El sentido del Mes de la Patria

Se llega el mes patrio y es común ver por doquier el grado de algarabía por el festejo del aniversario de la lucha por la Independencia de México; se observan banderas, sombreros y muchos adornos alusivos a la temporada, porque celebramos una fiesta nacional; la gente acude ataviada a la ceremonia del grito, misma que tiene lugar en las plazas principales de toda la República. De sobra resulta decir que el 16 de Septiembre hay que vivirlo y disfrutarlo, pero ante ello surge la interrogante: ¿Entendemos el significado de esta conmemoración?

La respuesta a la pregunta arriba planteada en algunos casos puede ser positiva, pero en otros tal vez no, y basta con evocar cuando hay gente que no otorga la seriedad y respeto a una ceremonia cívica, al escuchar el Himno Nacional, participar en el protocolo cuando la bandera está presente y peor aún: cuando se desconoce la misma historia de México, misma que detalla acciones que un día iniciaron hombres y mujeres, a quienes hoy llamamos héroes, que defendieron hasta con su vida a nuestra tierra que siglos atrás fue amenazada o dominada por naciones como España, Francia y Estados Unidos de América.

Hablar de la Independencia de México implica reflexión con respecto a que tanto se ha hecho para contribuir al progreso de este país, al tomar como ejemplo que gracias a la lucha encarnada por nuestros antecesores ahora se gozan derechos y condiciones de vida que antes eran impensables. Lo menos que podríamos hacer, como habitantes de esta nación, es demostrar esfuerzo evidenciado a través de esmero, asistencia y puntualidad en el trabajo o estudio.

Como habitantes de este gran país, llamado México, debemos contribuir de alguna manera para cambiar lo que no está bien en materia económica, política, social y cultural; deseable es que podamos planear proyectos de beneficio personal y colectivo, porque en nuestro entorno aún resta mucho por hacer; ojalá adoptemos el valor del patriotismo como un buen hábito que ayude a valorar más a nuestra tierra y su gente, que también sabe trabajar y/o estudiar a través de la cultura del esfuerzo.

Acorde a lo expuesto ha de mencionarse que en nuestro país todavía hay mucha gente que está dispuesta a realizar lo propio, y por ello a manera de grito pide a los gobernantes que asuman el papel que les corresponde, que sean ellos quienes pongan el ejemplo, que de verdad sirvan a la patria y no se sirvan de ella, ya que fue la misma ciudadanía quien les depositó la confianza para gobernar, y es frustrante descubrir que pareciera que hay una competencia para ver quién de los burócratas comete más arbitrariedades.

Al ser partícipe en los festejos de las fiestas patrias no está mal que se denote motivación al adornar espacios acordes a la fecha, o que pueda disfrutarse la gastronomía típica, que se compren banderas o matracas, y hasta el disfrute de espectáculos tradicionales; eso está bien mientras los excesos no sean una constante y se evite que esta temporada se convierta en una gran parranda o fiesta para beber y comer lo que se antoje, porque si es así podría decirse que el verdadero sentido de las fiestas patrias ya está olvidado.

Como habitantes de México debemos ser patriotas y no patrioteros, porque no habla bien de nuestra persona el hecho de decir “ganamos” cuando la selección mexicana de futbol obtiene un triunfo, y en cambio cuando el equipo tricolor pierde que lo primero que se hace es la búsqueda de culpables a más no poder. El ejemplo anterior puede parafrasearse a fin de que se asuma de una vez la responsabilidad correspondiente, porque adquirir el papel de víctima ante todo no es la solución, dado que en ocasiones nosotros mismos tenemos cierto grado de responsabilidad al no optar por mejores alternativas.

Nuestro país tiene muchas cosas buenas, no todo está mal, pensemos en lo que nuestra nación nos ha dado, por ello asumamos mayor compromiso, y ojalá podamos empezar por acciones sencillas como: respetar la fila, pagar impuestos, ayudar a los grupos vulnerables, estudiar, trabajar, cuidar el medio ambiente, no culpar de todo al gobierno (que a veces se deslinda de lo que le toca), evitar los chismes, cuidar el agua, sumarnos a las buenas causas, entre otros ejemplos más. Enhorabuena ¡Feliz día del inicio de la Independencia de México!

melchor_manuel@hotmai.com

JOSÉ MANUEL MELCHOR MORENO / Villa de Reyes, S.L.P. / Septiembre 16 de 2019.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.