El aborto, la confrontación que viene

¿Es el aborto un asesinato legal?// ¿Tiene el feto derechos frente a la madre?// Legislar con base en criterios dogmáticos// Poder decidir sobre su salud, su cuerpo y su vida sexual: un derecho humano//  Los abortos inseguros matan a miles de mujeres en nuestro país.

Los diputados del  Congreso local están a un paso de tomar una decisión que desatará pasiones: autorizar o rechazar que sea legal la interrupción del embarazo.

De acuerdo con el anuncio del diputado Rubén Guajardo, presidente de la comisión de justicia, es probable que a finales de este mes esté listo el dictamen de ley que propone legalizar el llamado “aborto inducido”.

Los legisladores ya están sufriendo presiones de los grupos interesados en el tema. De un lado están los conservadores cercanos a la jerarquía católica y al Partido Acción Nacional que presionan para que la iniciativa se rechace. En el bando contrario se encuentran grupos feministas, defensores de derechos humanos y ciudadanos que rechazan que se hagan leyes a partir de ideologías y prejuicios religiosos. Están en contra de la criminalización de las mujeres que abortan, ven en el aborto clandestino un problema de salud pública, defiende el Estado laico y piden proteger el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

Algunos diputados y diputadas ya han dado a conocer cuál sería el sentido de su voto. La mayoría de los de Morena están a favor de autorizar la interrupción legal del embarazo. Aunque sus aliados del Partido del Trabajo y el Partido Encuentro Social no se han comprometido todavía. Los del PAN se oponen de manera definitiva. Y en cuanto al PRI todavía no se ve claro por dónde se inclinará su voto colectivo, salvo en el caso de una diputada que argumentando un voto de conciencia ha manifestado estar a favor de la iniciativa. Por su parte el Verde Ecologista, el PRD (ahora con diputados presuntamente independientes), Conciencia Popular y Nueva Alianza aún no se han pronunciado.

Argumentos y prejuicios que alimentan el debate.

Antes de pasar a exponer los argumentos a favor y en contra del aborto es oportuno establecer que ésta práctica en México es legal en algunas circunstancias: Primero. Si el embarazo es resultado de una violación. Segundo. Si el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer y Tercero. Cuando es provocado accidentalmente.

Dicho lo anterior sigamos adelante.

Los que se oponen alegan que el aborto es un asesinato legal. Que es contrario a la ley de Dios. Que la vida humana es sagrada desde la fecundación del óvulo. Que practicar un aborto es una forma de negar el derecho a vivir y que equivale a una sentencia de muerte. Que es un acto moralmente reprobable. Que el feto, sin importar el momento de la gestación en que se encuentre, es una persona con derechos plenos. Que el niño(a) (nonato) tiene derechos frente a la madre. Que un feto dentro del vientre materno no puede defenderse.

Ahora bien, en cuanto a los argumentos de los que están a favor sobresale el que afirma que la despenalización del aborto es una demanda civilizatoria que no intenta atentar contra la vida, sino enfrentar un problema de salud pública y defender los derechos de las mujeres como seres humanos. Rechazan que las iglesias -sobre todo la católica- presionen para que se legisle con base en criterios dogmático-religiosos. Consideran que el Estado laico y el laicismo son condición indispensable para el desarrollo libre de las sociedades, sobre todo en materia de sexualidad y reproducción. Al respecto afirman que la separación entre la Iglesia y el Estado deben mantenerse y fortalecerse. Por ello critican con dureza el complot patrocinado por el Partido Acción Nacional y la jerarquía católica orientado a reventar la iniciativa pro-aborto.

Las mujeres partidarias de esta causa sostienen que poder decidir sobre su salud, su cuerpo y su vida sexual es un derecho humano básico. Ellas deberían tener derecho a tomar decisiones sin miedo, violencia o discriminación. Pero en la actualidad se les intimida, discrimina y encarcela por tomar decisiones sobre su cuerpo y su vida. Las mujeres y las niñas son quienes padecen en mayor medida  problemas de salud sexual y reproductiva, sus derechos sexuales y reproductivos son violados con mayor frecuencia. Denuncian, sobre todo las feministas, que a una mujer no le proporcionan anticonceptivos porque no tiene el permiso de su marido. Que a una adolescente se le niega la interrupción del embarazo que podría salvarle la vida porque el aborto es ilegal en su país.

Afirman que en México hay miles de mujeres que quieren abortar y que se ven obligadas a recurrir a la clandestinidad y a métodos que ponen en peligro su vida. Que los abortos inseguros matan a miles de mujeres al año en nuestro país.

Como puede observarse el tema es complejo, divide la opinión de la sociedad. Por ello es fácil pronosticar que las y los diputados van a pasar momentos difíciles para aprobar o rechazar la iniciativa de ley que pretende despenalizar la práctica del aborto.

 POSTDATA.

Por cierto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) legalizó en agosto pasado la NOM 046-SSA2-2005, que ordena a todos los hospitales públicos interrumpir los embarazos que son resultado de una violación sin necesidad de que la víctima denuncie el delito ante un Ministerio Público. Con esta decisión  la SCJN no ha dejado espacio para la discreción. El gobierno federal y los gobiernos estatales a través de sus instituciones de salud tienen la obligación de prestar este servicio.

ÁNGEL CASTILLO TORRES / Panóptico / San Luis Potosí, S.L.P. / Octubre 14 de 2019.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.