No son formas


«Hay maneras para pedir las cosas», «no sean nacas», «se ven más mal ustedes».

La resistencia feminista está creciendo en México, no por coincidencia, sino por reacción a las violencias vividas. Anteriormente, en mi artículo «Ley de la inercia» hablo de cómo ésta refleja lo que pasa con las mujeres y el movimiento feminista. Verá, no es que nos levantemos enojadas, que estemos en nuestros días, que no tengamos otra cosa que hacer o que no tengamos suficientes platos que lavar en nuestras casas; es que estamos hartas.

Mujeres violadas por policías, por desconocidos, por autoridades. Mujeres que piden justicia siendo revictimizadas, expuestas y amenazadas. Mujeres que no se quedan calladas y que son ridiculizadas por exigir justicia.

¿Brillantina?

Las sufragistas utilizaban bombas y consiguieron el voto. Nosotras solamente exigimos poder vivir libres y sin miedo.

Usamos brillantina, sí, la misma que utilizábamos en primaria para hacer trabajos en cartulinas. Insignificante brillantina. Brillantina para recordarle a este país feminicida lo hartas que estamos, de vivir con miedo, de estar paranoicas todo el maldito día.

Fuego, aerosol y vidrios rotos. Violadas, asesinadas, empaladas, golpeadas, con vidrios en los órganos, dentro de una maleta, descuartizadas, enrolladas en una cobija. No veo la comparación, simplemente no puedo verla.

Si esa no es la forma ¿Entonces cuál es? Cuando violan a su hija, a su amiga o a su prima cuatro policías. Cuando denuncia y la exponen para que no le dé seguimiento. Cuando ya intentó por todos los medios legales y solamente obtiene burlas y amenazas. Cuando hay más de 1,199 feminicidios registrados en lo que va del 2019.

Un monumento dañado, es un acto simbólico, un acto político. Un monumento que esta ahí para recordar la libertad es lo que NO nos representa. El ángel de la independencia no me representa, no somos independientes, no como país, ni mucho menos como personas. No hay independencia, no hay libertad, no en un país donde son asesinadas 9 mujeres al día.

¿No se ha dado cuenta del país en el que vive? ¿O son mas bien sus privilegios los que no le dejan ver?

En este país no hay libertad para las mujeres. Vivimos con miedo e injusticias. Todos los días somos violentadas, en la calle, en nuestra familia, en nuestro trabajo. Verá: no nos basta con trabajar y con tener el voto, queremos vivir.

Amigas, compañeras, primas y contactos de mis redes: si mañana faltan ustedes, no pararemos hasta que se haga justicia, sean o no sean feministas, crean o no crean en nuestra causa. Llenaremos de brillantina todo lo que sea necesario. Se destruirá lo que se tenga que destruir hasta ser escuchadas. Haremos todo y de todas las formas hasta que se caiga, porque #SeVaACaer.

Su violencia e indiferencia hace que este movimiento crezca. Nada es «de a gratis». Cada vez somos más y más unidas que nunca.

¿Que no estamos logrando nada? Solo escuche nuestro ruido.

#YoFui #FuimosTodas #EllasSiMeRepresentan

Twitter: @danielaolro

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.