Todos somos criaturas de Dios pero no todos son hijos de Dios

La gente distinta es la que hace la diferencia, un bautizado es el que siempre marcara la diferencia en sus acciones: en la honestidad, la integridad, la sinceridad, la humildad. Es el reflejo de la grandeza de Tú corazón y la riqueza de tus sentimientos. Gracias, en el bautismo, nos hace ser criaturas de bien, y por eso somos salvadas por el único salvador que es Cristo, el salvador de todos los hombres.

Esas potencialidades tú las vas a descubrir acudiendo a Misa, en la Eucaristía, poco a poco, eso es lo más hermoso, lo más bello, lo más majestuoso, que Dios concede a través de Jesús. Esa filiación adoptiva, de amor, de belleza, de misericordia, de compasión y de capacidad total, como yo digo. Dios y el hombre capacidad total. Hoy en la festividad de nuestra señora del Rosario, en muchas iglesias habrá renovación de los votos bautismales.

En el catecismo de la iglesia católica, vemos en su estructura que el Plan de este catecismo, se inspira en la gran tradición de los catecismos, los cuales articulan la catequesis en torno a cuatro «pilares»: La profesión de la fe bautismal (el Símbolo), Los sacramentos de la fe, La vida de fe (los Mandamientos), y La oración del creyente (el Padre Nuestro).

PRIMERA PARTE: LA PROFESIÓN DE LA FE. Los que por la fe y el Bautismo pertenecen a Cristo deben confesar su fe bautismal delante de los hombres (cf. Mt 10,32; Rm 10,9). Para esto, el catecismo expone en primer lugar en qué consiste la Revelación por la que Dios se dirige y se da al hombre, y la fe, por la cual el hombre responde a Dios. El Símbolo de la fe resume los dones que Dios hace al hombre como Autor de todo bien, como Redentor, como Santificador y los articula en torno a los «tres capítulos» de nuestro Bautismo — la fe en un solo Dios: el Padre Todopoderoso, el Creador; y Jesucristo, su Hijo, nuestro Señor y Salvador; y el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia.

SEGUNDA PARTE: LOS SACRAMENTOS DE LA FE. La segunda parte del catecismo expone cómo la salvación de Dios, realizada una vez por todas por Cristo Jesús y por el Espíritu Santo, se hace presente en las acciones sagradas de la liturgia de la Iglesia particularmente en los siete sacramentos.

TERCERA PARTE: LA VIDA DE FE. La tercera parte del catecismo presenta el fin último del hombre, creado a imagen de Dios: la bienaventuranza, y los caminos para llegar a ella: mediante un obrar recto y libre, con la ayuda de la ley y de la gracia de Dios. Mediante un obrar que realiza el doble mandamiento de la caridad, desarrollado en los diez mandamientos de Dios.

CUARTA PARTE: LA ORACIÓN EN LA VIDA DE LA FE. La última parte del catecismo trata del sentido y la importancia de la oración en la vida de los creyentes. Se cierra con un breve comentario de las siete peticiones de la oración del Señor. En ellas, en efecto, encontramos la suma de los bienes que debemos esperar y que nuestro Padre celestial quiere concedernos

Muchas veces nos peguntan, si es lo mismo, que todas las religiones tienen un mismo Dios y que todos somos hijos de Dios, y ahí empieza la confusión, porque todos somos criaturas de Dios, y ¿Por qué todos somos criaturas de Dios pero no hijos de Dios? vamos a que sea el mismo José Garrido, el que nos comparta sus puntos teológicos de vista acerca de esta gran reflexión sobre el ser hijos de Dios.
Somos criaturas de Dios porque tenemos la misma naturaleza humana, la misma dignidad, todos somos amados por Dios, eso es lo que nos identifica, nos une, y nos da una identidad humana ante Dios.

Mira, no debemos confundirnos, no todos somos hijos de Dios, eso tiene un significado distinto, o acaso, te puedes preguntar, Alá, Confucio, Mahoma, o cualquier Dios hindú, ¿Son hijos de Dios? solo Jesús es el hijo único del Padre. Y por esta razón y Jesús y nosotros por el bautismo, atención, bien, por el bautismo, nos hacemos hijos en el hijo, y somos transformados así en hijos adoptivos de Dios. de tal manera que , no debemos confundirnos y debemos de defender siempre como es nuestra fe cristiana.

