecarrizaleshernandez

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.