Que Dios sea la roca donde se apoya tu vida

En esto sirve de ayuda peguntarse qué significa la verdad. La palabra griega que suele traducirse como “verdad” es aletheia, que etimológicamente hace referencia a “algo que deja de estar oculto”. La verdad existe cuando veo el fondo de las cosas. Nunca se trata sólo de comunicar las cosas, sino de señalar la esencia de las mismas. La verdad sobre mi enfermedad tiene que estar relacionada con la verdad de mi existencia humana. La Biblia une, une la verdad a la confianza, a la fiabilidad. Sólo le puedo decir la verdad a alguien cuando entablo una relación de confianza con él. La palabra que en alemán equivale a verdad tiene que ver con la confianza. La verdad es aquello digno de confianza.

Mira, ser honestos, es una invitación que se nos hace al cumplir el octavo mandamiento. Se le llama honesta a una persona que no engaña. en su origen la palabra tenía otro significado, honesto es aquel que se comporta con honradez y que se respeta y es consciente de la dignidad de los demás, el que es honesto respeta a los demás, nunca levantará ninguna infamia sobre otros, uno puede fiarse de esa persona, a su lado uno se siente respetado y digno, y ella o él mismo refleja respeto y dignidad, y la persona honrada es recta y transparente, no tergiversa la verdad. A menudo dice lo que piensa, no habla de otros disimuladamente, la gente honesta también invita a otros a ser honestos, crean una atmosfera así, de honestidad y apertura, de confianza y respeto, se puede lograr una buena convivencia.

Además ser honesto no sólo significa decir honradamente lo que pienso cuando converso con otros y notificar las circunstancias correctamente y en honor a la verdad; la honestidad también implica ser honesto conmigo mismo, no soy honesto conmigo mismo cuando persigo ideales demasiado elevados y cuando sigo aferrado a esta imagen irrealizable, pero tampoco lo soy cuando me hago insignificante, cuando me mantengo en que no valgo nada y que no sé hacer nada, puede tratarse de una excusa para no hacerse cargo de la vida.

Lo contario de la honestidad es la hipocresía. Hoy es un buen día para dejarse atrapar por la esperanza y el optimismo y  llenar nuestro corazón de alegría ¿Te has puesto a pensar lo que en el matrimonio significa decir mentiras? ¿Sabes cuántas cosas bonitas transmites con la verdad y cuantas cosas malas con la mentira?  Con la verdad transmites confianza, seguridad, estabilidad, se ve el futuro; en cambio con la mentira transmites celos, incertezas, angustias, desconfianzas, cuando se abre la puerta de la desconfianza, ¿Quién la cierra?

La mentira en cambio es la desobediencia a Dios y quien desobedece a Dios es de la persona que sirve al diablo. La carne al diablo y los pellejos a Dios. Si no vas a la iglesia para que te quieras ir al cielo, Simone de Beauvoir, acuñó una frase muy interesante para la mujer “Una mujer libre es justo lo contrario de una mujer fácil”. Si enciendes la televisión o vas al cine o escuchas música y las mejores letras de las canciones, las mejores películas muestran amores espectaculares en donde no hay matrimonio por ninguna parte probablemente prevalezca la mentira, el adulterio, el pecado, en esto hay mucho de soberbia.

Ahora cabría preguntarse ¿Cómo combatir la soberbia? El antídoto para combatir la soberbia es la humildad. Por lo tanto, la persona debe admitir sus errores y asumir su responsabilidad, debe evitar aparentar ante los demás que lo sabe todo y, en consecuencia, debe aprender a decir con humildad “no lo sé”. Ser humildes no se siente mal ni resulta degradante en ningún sentido; es tener una visión correcta de nosotros mismos a través de los ojos de Dios. Por eso Dios dice: “Si quieres realmente hacer una diferencia en una persona soberbia, haz amistad con ellos, enfréntalos con amor, explica cómo sus acciones pueden ser perjudiciales y ayúdalos a sentirse valorados y tomados en cuenta. Haz esto, y te convertirás en una persona más feliz.

San Agustín expresaba: “es la humildad lo que hace que los hombres sean ángeles y la soberbia lo que transforma ángeles en demonios.” Seguramente el ejemplo más representativo de soberbia lo personifica Satanás. Fue este pecado lo que transformó a Lucifer, un querubín ungido de Dios, una creación distinguida con un sello de perfección, lleno de sabiduría y perfecto en belleza, en Satanás, el diablo, el padre de la mentira y príncipe de las tinieblas; tal es el alcance de este terrible pecado capital.