Ahora, ¿Por qué muchos quieren decir que todas las religiones son iguales y que todos son hijos de Dios? continua diciendo Garrido, porque hay algo muy importante que es a nivel global, El nuevo orden mundial, lo que quiere es causar una confusión, basada más que nada en el proyecto político religioso que tienen, en el cual todos se van a supeditar a un pensamiento único, y ese pensamiento único en lo que se refiere a la parte religiosa, ingresa con lo que es “New Age”, la Nueva Era, es decir, tu eres libre, tienes el Dios que quieras, todo, pero tienes que pensar en esta forma, no importa el Dios que tenga, y ahí entra, o se genera o se da inicio a la confusión.

Y esa confusión, es decir, todos somos hijos de Dios, todos somos iguales, y da lo mismo, que seas de Confucio, de Alá, Mahoma o de otros dioses, eso, no es cierto, eso es la gran mentira en estos siglos de pos modernidad, en los últimos tiempos tratan de imponernos, para causar una confusión.

Si acudimos a San Juan 1 12 ¿Qué es lo que dice?, atención, Garrido, continua diciendo, ahora bien, -más a todos los que lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios- entonces ahí radica la principal diferencia, hijos de Dios solo los cristianos bautizados, por eso el catecismo abunda en todo eso, da una descripción completa porque la gracia de Dios que se nos concede en el bautismo nos da todas las potencialidades, no solo para quitarnos el pecado original, sino para convertirnos en hijos adoptivos.

¿Y por qué somos hijos adoptivos? Es muy simple también, porque si tenemos en claro que Jesús es hijo natural de Dios, ser hijo por su naturaleza, por su esencia, que es la segunda persona de la Trinidad como todo católico lo sabe perfectamente, pero en nosotros, es una relación filial adoptiva, ya no somos hijos naturales, hijo natural solo es Jesús, como hijo natural de Dios,

Y eso nos lleva a tener bien en claro, lo que es la adopción, porque somos adoptivos, ¿Qué cosa quiere decir la adopción? Garrido, quiere decir que por gracia, por misericordia, se nos concede esa filiación a través de Jesús. Las demás religiones, que no aman a Jesús, que no creen a Jesús, no pueden estar ni unidos a Jesús, ni unidos al Padre, porque Jesús mismo nos dice, quien ama a mí, ama al Padre, me conoce a mí, conoce al Padre, entonces, en las demás religiones no se da esa figura.

Y por lo tanto, debemos distinguir que todos somos criaturas de Dios, pero no todos somos hijos de Dios. Ahora bien, Garrido, continúa diciendo, del otro lado, otro aspecto más que nos distingue, y esto ya tiene que ver por la filiación que nos da a través de nuestra santísima Madre, la Virgen María,

Cristo al encarnarse con la filiación de María nuestra madre, fusionó su filiación eterna divina, con la humana de María, entonces así comunicamos su filiación eterna, la filiación eterna con Jesús, se debe a la filiación que existe humana con María, y ese es otro aspecto que distingue también de las demás religiones,
En esta forma se dice también que somos hijos de Dios por Cristo en María.

Los demás ¿Aman a María?, las demás religiones, incluido nuestros hermanos evangélicos, o protestantes ¿Aman a María? Continua Garrido, Ahí, hay un misterio respecto a ellos, en cuanto a su diversidad de iglesias que tienen. Porque hacen su bautismo, pero es la gracia de Dios, si ese bautismo, no es como lo señala nuestro catecismo en el punto 265, para que tenga validez.

Porque el bautismo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, no solamente purifica de todos los pecados, hace también del neófito una nueva criatura, y eso lo realiza un sacerdote, esa vía es, hasta cierto punto una bendición, entonces somos hijos adoptivos de Dios por esa razón, de que recibimos el Espíritu Santo en el bautismo.

Continua Garrido, y dice, el propio catecismo, en el punto 12 66 dice, La Santísima Trinidad, da al bautizado la gracia santificante, la gracia de la justificación, que le hace capaz de creer en Dios, también dice, le concede por bien vivir y obrar bajo la moción del Espíritu santo, también dice, le permite creer en el bien, mediante las virtudes morales, o sea todo el organismo de la vida sobrenatural del cristiano, tiene su raíz en el santo bautismo,

Podemos nosotros seguir infinidades de puntos del catecismo, pero ustedes pueden seguir investigando punto 12 13, punto 12 43, punto 12 50, punto 12 70, punto 12 76, y hay una unidad, una conexión de interpretación, que no puede poner en duda a nadie, de que somos hijos de Dios los bautizados. Por el perdón del pecado original que se nos concede, porque es el fruto del bautismo, y porque nos convertimos, en hijos adoptivos.

