El dinero y el poder público

Entonces, quienes pensamos en que si es, el dinero y poder público, lo que solamente interesa, y no, que esté al servicio del pueblo en sus diversos sectores, no estábamos equivocados.

No puede haber mayores muestras de sumisión de la autonomía de los poderes de la nación, que las que estamos viendo, sufriendo y, viviendo. La cooptación de los poderes judicial y legislativo están y estarán al servicio del ejecutivo.

La libertad de deliberar y debatir en torno al dinero público que gastará la federacion está obstruida y, sujeta a la desiciones del ejecutivo federal. Hasta donde llegaremos con la falacia, ya real, de la división de poderes en nuestro país.

Los espacios democráticos autónomos están ya, rebasados en esta transformación, la cual ojalá fuese la revolución de de la Ideas apegadas a la tecnología y ciencia que, pudiese aumentar la transparencia y rendición de cuántas, eliminando espacios de opacidad.

Se acusa a la población, en su mayoría de corrupción y su participación en ella. Inadmisible. Existen mexicanos hombres y mujeres que se levantan cada día de sus vidas a trabajar y a cumplir con sus deberes los mismos plasmados en la Constitución Política de México, sus leyes y reglamentos.

Cualquier persona que se indigne ante esas acusaciones, en su inmensa mayoría falsas, es inmediatamente tachado de corrupto o, conservador. México es nuestra patria y no sólo de los poderes de la nación, supuestamente autónomos, independientes y, soberanos. Somos los mexicanos quienes sostenemos, como es debido, a los gobiernos en sus diferentes niveles y sus poderes. Por ello tendría que haber respeto, cuando se trata de la población trabajadora de cualquier sector.

Hoy el campo mexicano, está a la deriva y, es de donde conseguimos alimento y a través de ello sostenemos nuestra Soberanía e, Independencia. Hoy la incertidumbre presupuestal ha obligado a los campesinos, salir a la calle, al bloqueo, a la protesta. ¿La respuesta de parte del “poder” legislativo? : no cederemos al chantaje o a la presión.

El compromiso con el ejecutivo, es visible y aceptado por muchos de los diputados en forma pública. Que pena, pierden su independencia y soberanía, la misma que es parte de nuestra nación pero, pierden más cuando le han dado la espalda a sus representados, a los electores que en número inédito, confiaron en las personas que, tan sólo el año pasado fueron electas.

Es el dinero público a través de las urnas que dan el poder de uso y a veces o muy seguido, el abuso de todo lo que pertenece a los demás.

Bienvenida, una vez más la cuarta transformación, me parece que todos quienes queremos un México exitoso, prospero, competitivo, ganador, en respuesta a los avances tecnológicos, tenemos y debemos transformarnos pero, de frente a la inclusión, a la pluralidad.

Por el bien de los pobres si, pero, de verdad, no con dádivas electoreras y si, con claridad de oportunidades. Tenemos que darle a las personas que sufren esta pesadilla de la pobreza la dignidad que les debemos y, les pertenece, ya no es tiempo de dádivas, es el tiempo de ser el congreso de la Unión de todos quienes vivimos en el territorio mexicano, igualmente es hora del presidente de todos y no, solo de liberales dejando a un lado a conservadores y neoliberales.

Aquí cabemos todos, es cuestión de equilibrios y no, de autoritarismo.

@jaimechalita

Si desea suscribirse a nuestro canal de Telegram, sólo de click aquí!

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.