Ahora cabría preguntarse ¿Cuál es la diferencia entre soberbia y orgullo? En la literatura griega antigua se refiere a la soberbia como una forma de arrogancia, en la que una persona considera tener un estatus más alto que los demás; en otras palabras, un Dios. Entre tanto, el orgullo es un estado de autoestima percibida que puede o no, ser exagerada. Idealmente, es un estado en el que reconoce sus propias cualidades en su propio valor y que no exagera para enmascarar o negar sus vulnerabilidades.

Mientras que el orgullo demuestra que la persona valora sus propias ideas y logros, pero no los exalta y no implica sentimientos de superioridad, lo cual no lo hace que sentirse más que los demás. La soberbia es ese rasgo negativo que muestra alguien que no está dispuesto a escuchar otros puntos de vista (es el llamado sordo), alguien que ve con desprecio a los demás, por considerarlos inferiores.

Ahora cabría preguntarse ¿Por qué la soberbia es un pecado? La soberbia literalmente te impide crecer como persona y ver la verdad; es considerada un pecado, porque es la raíz de casi todos los otros pecados. Su fundamento: “mi necesidad es más importante que tu existencia”, (Una ideología como la de los nazis en la Segunda Guerra Mundial que costó millones de muertes de judíos siendo asesinatos lesa humanidad), ofende a Dios por partida doble: primero, porque atenta contra otro humano hecho a su imagen y semejanza y porque coloca los impulsos como soberanos y a la persona como un Dios. La soberbia se considera como una enfermedad espiritual, simplemente porque pensar que se es superior, significa afirmar ser el único responsable del éxito y así, implícitamente se objeta el papel de Dios.

Todo esto me hace pensar y traer a colación que las personas a favor del aborto mienten al confundir a las personas con el juego de palabras que usan para engañar a las personas, suelen decir que el aborto es la interrupción del embarazo, y esa es un mentira, porque cuando a algún conferencista se le interrumpe en su exposición, este podrá, volverá a continuar con el hilo del tema de su exposición una vez que ha terminado la interrupción, cosa que no pasa con la interrupción del embarazo, la gestación no se puede volver a continuar, cuando los abortistas usan la palabra interrupción, lo que deben decir es aborto, deben decir que es asesinato, es decir, asesinaron al feto al interrumpir ese embarazo donde el feto estaba en vida intrauterina, con genética propia, se miente el asesinato del feto al llamarlo interrupción del embarazo, porque es un aborto, porque es un asesinato lesa humanidad.

Ahora cabría preguntarse sobre el concepto de “lesa humanidad” El concepto proviene del término «leso», que significa agraviado, ofendido, los crímenes de lesa humanidad suponen un ataque grave a los derechos humanos. Para los efectos de la Corte Penal Internacional aprobado en julio de 1998. Por crimen contra la humanidad, o crimen de lesa humanidad,  Según el estatuto de Roma, se entiende Todo aquel acto tipificado como asesinato, seguido de una serie de conceptos relacionadas como: exterminioesclavituddeportación o traslado forzoso de población, encarcelación u otra privación grave de la libertad física en violación de normas fundamentales del derecho internacional.

Además de torturaviolaciónesclavitud sexualprostitución forzada, embarazo forzado, esterilización forzada u otros abusos sexuales de gravedad comparable, persecución de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos, de género, u otros motivos reconocidos en el mundo como inaceptables con arreglo al derecho internacional.

Incluye también la desaparición forzada de personas, el crimen de apartheid u otro acto inhumano de carácter similar que cause grandes sufrimientos intencionales o atenten de gravedad contra la integridad física o la salud mental cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque. Es decir los efectos de la Corte Penal Internacional aprobado en julio de 1998. Por crimen contra la humanidad, o crimen de lesa humanidad,  Según el estatuto de Roma, son muy amplios para proteger los derechos humanos de las personas.

Ahora convendría conocer una leyenda muy ilustrativa en la que un día la verdad y la mentira se cruzaron, es una leyenda muy ilustrativa de la autoría de Jean-Léon Gerôme, 1896

-Buen día. Dijo la mentira. -Buenos días. Contestó la verdad. -Hermoso día. Dijo la mentira. Entonces la verdad se asomó para ver si era cierto. Lo era. -Hermoso día. Dijo entonces la verdad. -Aún más hermoso está el lago. Dijo la mentira. Entonces la verdad miró hacia el lago y vio que la mentira decía la verdad y asintió. Corrió la mentira hacia el agua y dijo… -El agua está aún más hermosa. Nademos. La verdad tocó el agua con sus dedos y realmente estaba hermosa y confió en la mentira.

