Aerogeneradores, energía verde

Cuando el viento está a tu favor…pero, ¿y tú?

Aerogeneradores, energía verde.

¿Cuántos de nosotros jugábamos de niños con los muebles de la sala de nuestra casa? Con una sábana o cobija encima. O en donde nosotros pudiéramos estar adentro y que invariablemente se convertía en un automóvil súper rápido, en una nave espacial que nos llevaba al exterior del planeta o quizá a explorar marte; en una casa con todos sus espacios: sala, comedor, cocina; o en una máquina de guerra como un tanque o un barco.

El ingenioso Hidalgo, Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes Saavedra, en el capítulo: “Los molinos de viento” descubre un campo de molinos de viento y lucha contra aquellos enemigos imaginarios que sirven para sacar agua, para moler granos, etc.:

“La ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear, porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta, o pocos más, desaforados gigantes, con quien pienso hacer batalla y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer; que ésta es buena guerra, y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra.

–¿Qué gigantes? –dijo Sancho Panza.

–Aquellos que allí ves –respondió su amo– de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas.

–Mire vuestra merced –respondió Sancho– que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino.

–Bien parece –respondió don Quijote– que no estás cursado en esto de las aventuras: ellos son gigantes; y si tienes miedo, quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla”

Estos molinos, que se han quedado en el imaginario no de pocos, han permanecido como recuerdos vivos de aventuras o de alguna maestra o maestro que nos hizo leer a Don Quijote al principio sin ganas, para después tomarle el sabor que dejan sus andanzas y aventuras.

Los molinos pues, como elementos que llaman nuestra atención por sus dimensiones y dinamismo, se mueven por la acción del viento y nos generan una especie de curiosidad por saber que acción colateral están haciendo.

 

Hoy en día, la referencia de nuestro imaginario se ve plasmada en el horizonte, en los campos, en los sembradíos de aerogeneradores, donde la lucha, hoy, es contra la generación de energía de manera fósil o que conlleva un enorme riesgo: como la energía nuclear. Sabemos que esos gigantes generan la energía que necesitamos como sociedad contemporánea que somos, y al verlos, en su conjunto moviendo palas enormes, nos recuerdan  aquellos molinos de viento y madera de la literatura que aún generan cierta fascinación.

En el plano como país, la propuesta por estado para la generación de energía por medio del viento (eólica) en el  2018 fue la siguiente:

Sonora                         18 MW

Chiapas                        29 MW

Querétaro                     30 MW

Veracruz                      40 MW

Jalisco                        219 MW

Yucatán                     220 MW

San Luis Potosí         230 MW

Baja California            268 MW

Nuevo León               274 MW

Puebla                       286 MW

Zacatecas                 306 MW

Coahuila                    400 MW

Tamaulipas                815 MW

Oaxaca                      2,756 MW

Un acumulado de: 5,891 MW de12,000 MW esperados del 2020 al 2024, para darnos una idea, España (que es la quinta potencia de generación de energía eólica) genera  23,484 MW de potencia acumulada; ¡tenemos todo el potencial para seguirle apostando a la generación de energías limpias!, aunque según los datos del 26 de noviembre del 2019 de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), resulta que la actual concentración de dióxido de carbono, es la más alta desde hace tres millones de años.

Después de tanta investigación, de la creación de múltiples observatorios del medio ambiente, de laboratorios móviles en puntos de control de las ciudades, de conferencias internacionales, de coloquios, de años de desarrollo para generar energía renovable, parece que los gigantes de don Quijote perderán la batalla y con ellos, también nosotros.

El viento está a tu favor… ¿y tu lo estás?

Cambio y Fuera.

EDUARDO SAUCEDO CARMONA /Sin retorno/ Zacatecas, Zac. / 2 de Diciembre 2019.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.