Enrique Galindo en la Mira de AMLO por Presuntos Actos de Corrupción

Compras millonarias, desvíos, tráfico de plazas, aviadores y otras irregularidades en la Policía Federal detectó la Secretaría de la Función Pública durante la gestión del maestro Enrique Galindo Ceballos, ex comisionado de la Policía Federal.

El periódico Reforma publicó este domingo un artículo titulado “Hallan en PF un cochinero”, donde detallan que dependencias federales detectaron una serie de anomalías en las que incurrió Galindo Ceballos y que continuaron con su subordinado Manelich Castilla, en una trama que se extiende hasta la Secretaría de Gobernación cuyo titular fue Miguel Ángel Osorio Chong.

Entre los cómplices de Galindo y Castilla en estos hechos de corrupción Frida Martínez, secretaria general de la PF; Jorge Márquez, oficial mayor de Gobernación; Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, quien solicitó a la Función Pública investigar los pagos millonarios en la compra y mantenimiento de aviones, helicópteros y patrullas con base a lo detectado por la Auditoría Superior de la Federación.

En los ejercicios del 2015 y 2016, periodo en los que Enrique Galindo Ceballos fue el comisario de la Policía Federal, contrató el mantenimiento de las flotillas terrestres y áreas por 890 millones de pesos, pero solo solventó 467 millones de pesos; y la empresa favorecida no contaba con el personal capacitado para dar el servicio.

Otros casos bajo la lupa por posible corrupción, es la compra de 40 vehículos por un monto exagerado de más de 83 millones de pesos; la compra de un sistema de inteligencia conocido como “Rafael” por 2 mil 458 millones de pesos al ejército de Israel, “sin que hasta ahora haya dado resultados”.

Se detectaron también anomalías de Galindo y Manelich en el gasto en hospedaje, alimentación y apoyo logístico por más de 8 mil millones de pesos; y por transporte de personal, realizaron pagos improcedentes por más de 6 mil millones de pesos.

Enrique Galindo tendrá que enfrentar la justicia federal, luego de que también se le vinculó junto con Osorio Chong de haber incitado a los policías federales a rebelarse en contra del presidente López Obrador cuando comenzó la liquidación de la corporación para convertirla en la Guardia Nacional, rebelión que fue considerada un “ensayo” de un golpe de Estado a la “Cuarta Transformación”.

Al iniciar el nuevo sexenio, Galindo Ceballos se convirtió en empresario de medios al adquirir una franquicia de la agencia noticiosa Quadratín, en la que publica las columnas de los periodistas que más atacan al presidente López Obrador como Ricardo Alemán y Pablo Hiriart, que están en la lista de los “chayoteros” que más millones de pesos cobraron en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En las elecciones del 2018 Galindo fue impulsado por Osorio Chong como aspirante al Senado por San Luis Potosí, y no le dieron la candidatura por instrucciones del mismo Peña Nieto y el gobernador Juan Manuel Carreras para imponer al empresario Luis Mahbub.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.