Ambas se sacaron las ropas y nadaron tranquilas. Un rato después salió la mentira, se vistió con las ropas de la verdad y se fue. La verdad, incapaz de vestirse con las ropas de la mentira comenzó a caminar sin ropas y todos se horrorizaban al verla. Es así como aún hoy en día la gente prefiere aceptar la mentira disfrazada de verdad y no la verdad al desnudo.

Mira, regresando al octavo mandamiento, este mandamiento nos invita también a disciplinar nuestra manera de hablar, a menudo falseamos la realidad en relación con nosotros mismos y con los demás, nos escondemos detrás de una retórica vacía, el lenguaje sólo es verdadero si a través de él nos mostramos tal y como somos y si nombramos las cosas como son, Jesús seguramente tenía en mente esta disciplina del lenguaje cuando en el sermón de la montaña se opone al juramento, ya que el juramento presupone que no soy muy estricto con mi lenguaje. Sólo cuando juro solemnemente, los demás pueden fiarse de lo que digo, como, siempre deben tener en cuenta que con mis palabras desfiguro un poco las mías.

¿Te gusta mucho hablar de ti misma? ¿Por qué será? Quizá porque estás convencida de que vales mucho y quieres que los demás también reconozcan tu valor. Quizá porque piensas que los demás no reconocen tus méritos. Si los demás no los reconocen quizá sea porque en realidad esos méritos no son tan reales como a ti te parecen. Esto es vanidad y orgullo. ¿A los demás les gusta oírte hablar de ti misma? Si no les agrada, ¿por qué será?

¿No será porque cuando hablas de ti misma, lo haces disminuyendo a los demás?  O si no los disminuyes, ¿No será porque ni siquiera los tienes en cuenta? Y si todas las respuestas son “sí”, ¿Te sigue extrañando que no les guste oírte hablar de ti misma? Realmente vales, tienes méritos y cualidades! No te preocupes, no es necesario que hables de ti; ya verán lo que eres y lo que vales o no importa. Y si no lo ven, no por eso disminuirá tu mérito o se perderá tu valor. Basta que te vea Dios y que te valore Dios. Es lo que hay.

Ahora cabría preguntarse sobre el concepto que así ha sido por dos mil años y esto Está establecido en la Única Iglesia que Instituyó El Señor. Y NO HAY EN EL MUNDO NI EN EL UNIVERSO ENTERÓ QUIEN MANDÉ MAS QUE DIOS. EL QUE SE REVELÓ ESTÁ EN EL INFIERNO PAGANDO LA DESOBEDIENCIA EN CONTRA DE DIOS. No hay nada más glorioso en el ser humano para que pueda llegará a creer y poder alcanzar la Santidad como la quiere nuestro Padre Celestial a nivel terrenal que lo que se aprecia en este día en que El Señor Manda a Abraham a sacrificar a su hijo Isaac el amor de su vejez es que el escalofrío recorrer todo Nuestro cuerpo el corazón se sobrecoge al ver la obediencia de Abraham, que por encima de todo estaba el AMOR del Señor.

Él ni cuestiona Nada y a nadie da explicación sólo lleva a su Hijo a ofrecerlo en sacrificio al Señor. Que Pacto no celebraríamos con el que está dispuesto a matar a su hijo porque así lo quiere el Señor; que ejemplo, que coraje que amor, que a pesar de que cambiará su vida de ese día en adelante Abraham no duda un instante en sacrificar a su hijo, porque El Señor que se lo dio Quiere que Abraham escoja en camino a la Santidad, y de ver El Señor ese amor, esa resignación, esa entregar absoluta del corazón de Abraham, se da cuenta cuánto puede dar el corazón y del hombre que quiere por sobre todas las cosas al Señor, que se lo merece todo porque además todo lo que tenemos le pertenece al Señor.

Esta lectura de éste pasaje de la Sagrada Biblia siempre me fascinó. No hay nada que quiera un hombre más que el hijo de sus entrañas, pero Abraham se lo regresaba porque lo quería El Señor. Qué ejemplo para Isaac. Ahora vamos a otra cosa mucho más sería y también de mucha actualidad y que el ejemplo de Abraham nos cae como anillo al dedo y hay que aprovechar. El Señor Dios era amigo de Abraham se hablaban de Tu a Tu pero Miren hasta donde lo quería Abraham más que a él mismo porque sin pensarlo hubiera dado la vida por la de Isaac.

Vamos a hablar de los Sacerdotes que siempre son escogidos cómo sus discípulos para que renuncien a todo para que lo sigan sin mirar atrás; deben dejarlo TODO no llevar si no lo que se tiene y puesto y nada más. Cuando los escoge hace más de dos mil años, todos excepto uno eran libres fuera de Pedro no había ningún otro casado pero es que a Pedro para que sepamos que era casado no se le conocía sino a la suegra que el Señor le concede la Salud. Hasta ahí estamos bien, ¿cierto?