Quisiera compartir una exhortación, porque en primer lugar, tenemos que dar gracias a nuestros padres, que nos bautizaron, porque ahí recibimos todas las potencialidades que solo vamos a poder descubrirlas cuando nos entregamos ante el señor, cuando nos abandonemos, cuando comencemos a hacer la voluntad de él, y no la voluntad de nosotros, o de cualquiera otro.

Gracias, en el bautismo, nos hace ser criaturas de bien, y por eso somos salvados por el único salvador que es Cristo, el salvador de todos los hombres, esas potencialidades tú las vas a descubrir acudiendo a misa, en la Eucaristía, poco a poco, eso es lo más hermoso, lo más bello, lo más majestuoso, que Dios concede a través de Jesús. Esa filiación adoptiva, de amor, de belleza, de misericordia, de compasión y de capacidad total, como yo digo. Dios y el hombre capacidad total.

Intento ser fuerte decía una chica, pero a veces llega un punto en que ya no puedo más. Puedes desilusionarte de las iglesias, de los pastores y aun de los cristianos, pero jamás lo utilices como pretexto para alejarte de Dios, Él es fiel. No somos santos, ni perfectos, pero decidimos aceptar el llamado del Señor para comenzar un proceso de cambio en nuestras vidas. No me juzgues, mejor ayúdame en la lucha para ser mejor.

Sabes, cuando uno se calma, entiende; cuando sabemos esperar, todo llega; cuando sonreímos, recibimos sonrisas; si respiramos lento, baja el miedo; cuando perdonamos, nos liberamos; cuando cambiamos, afuera cambia. Este camino es fácil, si primero elegimos que queremos, para saber entonces que debemos hacer. El amor es como el fuego, si no se comunica se apaga. Y entonces aprendí que un día perfecto no es aquel en que todo sale bien, sino aquel que te deja un recuerdo hermoso para toda la vida.

La santa madre Iglesia desea ardientemente que se lleve a todos los fieles a aquella participación plena, consciente y activa en las celebraciones litúrgicas que exige la naturaleza de la Liturgia misma y a la cual tiene derecho y obligación, en virtud del bautismo, el pueblo cristiano, Hoy 7 de octubre en la festividad de nuestra señora del Rosario, en muchas iglesias habrá renovación de los votos bautismales.

Hoy el Señor nos coloca contra la pared, poniendo en tela de juicio nuestro mismo cristianismo, nuestro amor a Dios… porque forzosamente el amor a Dios debe pasar por el amor al prójimo, es por eso que hoy nos ayuda a comprender quien es ese prójimo y si en realidad yo estoy cumpliendo con la segunda parte del mandamiento principal de los que decimos amarle. Ha llegado el día de reaccionar y actuar ante el reto que se nos presenta no vaya a ser que nos trague una ballena antes.

Los estadounidenses rodearán su país de costa a costa con el Santo Rosario. Haciendo un llamado para ganar una batalla espiritual a través del Santo Rosario, tal como se ganó la Batalla de Lepanto, que evitó que el Imperio Otomano invadiera Europa, de igual forma los fieles rodearán los Estados Unidos de costa a costa con el rezo de esta oración mariana.

La iniciativa, que recibe por nombre «Rosary Coast to Coast» – «El Rosario Costa a Costa»-, y tiene lugar en la fiesta de Nuestra Señora del Rosario y en la Hora de la Misericordia. Se llevará a cabo simultáneamente en todo Estados Unidos el 7 de octubre a las 4 p.m. Este; 3 p.m. Central; 2 p.m. Montaña, 1 p.m. Pacífico. El corazón de la nación estará inmerso en la Hora de la Misericordia», explican los organizadores en un folleto informativo.

Es muy importante para mí a manera de conclusión y motivado por las reflexiones de Garrido cuando dice “Cristo al encarnarse con la filiación de María nuestra madre, fusionó su filiación eterna divina, con la humana de María, entonces así comunicamos su filiación eterna, la filiación eterna con Jesús, se debe a la filiación que existe humana con María, y ese es otro aspecto que distingue también de las demás religiones, En esta forma se dice también que somos hijos de Dios por Cristo en María. Por consiguiente, voy a compartirles el siguiente cuentito de la tía Mary “fanática e idólatra” del Rosario.

Había una señora muy humilde, que vendía verduras en una vecindad. Cierto día, la tía Mary, (así era conocida por toda la vecindad) fue a vender sus verduras en la casa de un señor y allí perdió su rosario. Después de algunos días, la tía Mary volvió a esa casa, y este señor cuando la vio, enseguida buscó el Rosario encontrado, y burlándose le dijo así:
– Usted ha perdido a su Dios
– Ella respondió: ¿Yo? ¿Perder a mi Dios? ¡Nunca!
Entonces él sacó el rosario y le dijo:
– ¿No es este su Dios?
A lo que ella contesto:
– Gracias a Dios, el Señor me ha regresado mi Rosario. Muchas gracias.

