Los Perros en el Área de Salud

Este 19 de agosto, en el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, se rinde tributo a todas aquellas personas y profesionales que se dedican a ayudar a otros, como médicos, enfermeras o rescatistas. Además de las aportaciones humanas es importante reconocer también la valiosa labor de los perros que apoyan en diversas actividades de rescate, terapia, asistencia y como compañía para miles de personas en todo el mundo.

En ocasiones desconocemos las aportaciones médicas o beneficios que han aportado a la calidad de vida de miles de personas que viven con capacidades diferentes y algunos ejemplos de su asistencia en el área de salud son:

  • Perros de servicio para discapacidad motriz: Su entrenamiento está enfocado en mover silla de ruedas, encender y apagar luces, portar objetos, abrir y cerrar cajones y puertas, ayudar a desvestir al usuario, dar apoyo en traslados y ayudar en caídas.
  • Perros de autismo especializados en niños con TEA: Este tipo de perros cuentan con un entrenamiento específico para actuar como ancla para evitar las conductas de fuga, interrumpir cuando el niño se está lastimando por conductas de estereotipias; y saben salir de casa atados al paciente y logran prevenir accidentes.
  • Perros señal para personas con sordera: Se les enseña para avisar a las personas con discapacidad auditiva de los diferentes sonidos e indicar la procedencia de estos.
  • Perros para personas con epilepsia e hipoglucemia: Brindan asistencia en caso de emergencia, alertan en caso de crisis y son entrenados para avisar y asistir al paciente, funcionan como ancla para prevenir un ataque.

Los perros de asistencia cuentan con un proceso de selección y entrenamiento especial, el cual se basa en los siguientes pasos:

  1. Etapa de gestación: Durante la etapa de gestación y lactancia, las hembras van a transferir ácidos grasos del tejido corporal a los cachorros; lo que hace que sus crías a las seis semanas de edad hayan adquirido aproximadamente el 70% de la masa cerebral adulta. Por tal motivo, es importante darle un alimento con un buen aporte de DHA durante esta etapa, éste va ayudar a estimular el desarrollo óptimo de su cerebro y retina, como resultado será un cachorro más inteligente y fácil de adiestrar.
  2. Selección del perro: Se realiza un análisis de las características que debe cubrir el perro para la asistencia determinada, en gran medida depende de su temperamento, sensibilidades y sus habilidades para cumplir la labor de asistencia.
  3. Entrenamiento personalizado para el usuario: Durante 6 a 12 meses el perro recibe un entrenamiento especial de acuerdo con las necesidades esenciales del próximo usuario. Los perros de asistencia logran obediencia avanzada que les permite dormir con el humano para asistir en cualquier emergencia, ser amistosos para actuar como vínculo para socializar y lograr que el paciente entre a cualquier establecimiento o lugar público sin problemas de conducta o higiene.

En esta etapa, el cachorro necesitará de alimento alto en proteína animal, que le permita alcanzar su máximo potencial en el proceso. Un ejemplo de este tipo de alimento es Eukanuba® Puppy de acuerdo con la talla del cachorro, puesto que además de los altos niveles proteicos también está adicionado con DHA lo que facilitará el entrenamiento en esta etapa. Cuando el perro es adulto necesitará de alimento que le permita alcanzar su máximo potencial, aquí será importante elegir un alimento de perro adulto que cuente con alta concentración energética que permita que el perro logre gran exigencia física y que cubra con las necesidades de una dieta rica en nutrientes y calorías que lo ayuden a mantener una condición atlética.

  1. Entrega de certificado: Después del riguroso entrenamiento el perro recibe un certificado y deberá portar su chaleco para que sea distinguido por su labor.
  2. Acoplamiento al usuario: Durante un mes aproximadamente el perro estará en acoplamiento intensivo con el usuario con el objetivo de conocerse y adaptarse.
  3. Evaluaciones periódicas: Se realizan evaluaciones quincenales o mensuales para la revisión del desempeño del perro de asistencia y mejoría del paciente.
  4. Visitas cada seis meses: Con la finalidad de dar seguimiento personal al paciente y al perro se realizan visitas a domicilio una vez por semestre.

En México existen pocas asociaciones de perros de asistencia, una de ellas es PAM (Perros de Asistencia de México), quién se distingue por mantener el compromiso de brindar la oportunidad a personas con discapacidad motriz, autismo y sordera de tener un perro de asistencia de calidad internacional que los ayude a mejorar su calidad de vida.

Este 19 de agosto hagamos un llamado para respetar a los perros de trabajo o asistencia, cuando te encuentres en algún espacio público o privado, evita acarícialos o llamar su atención para no distraerlos, recuerda que están trabajando y necesitan estar concentrados. Hagamos conciencia y reconozcamos la valiosa labor de los perros de trabajo para miles de personas en todo el mundo.

Juan Serrat,
Presidente y fundador de PAM.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.