Pues es que El Señor nos crea para Él, y cuando escoge su gente que me va a servir, como en el caso de los Sacerdotes,  para que le sirvan solos en completa Santidad, porque el que sirve a dos señores, querrá al uno y al otro lo va odiar. Y es que a Pedro le entrega las llaves del cielo, no hay un sólo Ángel en el Cielo al que El Señor le haya dado tanta autoridad, y es que Ellos velan por Nuestras ALMAS cuando estamos en pecado. Solo Ellos nos pueden perdonar y regresan Nuestros pasos por la Senda de la Santidad.

En dos mil años,  jamás se había pensado que los Sacerdotes se puedan casar, ellos por sus obligaciones y deberes con nosotros, por El Señor que los creó, que les da la dignidad de servirle al Señor cómo El Señor les sirvió a Ellos en el primer jueves Santo, que en la Consagración con sus Palabras hacen que, El Señor bajé del Cielo en Cuerpo y Alma y se quede en la Hostia Consagrada para nuestro alimento Espiritual.

Si a Abraham, que siendo sólo su amigo el Señor le exige el Hijo para saber hasta dónde lo Quiere Abraham,  porque no les puede exigir a sus sacerdotes (que tienen muchísima más Dignidad que Abraham) que Ellos renuncien al mundo, al demonio y a la carné para consagrarse en completa libertad al Servicio del Señor.

Es que así ha sido por dos mil años y esto Está establecido en la Única Iglesia que Instituyó El Señor. Y NO HAY EN EL MUNDO NI EN EL UNIVERSO ENTERÓ QUIEN MANDÉ MAS QUE DIOS. EL QUE SE REVELÓ ESTÁ EN EL INFIERNO PAGANDO LA DESOBEDIENCIA EN CONTRA DE DIOS. Por lo tanto hay que decir un NO al matrimonio Sacerdotal, ellos son la Asamblea Santa que pertenece a DIOS. Es lo que hay.

Mentir es fácil lo difícil es explicarle a Dios, no te olvides que el diablo, es decir, el maligno es mentiroso y te llamará por tu debilidad, te llamará por tu pecado y te mantendrá unido a él. En cambio Dios siempre te llamara por tu nombre, nunca por tu pecado, es bueno entonces buscar por tu propia voluntad acercarte a Dios, asiste a misa cada domingo, para enterarse del evangelio y de lo que la iglesia católica nos comparte a través de los avisos al finalizar las misas.

Mira, es muy conveniente reflexionar en todo aquello que nos haya podido alejar de Dios, en eso consiste Examen de Conciencia, esto me hace que venga a mi mente una pegunta que le hicieron al Papa Francisco, ¿Qué consejos le daría a un penitente para hacer una buena confesión?, la respuesta del Papa Francisco fue: Que piense en la verdad de su vida frente a Dios, ¿qué siente?, ¿qué piensa? Que sepa mirarse con sinceridad a sí mismo y a su pecado. Y que se sienta pecador, que se deje sorprender, asombrar por Dios”.

El examen de conciencia consiste en reflexionar sobre aquellas acciones, pensamientos o palabras, que nos hayan podido alejar de Dios, ofender a los demás o dañarnos interiormente. Es el momento de ser sinceros con uno mismo y con Dios, sabiendo que Él no quiere que nuestros pecados pasados nos opriman, sino que desea liberarnos de ellos para poder vivir como buenos hijos suyos.

Y Ahora entonces cabría preguntarse ¿Por qué confesarse? El Papa Francisco nos explica que “el perdón de nuestros pecados no es algo que podamos darnos nosotros mismos. Yo no puedo decir: me perdono los pecados. El perdón se pide, se pide a otro, y en la Confesión pedimos el perdón a Jesús. El perdón no es fruto de nuestros esfuerzos, sino que es un regalo, es un don del Espíritu Santo”.

Señor no soy digno que entres a mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanar mi Alma… Humildad como la del Centurión. Que Dios sea la roca donde se apoya tu vida.

Monterrey, Nuevo León

Noviembre 12, 2019

ENTRE GRIEGOS Y TROYANOS

Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García

E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com

Facebook: Fernando DelaFuente García

Twitter: @FerranFercho

WhatsApp: 4444-16-9864

QUE DIOS SEA LA ROCA DONDE SE APOYA TU VIDA

1 Comment

  1. Me parece estupendo leer este artículo creo que es necesario compartirlo para que nos enteremos más personas y defendamos el derecho a la vida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.