– ¿Por qué no cambia señora este cordón con cuentas, por la Biblia? preguntó él.
Y ella humildemente respondió:
– Porque yo no sé leer, señor, y con el Rosario, yo medito toda la Palabra de Dios y la guardo en mi corazón.
– ¿Medita la palabra de Dios? ¿Cómo es eso? ¿Podría decirme cómo es eso?
– ¡Claro que sí!: respondió la tía Mary; y tomando el Rosario le dijo:
– Cuando yo tomo la Cruz, recuerdo que el hijo de Dios derramó su Sangre en la Cruz, para Salvar a la humanidad; Esta primera cuenta gorda me recuerda que hay un solo Dios omnipotente; Estas tres cuentas pequeñas me recuerdan las tres personas de la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esta cuenta gorda me recuerda la oración que Jesús mismo nos enseñó, que es el Padre Nuestro.

El rosario tiene cinco misterios, que me recuerdan a las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo, cuando cargó la Cruz. Y cada misterio tiene diez Ave Marías, que me recuerdan a los diez mandamientos que Dios mismo escribió en las Tablas de Moisés. El Rosario de Nuestra Señora tiene veinte Misterios, que son: cinco Gozosos, cinco Dolorosos, cinco Luminosos y cinco Gloriosos.

Por la mañana, cuando me levanto para iniciar mi lucha llevando mi cruz del día, yo rezo los Misterios Gozosos, que me recuerdan el humilde hogar de MARÍA en NAZARET. Al medio día, en mi cansancio y fatiga del trabajo, yo rezo los Misterios Dolorosos, que me recuerdan el duro camino que recorrió Jesucristo para llegar al Calvario. Cuando llega el final del día, con las luchas que a veces perdemos, por haber olvidado que Dios está conmigo y que con Él todo lo puedo.

Yo rezo los Misterios Gloriosos, que me recuerdan que Jesús le ganó a la muerte para darnos la Salvación a toda la humanidad. Y finalmente cuando me voy a dormir con la gracia de Dios, le doy gracias a ese mismo Dios que siempre es nuestra luz, que está pendiente de todos, así como invitándonos a ir a Él y esperando por nosotros con mucho amor, con el rezo de los Misterios Luminosos. Y ahora, dígame: ¿Por qué me dice que perdí a mi Dios?

Él, después de escuchar todo esto, le dijo con lágrimas en los ojos a la humilde señora:
– Yo, NO SABÍA que ese Rosario era un instrumento para meditar las grandezas de Dios. A mí me habían hecho creer que era un ídolo, y que ustedes los católicos lo adoraban; y por ello, ustedes eran unos idólatras. Perdón por hablarle y juzgarle, sin haber averiguado primero. Por amor a Dios enséñame tía Mary… a rezar el Rosario. No te guardes esta catequesis. Muchos no saben que por medio del Rosario meditamos la vida y obra de Jesús y citamos citas bíblicas en forma de oraciones. Enseñemos a nuestros niños y a los adultos a rezar El Rosario.

El rezo del rosario es nuestra arma más valiosa, más potente, más segura para combatir a la ideología de género que pretende destruir a la iglesia y con ello quiere acabar con la vida, que es la creación de Dios, y quiere acabar con las familias, y algo muy importante, esa ideología de género quiere terminar con la inocencia de nuestros niños desde la escuela, y que se olviden que en la casa familiar es el origen de nuestra fe porque las casa son pequeños templos de Dios.

Cristo, con su fuerza salvadora, nos está pidiendo que no permanezcamos indiferentes ante la injusticia, que nos comprometamos responsablemente en la construcción de una sociedad más cristiana, una sociedad mejor, para esto es preciso, que alejemos de nuestra vida el odio, que reconozcamos como engañosa, falsa e incompatible con su seguimiento, toda la ideología que proclame la violencia y el odio como remedios para conseguir la justicia.

El amor vence siempre, el amor vence siempre como Cristo ha vencido. El amor ha vencido, el amor vence siempre, aunque en ocasiones ante sucesos y situaciones concretas, pueda parecernos impotente. Cristo parecía impotente en la Cruz. Dios, siempre puede más.
San Juan Pablo II

ENTRE GRIEGOS Y TROYANOS
Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García
E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com
Facebook: Fernando DelaFuente García
Twitter: @FerranFercho
WhatsApp: 4444-16-9864
TODOS SOMOS CRIATURAS DE DIOS PERO
NO TODOS SON HIJOS DE DIOS

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.